Busto de Augusto

Busto de Augusto


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Una historia del mundo en 100 objetos: busto de Augusto

César Augusto derrotó a Marco Antonio y Cleopatra en la batalla de Actium y tomó posesión de Egipto en el año 31 a. C. Luego se convirtió en una provincia romana y se erigieron estatuas del emperador Augusto en todo el país.

Como joven líder, comprendió la necesidad de comunicar su autoridad personal a sus súbditos y estas estatuas, que se encuentran no solo en Egipto sino en todo su vasto imperio, ayudaron a lograrlo. Esta pieza es una cabeza de mármol romana de Italia fechada entre el 1 al 40 a. C.

Sobreviven más de 250 de estos característicos retratos. Aunque tenía 76 años cuando murió, Augusto siempre fue representado como un joven en su mejor momento y su imagen se hizo en proporciones perfectas basadas en las nociones clásicas griegas de la forma humana ideal. Se convirtió en un símbolo perdurable de su poder y, como tal, aparece en la sección de la exposición dedicada al poder y la filosofía.

• Cada martes, Arts & amp Life se centrará en un artefacto que se exhibirá como parte de Una historia del mundo en 100 objetos, una exposición que se extenderá hasta el 1 de agosto en Manarat Al Saadiyat en la isla Saadiyat, Abu Dhabi.


Réplica del busto de Augustus

Si no está completamente satisfecho con algo que haya comprado en la tienda en línea, comuníquese con el Servicio de atención al cliente dentro de los 14 días posteriores a la entrega.

Una réplica de mármol del busto del antiguo emperador romano Augusto.

Este adorno forma parte de una gama para acompañar la exposición del Museo Británico. Nero: el hombre detrás del mito.

El llamativo busto ha sido elaborado con mármol de Carrara acabado a mano y se basa en una pieza original que se encuentra en los Museos Vaticanos, Roma. Augusto, que gobernó entre el 27 a. C. y el 14 d. C., fue el primer emperador romano y responsable de la notable expansión del Imperio Romano a principios del siglo I d. C. Su reinado se caracterizó por importantes avances políticos y domésticos, a pesar de sus infames conflictos con Mark Anthony y Cleopatra. Augusto murió a los 75 años, y muchos creen que fue envenenado por su esposa Livia para que su hijo Tiberio se convirtiera en Emperador.

Un adorno espectacular para un amante de la historia de la antigua Roma.

  • Código del producto: CMCN533000
  • Peso del producto: 0,32 kg
  • Dimensiones: H14 x W6 x L10cm
  • Marca: Museo Británico
  • Exposición: Nero: el hombre detrás del mito
  • Material: mármol de Carrara patinado a mano
  • Peso del envío: 0,36 kg

Una réplica de mármol del busto del antiguo emperador romano Augusto.

Este adorno forma parte de una gama para acompañar la exposición del Museo Británico. Nero: el hombre detrás del mito.

El llamativo busto ha sido elaborado con mármol de Carrara acabado a mano y se basa en una pieza original que se encuentra en los Museos Vaticanos, Roma. Augusto, que gobernó entre el 27 a. C. y el 14 d. C., fue el primer emperador romano y responsable de la notable expansión del Imperio Romano a principios del siglo I d. C. Su reinado se caracterizó por importantes avances políticos y domésticos, a pesar de sus infames conflictos con Mark Anthony y Cleopatra. Augusto murió a los 75 años, y muchos creen que fue envenenado por su esposa Livia para que su hijo Tiberio se convirtiera en Emperador.


# 2 Fue el principal responsable de los dos siglos de Pax Romana

Ha habido guerras frecuentes en la República Romana durante siglos. La victoria de Augusto en Actium en 31 a. C. puso fin a las largas guerras civiles y transformó la decadente república en un régimen monárquico estable. Inició un período de relativa tranquilidad y expansión mínima en el Imperio Romano que duró durante dos siglos de 27 a. C. para 180 d.C. y es conocido como Pax Romana (Paz Romana). Se dice que la Pax Romana fue un & # 8220 milagro & # 8221 como antes, nunca había habido un período de paz tan largo en la historia de la región. A Augusto se le atribuye haber asegurado una paz duradera en el Imperio Romano a través de su genio administrativo y reformas que trajeron estabilidad y prosperidad.


Bustos de papel más grandes que la vida por jose lerma + hector madera

cuando uno piensa en crear un busto para conmemorar a un individuo en la historia, generalmente se dedica a esculpir su musa a partir de materiales sustanciales como terracota, mármol, madera, bronce. en cambio, jos & eacute lerma y hector madera utilizan materiales no convencionales para hacer sus estatuas. Los artistas nacidos en España y con sede en Estados Unidos usan papel para crear versiones abstractas de personas más grandes que la vida, el más reciente boxeador estadounidense retirado emanuel augustus. las coloridas representaciones ven a los artistas arrugando hojas de su medio elegido alrededor de una armadura como soporte, lo que resulta en versiones humorísticas, casi irreconocibles de sus temas.

Los bustos de papel de lerma y madera se exhiben actualmente en la galería saatchi de londres hasta el 3 de noviembre de 2013 y en el museo de arte contemporáneo de chicago hasta el 3 de diciembre de 2013.

jos & eacute lerma & amp h & eacutector madera
busto de emanuel augustus, 2012
papel
dimensiones variables
imagen cortesía de la galería saatchi

jos & eacute lerma & amp h & eacutector madera
la condesa, 2012
papel
dimensiones variables
imagen cortesía de los artistas

jos & eacute lerma & amp h & eacutector madera
la condesa y la madrina, 2012
papel
dimensiones variables
imagen cortesía de los artistas

jos & eacute lerma & amp h & eacutector madera
el credencialista, 2012
papel
dimensiones variables
imagen cortesía de la galería andrea rosen


Busto de Augusto - Historia

Una enciclopedia en línea de emperadores romanos

DIR Atlas

Livia (esposa de Augusto)

Donna Hurley

Introducción

Livia, como la historia la conoce más a menudo,[[1]] era la esposa de Augusto durante más de cincuenta años, desde el 38 a. C. hasta su muerte en el 14 d. C., un tiempo asombrosamente largo en vista de la esperanza de vida en la antigua Roma. Aunque la certeza sobre su vida interior y la prueba de lo que consideraríamos una relación amorosa se pierde necesariamente para nosotros, podemos inferir lealtad genuina y respeto mutuo entre los dos. Permanecieron casados ​​a pesar de que ella no le dio ningún hijo. La posición de Livia como primera dama de la casa imperial, sus propias conexiones familiares, su personalidad segura y su riqueza privada le permitieron ejercer el poder a través de Augusto y por su cuenta, durante su vida y después. Todos los emperadores julio-claudianos fueron sus descendientes directos: Tiberio era su hijo Gayo (Calígula), su bisnieto Claudio, su nieto Nerón, su tataranieto.

Ascendencia y matrimonio con Octavio

Livia nació como Livia Drusilla en el 58 a. C.,[[2]] la hija de M. Livius Drusus Claudianus y Alfidia. Su madre, evidentemente hija de un magistrado de una ciudad italiana, no tenía un pedigrí impresionante. Su padre, por otro lado, nació Appius Claudius Pulcher y fue adoptado cuando era un infante por M. Livius Drusus, tribuno en 91 AC. Livia llevaba así la sangre y el prestigio de ambos Livii y el patricio Claudii, familias acostumbradas desde hace mucho tiempo al poder.[[3]] Livia tuvo una segunda conexión con el gens Claudia así como. Su primer marido fue Ti. Claudio Nerón, y con él tuvo dos hijos. Su primer hijo, que se convertiría en emperador. Tiberio, nació en el 42 a. C. y llevaba el nombre de su padre. Estaba embarazada de seis meses de un segundo hijo cuando se casó. Julio César Octaviano (quien sería conocido como Augusto después del 27 a. C.) el 17 de enero del 38 a. C., y pronto produjo a Nerón Claudio Druso, a veces denominado "Druso el Viejo". Su primer marido, Nero, participó voluntariamente en este traslado de su esposa y estuvo presente en el banquete de bodas. A Livia se le había concedido la exención del período de espera obligatorio de diez meses que se exige a una mujer viuda o divorciada antes de volver a casarse con el argumento de que Nerón y su nuevo marido habían acordado la paternidad del hijo que venía. Para liberarse de su primer matrimonio, Octavio Se divorció de su primera esposa, Escribonia, quien acababa de dar a luz a una hija, Julia, que sería su única hija natural. Cuando Nero murió unos años después, los dos hijos de Livia se fueron a vivir con ella y su esposo.[[4]]

A pesar de que Livia era una hermosa joven con quien Octavio se suponía que se había enamorado rápidamente y que los dos parecen haber vivido felices juntos para siempre,[[5]] su matrimonio fue, en el fondo, político. Durante la contienda civil que siguió al asesinato de Julio César, su primer marido, Nero, se unió al partido de los asesinos y luchó en Phillippi. Después de que los republicanos fueron derrotados allí, se dirigió al partido de Marco Antonio, específicamente al hermano de Antonio, L. Antonio, y luego, después de la caída de Perusia en el 40, huyó a Sicilia donde Sex. Pompeyo atraía a restos de la clase alta de Roma. A partir de ahí, él y Livia y su hijo pequeño. Tiberio se trasladó a Grecia. La amnistía para los seguidores de Antonio les permitió regresar a Roma en el 39. Octavio, el "sol naciente", necesitaba conexiones con aristócratas como Nerón para proporcionar un aura de respetabilidad republicana a su creciente poder, y el matrimonio con Livia lo aseguró. Ella trajo a esta unión no solo su ascendencia liviana y claudiana, sino también a sus dos hijos, Tiberio y Druso, herederos del distinguido Claudio Nerones. Como para Octavio, ya no necesitaba a Escribonia porque Pompeyo, con quien tenía una conexión familiar,[[6]] Ya no tenía que ser conciliado. Las fuentes antiguas no especulan sobre los sentimientos de Livia, pero probablemente estaba feliz de estar unida con un hombre más joven de tan abrumadora promesa. Nerón, recién indultado por Octavio, no tenía una opción real, pero era consciente de que no le hacía daño otorgar a su esposa el poder ascendente de Roma. Todos ganaron por el arreglo.[[7]]

La esposa

Según todos los informes, Livia desempeñó el papel de una esposa amorosa, obediente e incluso pasada de moda. Ella cooperó con Augusto' el estímulo de las mujeres de la clase alta para que se comportaran de la manera austera de una edad anterior cuando ella y otras mujeres de su hogar hilaban, tejían y le proporcionaban ropa. A veces lo acompañaba cuando viajaba desde Roma y siempre se desempeñaba como confidente y consejera de confianza. Cuando murió un amado bisnieto de Augusto (un hijo de Germánico, un niño pequeño llamado Gayo), se encargó de que la estatua del niño fuera colocada en sus aposentos privados.[[8]] Ella ignoró su notorio mujeriego, por lo que Tácito la llamó una "esposa fácil". "Cuando alguien le preguntó cómo y con qué curso de acción había obtenido una influencia tan dominante sobre Augustus, ella respondió que era siendo ella misma escrupulosamente casta, haciendo con gusto todo lo que le agradaba, sin entrometerse en ninguno de sus asuntos y, en en particular, pretendiendo no oír ni notar a los favoritos que eran objeto de su pasión ".[[9]] Su tolerancia no tiene por qué sorprender. El objetivo de un matrimonio romano era la formación de un hogar y la producción de hijos, no la gratificación sexual, que se podía encontrar en otros lugares. Desafortunadamente, ella nunca le dio a luz hijos vivos, un bebé prematuro murió.[[10]] Los herederos hubieran sido deseables, y es un tributo a su relación que Augusto no se divorció de ella porque no pudo producirlos. Los dos eran una sociedad.

Sin embargo, la afirmación de que ella no se entrometió en sus asuntos es falsa. La esposa obediente, que apareció en público sólo como un modelo de propiedad tradicional, ejerció una gran cantidad de poder privado. En el 35 a.C., Livia recibió sus primeras marcas oficiales de estatus, el derecho a administrar sus propios asuntos (es decir, controlar sus propios recursos financieros) sin un tutor y una concesión de sacrosancitas, la inviolabilidad de que disfrutaban los tribunos le daba la misma protección que Augusto tenía. También recibió una estatua pública, un honor casi único para una mujer en ese momento. En el 9 a. C. siguió una segunda estatua, aparentemente con la intención de consolarla por la reciente muerte de su hijo Druso y llamar la atención sobre ella como madre de hijos importantes. Ambos Tiberio y Druso se había vuelto más prominente debido a sus comandos militares. En la misma fecha se le dio el ius liberorum, el cobro de derechos otorgados a las madres de cuatro hijos, aunque ya poseía la emancipación que confería. Fue una referencia más a su papel maternal.[[11]]

Livia era rica por derecho propio y tenía su propio círculo de clientes a los que recompensaba. Lanzó la carrera de M. Salvius Otho, el abuelo de la Otho quien sería emperador brevemente en el 69 dC. Vivía en su casa, y fue a través de su favor que ingresó al senado. Consiguió el consulado para Monsieur Plautius Silvanus, hijo de su íntima amiga Urgulania. El matrimonio de su nieto, el futuro emperador. Claudio, para la hija de Plautio, Urgulanilla fue presumiblemente el resultado de su influencia también. Lo más importante es que ella tenía la oreja de su marido y él la suya. En una ocasión solicitó la ciudadanía para un galo, y aunque su solicitud no fue concedida, Augusto otorgó al hombre un premio alternativo. La historia sobre su recomendación de clemencia para el presunto conspirador Cn. Cornelius Cinna es una ficción, pero se desarrolló para ilustrar su poder de persuasión. Fue su riqueza, su buena apariencia y su inteligencia, combinados con el estatus de su esposo, lo que hizo posible su papel.[[12]]

Pero fue dentro de la familia donde Livia ejerció su mayor influencia, y fue por eso que la historia le asignó el papel de madrastra malvada, ambiciosa para sus propios hijos a expensas de otros miembros de la casa. Fue una madre terrible para el estado como madre, una madrastra terrible para la casa de los Césares. [13] A medida que evolucionaron los eventos, es fácil ver cómo surgió esta idea. Augusto primero eligió a su sobrino C. Claudio Marcelo, el hijo de su hermana Octavia, como su sucesor al casar a su hija Julia con él. Marcelo murió joven en el año 23 a. C., y el rumor más tarde haría que Livia fuera cómplice de su muerte. M. Vipsanius Agrippa, Augusto' Principal aliado en el poder, ahora se convirtió en el heredero designado después de que el matrimonio con Julia cimentó el acuerdo. Durante el mismo período, el matrimonio se concertó entre Tiberio y Vipsania, la hija de Agrippa, y esta unión mantuvo a la familia de Livia cerca del poder futuro anticipado. Fue solo después de la muerte de Agripa en el año 12 a.C. que se abrió la oportunidad para sus propios hijos y, de manera realista, se pudo pensar que ella fomentaba la ambición de ellos y la suya propia.[[14]] Pero el papel de heredero designado todavía no estaba en la imagen de sus hijos.

Augusto Ya en el 17 a. C. (incluso antes de la muerte de su padre) había adoptado a Gayo y Lucio, los dos hijos mayores de Agripa y Julia, y estaban claramente destinados a ser los príncipes de la nueva generación. Julia se casó a continuación con Tiberio (11 a. C.), y estaba destinado a sustituir a los niños hasta que tuvieran la edad suficiente para parecer sucesores plausibles. Este arreglo no tenía ninguna ventaja especial para él y, además, resultó infructuoso. Tiberio se fue a la isla de Rodas en el año 6 a. C. y en el año 2 a. C. Julia, de regreso en Roma, se metió en problemas al tomar amantes y fue exiliada por adulterio. Cuando Cayo y Lucius murieron (4 y 2 d.C.), naturalmente se insinuaría que Livia participó en sus muertes, ya que su remoción dejó el camino despejado para Tiberio. En un arreglo más de sus planes de sucesión, el último resultó que Augusto adoptó Tiberio en 4 después de ver que Tiberio adoptado por primera vez Germánico, el hijo de su difunto hermano Druso. Al mismo tiempo, Augusto él mismo adoptó a Agrippa Postumus, el último hijo de Agrippa y Julia Postumus aún no estaba lista para el principado ni lo estaría nunca. Parecería que la intrigante madrastra finalmente lo había logrado y ahora era la madre del presunto princeps. Pero fueron las circunstancias las que hicieron Tiberio el único que queda en pie al final. Los rumores llegaron después.[[15]]

La percepción de que Livia era ambiciosa para su hijo hizo posible que fuera acusada de complicidad en Augusto' muerte. Se corrió el rumor de que ella había untado con veneno los higos que aún estaban en un árbol y luego lo había guiado a elegir uno de estos para él mientras ella seleccionaba los que no estaban contaminados.[[16]] Su motivación vino del miedo a que Augusto podría recuperar del exilio a su único hijo adoptivo restante, Agrippa Postumus, y que Postumo podría ser un rival de Tiberio. Postumo fue ejecutado poco después Augusto murió, por orden de quién, no está claro.[[17]] Aunque es inverosímil que Livia envenenara Augusto, la acusación muestra cuán fuertemente llegó a ser percibida como defensora de su descendencia a cualquier precio. Más sospechas recayeron sobre ella cuando no pudo anunciar Augusto' muerte inmediatamente después de que ocurriera. Los militares saludaron Tiberio en el acto, antes de que se supiera que el emperador había muerto. Esto era necesario porque, aunque ya no tenía rival dentro de la familia, el Senado podría no confirmarle la posición extraoficial de que Augusto habia celebrado. Sería mejor si la sucesión se hubiera realizado.[[18]] Suetonius, en un informe completamente diferente a la historia del envenenamiento, describe una relación amorosa y de confianza entre Livia y Augusto al final. Las últimas palabras del emperador fueron "Viva consciente de nuestro matrimonio, Livia y despedida", y murió mientras la besaba.[[19]] Este detalle probablemente no sea más exacto que los higos envenenados, pero representa un segundo papel que se le asignó. Su reputación era doble: esposa obediente y ambiciosa intrigante.

La madre

Después Augusto Fue incinerado, Livia se quedó con los caballeros cuando recogieron sus huesos y los llevaron al Mausoleo. Ella, así como Tiberio, fue el autor público de todos los honores que se le otorgaron. Ella se unió a él en la construcción de un santuario para los ahora deificados. Augusto y estableció juegos en su honor. Fue ella quien pagó a Numerius Atticus para que dijera que lo había visto ascender al cielo. Por los términos de Augusto' voluntad, ella recibió un tercio de su patrimonio y Tiberio dos tercios. Era inusual que una mujer heredara hasta este punto, y el dinero sería una fuente importante de su continua influencia. El testamento disponía además su adopción en el gens Iulia y el honorífico Augusta. Se hizo conocida como Julia Augusta. La adopción no cambió su posición legal pero sirvió para legitimar la posición de Tiberio, que era un Julian adoptado y ahora se naturalizó también. El título Augusta Se seguirían dando mujeres de la familia imperial que tuvieran un papel en la línea de sucesión.[[20]] Livia fue nombrada sacerdotisa en Augusto' culto recién establecido y, como una vestal, el derecho a un lictor cuando realizaba sus funciones. Más tarde se consideraría una traición hablar en contra de ella (año 20 d.C.), y una vez que se recuperó de una enfermedad grave (22), se hicieron ofrendas de acción de gracias y se votó un altar. Durante un tiempo, las cartas fueron dirigidas tanto a ella como a Tiberio como si fuera corregente, y su nombre figuraba en las cartas que le enviaba. En 24 le dieron un asiento entre las vestales en el teatro.[[21]]

Livia siguió siendo una figura influyente. Ella salvó a Q. Haterius de Tiberio enojo y mostró favor a Ser. Sulpicius Galba, que se convertiría en emperador tras la muerte de Nerón, y lo recompensó generosamente en su testamento Tiberio, sin embargo, ignoró sus instrucciones y Galba nunca recibió el dinero. Ella estuvo detrás del ascenso de C. Fufius Geminus al consulado, aunque fue acusado de comportamiento de traición después de su muerte. Su amistad puso a Urgulania "por encima de la ley". Pero la demostración más clara de su poder no oficial pero muy real fue evidente con el rescate de su amiga Plancina, la esposa de Cn. Calpurnio Pisón, quien fue acusado de complicidad en insurrección y envenenamiento en el momento de la muerte de Germánico (19 d. C.). Pisón, quien se quitó la vida bajo la presión del juicio, fue declarado culpable póstumamente de traición, pero tanto Plancina como su hijo pudieron conservar su riqueza y estatus. La influencia de Livia en el asunto es confirmada por el recientemente descubierto senatus consultum de Cn. Pisone patre, inscripción que hizo pública la resolución oficial del juicio. Plancina había sido indultada "por petición de la madre [de Tiberio]"[[22]] Gayo, quien siguió Tiberio en el principado, vivió con Livia cuando era joven. El la llamo Ulixes stolatus, un "Ulises con traje de matrona",[[23]]
una mujer fuerte y manipuladora.

Pero, a pesar de todo esto, las cosas no fueron iguales para Livia después de Augusto' muerte. Perdió su papel de asesora. Su hijo no era su marido Tiberio no estaba Augusto. Había rumores de que el nuevo emperador estaba resentido por su influencia y sus afirmaciones de eminencia. Se opuso a que el Senado le amonestara con honores, a que la titularan "madre" o "madre del país" y, sobre todo, según se vio, a que él mismo lo nombrara "hijo de Livia" o "hijo de Julia" en la analogía de "hijo de Augusto". Él no le permitió el lictor al que tenía derecho ni un altar para celebrar su adopción. En la ocasión en que ella lo ayudó a suministrar alivio de fuego (16 d. C.), se resintió de su acción. Augusto, por otro lado, presumiblemente habría agradecido su ayuda. Tiberio presuntamente estaba enojado por la suposición de que era ella quien le había procurado su puesto, por lo que puso distancia entre él y ella. Se decía que ella se había burlado de él con el pensamiento de que Augusto hubiera preferido Germánico. Se rumoreaba que se fue de Roma a Capri (26 d. C.) para evitarla. De hecho, solo la vio una vez más después de su partida y luego brevemente. No fue a verla durante su última enfermedad, ni asistió a su funeral. Después de su muerte, prohibió la deificación propuesta para ella y no hizo caso de su voluntad. Ni el altar la votó cuando estaba enferma en el 22 ni se construyó nunca un arco conmemorativo. Tiberio Sin embargo, no excluyó todos los honores. Ella continuó siendo incluida en las oraciones anuales, y recibió el uso del medio de transporte honorario, el carpentum.[[24]]

Informes de profunda hostilidad entre ellos.[[25]] pinta un cuadro demasiado simple. Aunque parece razonable suponer que Tiberio reaccionó negativamente a los rumores de que su madre era una hacedora de reyes y que estos rumores habrían florecido a medida que se convirtió progresivamente en una personalidad menos popular, su retención de honores excesivos para ella y su distancia autoimpuesta son consistentes con lo que se sabe de su personalidad. "El emperador afirmó en repetidas ocasiones que debe haber un límite a los honores pagados a las mujeres, y que observaría una moderación similar en los que se otorgaban a él mismo".[[26]] Y de hecho lo hizo. Tiberio era más el aristócrata republicano que el emperador. Sin embargo, Livia había vivido más de cincuenta años como una jugadora importante, aunque no oficial, en el juego del poder y como emperatriz. Fue difícil para ella desvanecerse. Si ella intentara influir Tiberio como ella tenía Augusto, el resentimiento y un enfriamiento del afecto podrían haber seguido razonablemente. Como el tiempo cuando está encendido Tiberio No siguió el consejo de su madre, sino de su prefecto pretoriano, L. Elio Seyano, y cuando la influencia de Seyano aumentó, la de Livia parece haber caído. Aún así, no hubo una división clara entre los períodos amistosos y hostiles en su relación y ella continuó recibiendo marcas manifiestas de respeto..[[27]]

Muerte

Livia murió en el año 29 d. C. a la avanzada edad de 86 años. Recibió un funeral público, aunque relativamente modesto, y fue enterrada en el Mausoleo de Augusto. Gayo pronunció el elogio. Sería él, su bisnieto, quien, cuando se convirtiera en emperador, finalmente pagara los legados que ella había previsto en su testamento y que Tiberio había ignorado. Cuando el Senado propuso honores divinos, Tiberio, de acuerdo con su práctica anterior, los prohibió. Su nieto Claudio supervisaría su deificación diferida durante mucho tiempo en 42. Las mujeres debían nombrar diua Augusta en sus juramentos recibió un carro tirado por elefantes para llevar su imagen a los juegos, se colocó una estatua de ella en el templo de Augusto se llevaron a cabo carreras en su honor.[[28]] La mujer que jugó un papel importante en dos principados se incorporó por fin al panteón imperial. El obituario de Tácito la llama "Una madre imperiosa y una esposa amable, estaba a la altura de la diplomacia de su marido y el disimulo de su hijo",[[29]] una declaración concisa de la reputación que dejó atrás.

Bibliografía:

Bartman, E. Retratos de Livia

Eck., W., A Caballos y F. Fern & aacutendez (1996). Das Senatus Consultum de Cn. Pisone Patre. Vestigia 48. Munich.

Flory, M. B. (1993). "Livia y la historia de las estatuas públicas honoríficas para mujeres en Roma". TAPhA 123: 287 y ETH308.

Gray-Fow, M.J.G. (1988). "La malvada madrastra en la literatura y la historia romanas: una evaluación", Latomus 47 (1988), 741-57.

Huntsman, E.D. "La familia y la propiedad de Livia Drusilla" (Filadelfia: Univ. De Penn. Diss., 1997).

Levick, B. (1972). "¿Julii y Claudii?" G & amp R 22: 29-38.

Linderski, J. (1974). "La madre de Livia Augusta y los Aufidii Lurcones de la República". Historia 23: 463-80.

Malcovati, H., ed. (1962). Imperatoris Caesaris Augusti operum fragmenta. 4ª ed. Turín.

Perkounig, C.-M. (1995). Livia Drusilla y ETH Iulia Augsusta: Das politische Portr y aumlt der ersten Kaiserin Roms. B hlau. Viena, Colonia, Weimar.

Ritter, H. W. (1972). "Erhebung zur Augusta de Livia" Quirón 2: 313-338.

Shotter, D. C. A. (1971). "Julianos, claudios y la adhesión de Tiberio" Latomus 30: 1117-1123.

Syme, R. (1939). La Revolución Romana. Oxford.

Temporini, H. (1978). Die Frauen am Hofe Trajans: ein Beitrag zur Stellung der Augustae im Principat. Berlín, Nueva York.

Wiseman, T. P. (1965). "La madre de Livia Augusta". Historia 14: 333-335.

Watson, P.A. "Madrastras antiguas: mito, misoginia y realidad" (Leiden 1995 Mnemosyne Supp 43).

Notas a pie de página:

[[1]] Pero también Drusilla o Livia Drusilla y más tarde Julia Augusta y finalmente Diva Augusta. Las fuentes antiguas de información sobre su vida son tres historias, las de Tácito (Anales, libros 1-6), Velleius Paterculus (libro 2, 75-130) y Cassius Dio (libros 48-58), y la colección de biografías imperiales de Suetonius, principalmente los de Augusto y Tiberio. Referencias ocasionales en otros autores. los Senatus consultum de Cn. Pisone Patre (publicado por Eck y otros) proporciona una confirmación de la influencia de Livia.

[[2]] La fecha se puede calcular a partir de su edad en el momento de su muerte en 29 EC, Dio 58.2.1.

[[3]] Tac. Ana. 6.51. Sebo. Tib. 3 Calig. 23.2. Hombre sabio. Linderski. Perkounig 32-33.

[[4]] Tac. Ana. 1.10 5.1. Sebo. Ago. 62.2 Tib. 4.3, 5 Cl. 1.1. Dio 48,34,3, 44 Vell. Palmadita. 2.79.2, 94.1, 95.1. Druso el Viejo se llamaba originalmente Decimus Claudius Drusus, Suet. Cl. 1.1.

[[5]] "La amó y estimó hasta el final sin rival", Suet. Ago. 62.2. También Tac. Ana. 5.1. Dio 48,34,3. Vell. Palmadita. 2.75.2.

[[6]] Escribonia era hermana o hija del suegro de Pompeyo y Otildes. Dio 48.16.3. Perkounig 40-41.

[[7]] Tac. Ann 5.1. Sebo. Tib. 4, 6.1-3. Dio 48.15.3-4, 44.1 54.7.2. Vell. Palmadita. 2.75.3, 94.1, 95.1. Perkounig 39-46.

[[8]] Tac. Ana. 3.34, 5.1. Sebo. Ago. 64.2, 73, 84.2 Calig. 7 Cl. 4. Dio 54.16.4-5. Senador Marcar. 6.4.3-4. Su papel como asesora y confidente se desprende de las cartas que Augustus escribió, las que se han conservado son recopiladas por Malcovati.

[[9]] Dio 58.2.5. También Tac. Ana. 5.1. Sebo. Ago. 69, 71,1. Dio 54.19.3.

[[10]] Suet. Ago. 63.1.

[[11]] Dio 49.38.1 55.2.5-6. Los privilegios otorgados a Livia en 35 también fueron otorgados a la hermana de Augustus, Octavia, quien estaba casada con Mark Antony en ese momento. Flory 292-294, 298. Perkounig 55-59.

[[12]] Tac. Ana. 2,34 4,21. Sebo. Ago. 40.3 Cl. 26.2 Oth. 1.1. Dio 54,31,1 55,14-22. Senador Ayunarse. 1.9.2-12. Perkounig 70, 76.

[[13]] Tac. Ana . 1.10.

[[14]] Tac. Ana. 1.3, 10. Suet. Ago. 63.1 Tib. 15.2. Dio 53.30.2, 33.4 54.6.5, 18.1 55.10a.6-10. Vell Pat. 2.93.1-2, 102. Syme 430. Perkounig 65, 82.

[[15]] Tac. Ana. 1.3 4.57. Sebo. Tib. 15,2, 21,3. Dio 55.13.2.Vell. Palmadita. 2.104.1.

[[16]] Dio 56.30.1-2. Tácito escribe sólo que se "sospechaba" de envenenamiento, Ana. 1.5.

[[17]] Postumo había sido exiliado en 6 u 8 EC. Tac. Ana. 1,5, 6. Suet. Tib. 22. Dio 56.30.1 57.3.6.

[[18]] Perkounig 105-6. Tac. Ana. 1.5. Sebo. Ago. 98.5 Tib. 21.1. Dio 56.31.1. Vell. Palmadita. 2.123.1.

[[19]] Suet. Ago. 99.1.

[[20]] Tac. Ana. 1.8. Sebo. Ago. 100.4, 101.2 Tib. 23. Dio 56.32.1, 42.4, 46, 47.1. Ritter, Temporini 35-42. Perkounig 124-131.

[[21]] Tac. Ana. 3,64, 71 4,16. Dio 56.46.1-2 57.12.2, 19.1. Vell. Palmadita. 2.75.3. Ovidio. Pont. 4.9.107.

[[22]] Línea 113 (también líneas 114-120) la tablilla de bronce ha sido publicada por Eck, Caballos y Fern & aacutendez. Tac. Ana. 1,13 2,34, 43, 82 3,15, 17 4,21-22 5,2 6,10, 26. Suet. Galón. 5.2 Dio 58.4.5-6.

[[23]] Suet. Calig. 23.

[[24]] Tac. Ana. 1,14 3,64, 71 4,57 5,2. Sebo. Tib. 50.2-3, 51. Dio 57.3.3, 12.4, 12.6, 16.2 58.2.1-3 a,, 6 60.22.2. Perkounig 147-153.

[[25]] Suet. Tib. 51.1

[[26]] Tac. Ana. 1,14. También Dio 57.12.1

[[27]] Perkounig 148-9

[[28]] Tac. Ana. 5.1-2. Sebo. Calig. 10.1, 16.3 Cl. 11.2. Dio 58.2.1-3 a 59.1.4, 2.4 60.5.2. Vell. Palmadita. 2.130.5.

[[29]] Tac. Ana. 5.1.

Copyright y copia 1999, Donna Hurley. Este archivo se puede copiar con la condición de que todo el contenido, incluido el encabezado y este aviso de derechos de autor, permanezcan intactos.
Comentarios a: Donna Hurley

Actualizado: 26 de abril de 2004

Para obtener información geográfica más detallada, utilice el DIR/ORBEAtlas antiguo y medieval a continuación. Haga clic en la parte correspondiente del mapa a continuación para acceder a mapas de áreas grandes.

Regresar al Índice Imperial


Estatua de bronce, Museo Arqueológico Nacional de Atenas, Grecia.

Retrato, ca. Era cristiana, Louvre, París, Francia

Retrato de joven, ca. 27-20 a.C., Louvre, París, Francia.

Retrato del tipo de Prima Porta, Cabinet des Médailles

Busto de Augusto en el Museo Römisch-Germanisches, 1. siglo, Colonia (?)

provenant de Delphes, colección particulière.

Augustus, vistiendo Civic Crown. Glyptothek, Munich, Alemania.

Busto de Augusto, fechado alrededor del 30 a. C. Museo Capitolino, Roma, Italia.

Busto de bronce de Augusto, fechado 27-25 a.C. Museo Británico, Londres, Reino Unido.

Busto de bronce de Augusto, fechado 27-25 a.C. Museo Británico, Londres, Reino Unido.

Busto de bronce de Augusto, fechado 27-25 a.C. Museo Británico, Londres, Reino Unido.

Busto de mármol de Augusto, fechado después de su muerte en el 14 d.C. Museo Británico, Londres, Reino Unido.


# 6 Se convirtió en gobernante indiscutible de Roma # 8217 después de derrotar a Mark Antony en el 30 a. C.

En 36 a.C., surgió una disputa entre Lépido y Octavio sobre quién tenía autoridad sobre la isla recientemente adquirida de Sicilia. Las fuerzas de Lépido desertaron a Octavio, quien luego privó a Lépido de su cargo triunviral y lo obligó a retirarse. En el 41 a. C., Marco Antonio había comenzado un romance con la famosa reina egipcia. Cleopatra. En el 32 a.C., Antonio divorciado Octavian & # 8217s hermana Octavia. En respuesta, Octavio declaró la guerra a Cleopatra. Tras la decisiva victoria de Octavio en el Batalla de Actium en 31 de septiembre a. C., Cleopatra y Antonio se retiraron a Alejandría. Octavio sitió la ciudad y derrotó a sus fuerzas en Alejandría el 1 de agosto del 30 a. C. & # 8211 después de lo cual Antonio y Cleopatra se suicidó.


8 | Petronio

Gaius Petronius Arbiter. Fotografía: Alamy

Petronio, el "cortés, culto (aunque quizás libertino) socio epicúreo del emperador Nerón", como lo describe Tomguard, prefería escribir novelas satíricas sobre sus pares que jugar con la política. Se cree que escribió el Satyricon, que se burlaba de las vidas de antiguos esclavos que se enriquecieron “sin ganar gusto ni clase”. También se desempeñó como asesor de moda de Nero, lo que puso celosos a otros cortesanos, y fue arrestado. En lugar de enfrentarse a la ejecución, Petronio le escribió una nota de suicidio a Nerón, le cortó las muñecas, las vendó para prolongar su vida y celebró un espléndido banquete, desangrándose lentamente hasta morir.


Busto de Augusto - Historia

Poder romano y escultura imperial romana

El poder rara vez se limita al puro ejercicio de la fuerza bruta. El poder es. una cualidad mucho más compleja y misteriosa de lo que parecería cualquier manifestación aparentemente simple de ella. Es tanto una cuestión de impresión, de teatro, de persuadir a aquellos sobre quienes se ejerce la autoridad para que se confaden en su subyugación. En la medida en que el poder es una cuestión de presentación, su moneda cultural en la antigüedad (y aún hoy) fue la creación, manipulación y exhibición de imágenes. En la propagación del oficio imperial, en todo caso, el arte era poder (Jas Elsner, Roma imperial y triunfo cristiano, Oxford, 1998, pág. 53).

A través de la imaginería visual se creó una nueva mitología de Roma y, para el emperador, un nuevo ritual de poder. Construido sobre cimientos relativamente simples, el mito se perpetuó y trascendió las realidades de la vida cotidiana para proyectar en las generaciones futuras la impresión de que vivieron en el mejor de los mundos posibles en el mejor de todos los tiempos. Al mismo tiempo que su "restauración de la República" y la creación de su nuevo estilo político, Augusto, también puso en marcha un programa para "quotear" la sociedad romana. Los temas principales fueron la renovación de la religión y las costumbres, virtus, and the honor of the Roman people. Never before had a new ruler implemented such a far-reaching cultural program, so effectively embodied in visual imagery and it has seldom happened since (Paul Zanker, The Power of Images and the Age of Augustus (1990).

Roman power was constructed and made manifest in its marble monuments. Emperors from the pagan Roman empire of Augustus to the Christian empire of Constantine and Theodosius were aware of the important role architectural and sculptural monuments played in establishing their power. A coherent language of art reflecting the different functions of the Emperor was developed to express this authority. This begins with Octavianus who would subsequently become Augustus Caesar, the first Roman Emperor.

When Octavianus had defeated his rivals at the battle of Actium in 31 BCE to end the civil wars that had marked the last 100 years of the Roman Republic, he was very deliberate in articulating his power. He wanted to avoid the error of Julius Caesar who had taken dictatorial control of Rome and earned the great resentment of the Roman Senate which had been the traditional center of power. Octavianus carefully constructed himself as a renovator rather than innovator. He fostered Roman tradition. In 28/7 BCE he formally surrendered his supremacy and restored the government to the Senate and People. Augustus describes this in his Res Gestae:

In my sixth and seventh consulships [28/7 BCE], after I had stamped out the civil wars and at a time when by universal consent I was in absolute control of everything. I transferred the res publica from my own charge ('ex mea potestate') to the discretion of the Senate and the People of Rome. For this service I was given the name "Augustus" by a decree of the Senate.

To avoid the resentment of the Roman Senate, Octavianus now Augustus thus wanted to avoid institutionalized authoritarian power. He characterized himself as Princeps or "the First Citizen." From this comes the term Principate that identified the theory of power of the early Empire. Augustus also called himself Pater Patriae, "father of the country." Augustus maintained his authority by taking over traditional positions of authority. He became imperator or the general of the Roman army. This gave him control of the vast flung provinces that had fallen under Roman control. In Rome itself his authority was based on taking on one of the two consulships. In 12 BCE, Augustus took on the position of Pontifex maximus or the chief priest. By exploiting traditional positions of power Augustus was able to characterize himself as "the restorer of the Res publica," and perserver of traditional Roman customs. Como Pontifex maximus, Augustus demonstrated his pietas, or respect and duty to traditional customs. Augustus also used his wealth and patronage to foster his authority and that of Rome. It was under Augustus that Vergil wrote the great national and religious epic poem the Eneida, Horace composed his odes, and Livy wrote his history of Rome. In passages like Jupiter's famous prophecy to Venus in the first book of the Eneida the destiny of Rome to rule a vast empire are laid out. These themes are clearly echoed in the visual arts commissioned by Augustus.

los Augusto de Primaporta

In the first book of the Eneida, Vergil compares Neptune calming a raging sea caused by the vengeful Juno to a statesman who commands the masses by his authority or auctoritas. This passage unmistakeably echoes Augustus's account of his accession to power from his Res Gestae quoted above. This passage presents a literary equivalent to the famous Augusto de Primaporta:

Just as often happens when in a great nation turmoil breaks out and the base masses go on a rampage: firebrands and stones fly, and madness supplies the weapons: then, if they have caught sight of some man who carries weight because of his public devotion and service, they stand silent, their ears ready to listen. Then he prevails in speech over their fury by his authority, and placates them. Just so, the whole uproar of the sea died down, when the father of the seas looked upon the waters. The sky cleared, Neptune turned his horses around, and flying onward, gave free rein to his compliant chariot (I.148-156)

Cuirass Statue of Trajan, Louvre.

Cuirass Statue of Marcus Aurelius, Louvre.

La llamada Augusto de Primaporta was clearly made to provide visible testament to Augustus's claim to authority and the creation of a visual language of imperial images. Augustus holds in his left hand a spear which was a symbol of ability in arms and power (imperii). The spear, which will morph into the scepter of the medieval king, was a regular symbol of imperial power. Augustus is shown wearing the cuirass, or breastplate of a military general. This manifests Augustus's role as imperador or head of Rome's military forces. The formula of the cuirass statue would be one of the most prevalent in the Roman tradition. For example see Harvard's Arthur M. Sackler Museum statue of the Emperor Trajan. A coin from the reign of Valens in the middle of the fourth century exemplifies the continuity of this formula. Along with the cuirass, a common characteristic of this portrait type is the contrapposto pose with the weight clearly shifted to one leg. Scholars have seen a special reference in this pose in the statue of Augustus. They have seen strong parallels to the statue entitled the Doryphoros by the Greek mid fifth-century BCE artist Polykleitos. This statue was one of the most famous and most copied statues of Antiquity. A copy in Naples gives us some sense of the lost original. Literary references to this statue make it clear that Polykleitos intended this statue to be a visual demonstration of his canon of ideal man. The similarities between the two statues extend beyond the poses to the handling of facial details. Both emphasize the clear delineation of the brow and nose. Similar conventions are used in the handling of the hair of both. It was undoubtedly intentional on the part of the Augustan artists to base their statue on the Greek work. The rich drapery with its multiple-folds and elegant edge can be related to Greek Classical drapery style like that appearing on the Parthenon. Both the Doryphoros y el Augusto de Primaporta share the same calm, self-controiled expression. Using the Greek distinction, both represent the carácter distintivo, or character, of the figures rather than their pathos, or immediate emotional response. The conception of the ideal man of the Greek Classical period was an important model for Augustus, the ideal man of his age, but there is the significant difference that the Augustus statue is unmistakably a portrait of Augustus while the Doryphoros like the other major Greek works is a representation of the archetypal concept of the male figure and clearly not a representation of a particular individual.

Beyond the standardization of type, a striking feature of the Augustus statue and imperial portraiture in general is the standardization in the representation of the individual emperors. While the portraits of Augustus are easily identifiable by the facial features, the artists were clearly not interested in representing Augustus at different stages of his life. Portraits of Augustus are not 'realistic' at all and bear little resemblance to the description of him given by Suetonius (Augusto 79-82). There are no portraits of a sixty year old Augustus. Como el Augusto de Primaporta, the portraits show Augustus at the prime of his life.

Another significant difference between the Polykleitos statue and the Augusto de Primaporta is how the Doryphoros is self-contained in its balanced pose while the right arm of the Augusto de Primaporta extends out in space. This is one of the most popular and easily identifiable gestures in Roman art, the ad locutio gesture or the gesture of speech. In Roman public life, the orator played a central role. The ability to convince an audience through an effective oration was critical to the success of a politician. For a military leader, the ability to rally and motivate the army was a hallmark of a great general. los ad locutio gesture conveys of the voice and authority of the figure.

The importance of the orator in Roman public life explains the central role of rhetoric in Roman education. A good rhetorician would learn to adapt his style to the appropriate context. A good rhetorician would know to use a simpler, plainer style for certain audiences while using a higher, more eloquent style in more formal and sophisticated contexts. He also would know how to quote respected authorities to lend support to an argument. There is thus an important parallel between rhetoric and the design of Augustan statuary. It was clearly intentional to adapt the Classical Greek style and specific reference to the famed statue by Polykleitos in creating the Augusto de Primaporta. What scholars call Augustan classicism relates the period of Augustus to the great period of Greek culture of the fifth century BCE, the so-called age of Pericles and the period of the Parthenon.

Individual details of the statue serve to reinforce the claims and ambitions of Augustus. Attached to the right foot of Augustus and serving as a support for the statue is a representation of a cupid riding on the back of a dolphin. As stated in the prophesy from the Eneida cited above, Augustus traced his ancestry back to Aeneas and the foundation of the Roman tradition. Aeneas was understood to have been the off-spring of the goddess Venus like the Cupid who rides the back of the dolphin. This geneaology was central to his claim to be princeps y pater patriae. Patriarchal family structure was the bedrock of Roman society. The Roman elite of the Senatorial class owed their status not to their personal accomplishments but to the authority of their family. By basing his claim to authority on his geneaology which links him to the first family of Rome, Augustus was appealing to traditional Roman values. He again constructed himself as a conserver and rennovator and definitely not as an innovator.

The decoration of the cuirass places a specific event in the context of a Roman vision of the world. At the center of the relief, there is a barbarian figure clearly identifiable by pants and beard handing a Roman military standard to a man dressed on a Roman cuirass. While there is no certainty as to the identification of the Roman in the scene, the barbarian is identifiable as a Parthian, perhaps their king Phraates IV, who returned the Roman standards in 20 BCE that the Parthians had captured in 53 BCE after the defeat of Crassus. Significantly this victory was a diplomatic and not a military one, and was heralded as an important step in establishing the era of Augustan peace. Other figures on this cuirass bring out the universal implications of this event. At the top appears a bearded figure holding a veil over his head. Este es Caelus, or the Sky god, with the mantle of the heavens. Beneath this figure appears a figure driving a four-horse chariot. This is the sun-god Sol. The chariot is preceded and appears to chase a figure identified as Aurora. Flanking the central group are again two female figures. The one on the left has been identified as Hispania (Spain) while the other has been suggested to be Gallia. Beneath these figures are the brother and sister pair of Apollo, with a lyre and riding a griffin, and Diana, riding a stag. At the very bottom of the cuirass appears the reclining female figure Tellus who holds a cornucopia and is accompanied by two babies. This imagery gives Roman rule divine sanction to rule everything under the heavens from Spain to Gaul and everything over the Earth. It is important to acknowledge the gender politics of this cuirass with the male Sol driving out female Aurora. The provinces and earth are personfied as female with the active male figures at the center of the composition. The imagery of the cuirass clearly relates to one of the odes of Horace.

While the Augusto de Primaporta gives visual form to the role of Augustus as imperator, or the leader of Roman military forces, other statues represent the other functions of Augustus. The statue above with its elaborate toga, the traditional Roman dress, and mantle drawn over the head (capite velato) identifies this statue as Augustus in the role of Pontifex maximus. The right arm which has been lost beneath the elbow originally held a patera or a sacrificial cup. A statue like this reminds us of the important role the practice of Roman religion played in the social and political life of Rome. In participating in the civic cults one signified their membership in Roman society. A central virtue in Roman society was pietas. It is important to distinguish this from the Christian ideas of piety. The Roman notion of Pietas focused on the maintenance and veneration of traditional Roman customs. By emphasizing his pietas, Augustus was again asserting his claim to be a conserver of traditional Roman values. It was not by chance that Vergil in his Eneida repeatedly identifies the hero as "pious Aeneas." Again this makes the connection between Augustus and his legendary ancestor.

los Ara Pacis

On my return from Spain and Gaul in the consulship of Tiberius Nero and Publius Quintilius [13 B.C.E.] after successfully arranging affairs in those provinces, the senate resolved that an altar of the Augustan Peace should be consecrated next to the Campus Martius in honor of my return, and ordered that the magistrates and priests and Vestal Virgins should perform an annual sacrifice there. By new laws passed on my proposal I brought back into use many exemplary practices of our ancestors which were disappearing in our time, and in many ways I myself transmitted exemplary practices to posterity for their imitation (Acts of the Divine Augustus (2.2 8.5).

The most famous example of Augustan art that has come down to us is the Ara Pacis, or the Altar of Peace. Founded on July 4, 13 BCE and completed on January 30, 9 BCE, was designed as a permanent monument to the most important accomplishment of Augustus --the bringing of an era of peace. This was particularly important to the Romans who had witnessed the instability of the Civil Wars that marked the end of the Republican period. Augustan peace extended throughout the Roman / civilized world. The theme of peace is intertwined on the altar with themes of the dynastic claims of the family of Augustus, his social policy, and the importance of religion as a civilizing force.

The form of the altar is a large precinct wall that encloses the altar itself. Doors in the middle of the east and west sides provide access to the altar. Attempts to identify the source for the form of the altar have suggested close parallels to the fifth century BCE Altar of the Twelve Gods in the Agora in Athens. This is one of the many links connecting this Roman work to Greek and especially Athenian mid-fifth century monuments.

Rectangular figurative panels flank the doorways at either end of the exterior wall. The scenes on either side of the west end show the legendary founders of Rome. The left hand panel is poorly preserved. It represents Mars and the twin Romulus and Remus. Mars as the war god articulates the role war plays in the establishing of peace. Mars was understood to be the father of Romulus, the founder of Rome. As stated in the prophesy from the Aeneid, Romulus was understood to be an ancestor of Augustus.

The relief on the southwestern side represents another important ancestor of Augustus with the image of Aeneas Sacrificing. He is shown making an offering to the penates, or the household gods. Aeneas is accompanied by his son Julus-Ascanius. The implications of this panel for Augustus are very clear. Augustus would have wanted to be linked to his legendary ancestor Aeneas, the pater (father) of the Julian family and the Roman tradition. Aeneas' pietas testifies to his respect for his family traditions just as the altar testifies to the pietas of Augustus. The filial piety of Aeneas was a well-known subject in Roman art as demonstrated by its appearance in frescos, tombstones, and even lamps. The illustrated tombstone exemplifies this subject. Aeneas is shown as the "sandwich generation" supporting his father, Anchises, by his left arm and holding his son's hand by his right hand. The group illustrates Aeneas rescuing his father and son from burning Troy. The tombstone relief shows Aeneas wearing a cuirass like Augustus wears in the Augustus of Primaporta. Anchises is shown holding a box containing the penates or the family gods. It is to these penates that Aeneas is shown offering the sacrifice of the sow in the Ara Pacis alivio. The sow is a reference to a prophesy in Virgil's Eneida that the hero would find a sow under an oak tree when he arrived in Latium. The two panels on the west side of the altar, seen together, allude to two dominant functions of Augustus: as imperator (leader of army=Mars) and Pontifex maximus (chief priest=Aeneas).

The reliefs on the east end of the building are allegorical figures. On the southeast side is the so-called Tellus panel. This is the personification of Earth. The figure is sometimes identified as Italia, or Italy. The two children in her lap along with the animals and plants allude to the bounty of earth, especially in an era of peace. She is flanked by female figures with billowing mantles that can be identified as sea and land breezes.

The panel on the northeast side is very fragmentary. Its subject was the seated figure of Roma with arms at her feet and accompanied by two figures who have been identified as the personifications of Honos (Honor) and Virtus (Virtue). It is significant to note the links between the two north panels on the east and west ends as focusing on military and war while the southern panels reflect more peaceful pursuits.

The four panels connect to four major themes of Augustan ideology: Piety and respect for traditional custom (Aeneas sacrificing) Guerra ( Mars with Romulus and Remus) Victoria (Roma with Honos y Virtus) Fruits of Peace (Tellus panel with the fertility of the land and sea).

The most famous reliefs included on the altar are the two processional reliefs that appear in the upper register of the north and south sides of the altar. The south frieze shows Augustus, attendants, and members of the family of Augustus. Although the lower part of the figure is poorly preserved, enough of the head is intact to enable an identification of the figure of Augustus. He is shown in the toga with mantle over the head associated with a priest in a sacrifice. His outstretched right arm suggests that he might have been holding a patera. The figure echoes the representation of Augustus as Pontifex Maximus and the figure of Aeneas sacrificing from the west end. In about the center of the south frieze appears the son-in-law of Augustus, Marcus Agrippa, the likely successor of Augustus. The inclusion of Agrippa in the frieze has enabled scholars to date the events shown. Since Agrippa died in 12 BCE, this must be the foundation ceremony that took place on July 4, 13 BCE. The figures on the north frieze have been identified as prominent members of the Senate and families.

Scholars have long noted the parallels between the processional scenes from the Ara Pacis and the Ionic frieze from the Parthenon showing the Panathenaic Procession. The use of a continuous frieze showing a religious procession as well as the strong classicism of the Ara Pacis relief indicate some of the similarities between the two. But significant difference exists as well. Most notably is the approach to the subject matter. In the case of the Panathenaic frieze no individual procession can be identified. None of the mortals represented can be connected to known historical figures. While the Ara Pacis frieze, with its identifiable portraits can be identified as the foundation procession of July 4, 13 BCE. There is thus the contrast between the archetypal approach of Greek and what can be identified as the factual approach of the Roman work.

A striking difference between the two can be seen in the choice of types of figures included. In the Parthenon frieze, except for the group of maidens shown in a section of eastern frieze, there are no other mortal women included in the Parthenon frieze. Likewise there are no children included in the earlier frieze. In contrast, the Ara Pacis friezes intermingle male and female as well as children and adults. This intermingling of figures suggests the theme of family. The emphasis on family in the Ara Pacis relief echoes the important role families played in the social and political life of Rome. Ones identity was determined in significant ways by the identity of your family. The inclusion of members of the imperial family in particular can be related to Augustus's dynastic claim for his family. The family of Augustus which was understood to descend from the founders of the Roman tradition Aeneas and Romulus could claim the rightful position as the first family of Rome and rulers of Rome. The selection also can be seen to reflect Augustan social policy. Laws enacted by Augustus reflect a relaxing of restrictions on marriage and provided incentives for procreation.

Other Images of Augustus

Gemma Augustea , C. 10 A.D. In the upper register, Augustus along with Roma are enthroned. Augustus holds in his left hand the staff signifying his imperial power while in his right hand he holds the lituus, the curved scepter of an Augur (soothsayer). The semi-nudity of Augustus with the eagle beneath him indicates that Augustus is being presented in the guise of Jupiter. Capricorn, Augustus's zodiacal sign, appears between Augustus and Roma. To the left appears a youth probably identifiable as Germanicus and on the far left Tiberius steps down from a chariot driven by Victoria (Nike). On the far right appear Neptune and probably Italia or Tellus who holds a cornucopia. Behind them appears the figure of Oecumene, the personification of universal empire, who crowns Augustus with a crown of oak leaves (corona civica). In the lower register appear Roman soldiers raising a trophy to mark a victory over the barbarians.

Boscoreale Cup 1: Augustus receiving the surrender of barbarians. Augustus's open hand signifies his clemency. (Compare the iconography of these cups to that of the panels of Marcus Aurelius. Also notice how this image has unmistakeable similarities to later images of the Adoration of the Magi in Christian art.)

Boscoreale Cup 1: Augustus as world ruler: Augustus sits on a curule chair, the symbol of Roman magistracy. He holds a globe in his hand and receives a Nike figure from Venus who is followed by the infant figure of Amor or Cupid, the goddess Roma, and the Genus Populi Romani. To his left appears Mars leading a group of personifications representing the seven provinces.

Boscoreale Cup 2: Tiberius in Triumph.

Boscoreale Cup 2: Sacrifice in front of the temple of the Capitoline Jupiter celebrated at the departure of Tiberius.


Ver el vídeo: Busto de César Augusto


Comentarios:

  1. Kaseem

    Creo que estas equivocado.

  2. Kaden-Scott

    El mensaje excelente, los felicito)))))

  3. Din

    Bueno, intente firmar este método ...

  4. Jakob

    Y esto es por lo que lucho ...

  5. Hirsh

    Sitio interesante, pero necesita agregar más artículos.

  6. Northrop

    SPSB

  7. Dillon

    Felicitaciones, cuáles son las palabras correctas ... pensamiento brillante



Escribe un mensaje