¿Nos llevan los cuatro ríos al jardín del Edén?

¿Nos llevan los cuatro ríos al jardín del Edén?

En el libro bíblico del Génesis, capítulo 2, la descripción de los Cuatro Ríos del Edén proporciona pistas para localizar el jardín perdido del paraíso. Seguir estas pistas conduce a una conexión entre la ciudad perdida de Akkad y Eden.

La naturaleza del río Edén

10 Y de Edén salía un río para regar el huerto; y de allí se partió y se convirtió en cuatro cabezas.

Los lectores modernos de la Biblia a menudo confunden la frase "de allí se partió y se convirtió en cuatro cabezas" con el significado de que las cabeceras de cuatro ríos se originaron en el Edén. De hecho, se indica exactamente lo contrario. Desde el Edén, un río desemboca en cuatro ríos, incluidos el Tigris y el Éufrates, estos ríos luego salen hacia afuera para convertirse en ríos separados, cada uno formando su propia cabeza. En pocas palabras, un río fluía a través o cerca del jardín y luego se unía a cuatro ríos separados.

En el versículo 10, aunque los escritores tenían muchas palabras disponibles para denotar un río, la antigua palabra hebrea usada es nahar que generalmente se refiere a un gran río como el Nilo o el Éufrates, pero también puede significar el mar.

  • Edén en Egipto - Parte 1
  • Jardín Bagh-e Fin: belleza natural, simbolismo sagrado y una historia espantosa

Un mapa del Tigris - Éufrates en el área de la antigua Babilonia ( CC BY-SA 2.5 )

Otro error común que se comete al identificar estos ríos es nuestra perspectiva moderna de que un río comienza en su origen y luego termina donde se dispersa en el mar. Para un antiguo pueblo ribereño, que nunca había visto una imagen de su mundo desde una vista de satélite, un río era un curso que podía recorrer. Como lo indica el uso de la palabra nahar un río también podría ser el mar. Una vez que saliste al mar de un río, todavía estabas viajando en un nahar.

En la antigüedad, el Tigris y el Éufrates estaban conectados por múltiples canales que unían efectivamente los dos ríos en una vasta red de agua. También en la antigüedad, los dos grandes ríos entraban por separado en el Golfo Pérsico. Para una persona parada junto a un canal de irrigación que conectaba los ríos Tigris y Éufrates en la región de Babilonia, las vías fluviales disponibles para usted ciertamente se dirigirían en cuatro direcciones.

  • El jardín del Edén representado en el arte religioso griego antiguo
  • Un paraíso perdido: en busca del Edén

El río Éufrates ( Dominio publico )

Los dos ríos ambiguos

11 El nombre del primero es Pisón; esto es lo que rodea toda la tierra de Havila, donde hay oro;

El nombre Pishon proviene de la raíz puwsh , lo que significa engordar, esparcirse o esparcirse. Si un viajero se dirigiera hacia el sur por el Tigris, esta es exactamente la condición que encontraría cuando el río da paso a una zona pantanosa.

12 y el oro de esa tierra es bueno; hay bedelio y ónice.

Seguir el río hacia el mar y continuar a lo largo de su orilla oriental llevará al viajero por los duros desiertos del sur de Irán y Pakistán. De hecho, la palabra Havilah se remonta a la raíz reír que significa circular, girar o girar, o retorcerse de dolor y la raíz chowl que significa arena.

La identificación de Havilah como fuente de bedelio, una resina para la fabricación de incienso, y ónix apunta aún más a Irán y Pakistán. El escritor griego Teofrasto y Plinio el Viejo identificaron áreas en Afganistán como la fuente de bedelio e incluso hoy Pakistán es uno de los pocos proveedores de Onyx.

13 Y el nombre del segundo río es Gihón; el mismo es el que rodea toda la tierra de Cus.

Gihon viene de la raíz giyach, lo que significa brotar. Esto bien pudo haber descrito cómo un viajero antiguo experimentaría el poderoso Éufrates cuando finalmente desembocaba en el Golfo Pérsico. Siguiendo la orilla occidental de este curso, el viajero eventualmente se encontraría rodeando la península arábiga y encontrando África, donde se encuentra la esperada tierra de Cus, la antigua Etiopía.

El río Tigris en Êlih-Hafizbiniyan ( CC BY-SA 3.0 )

14 Y el nombre del tercer río es Tigris; éste es el que va hacia el oriente de Asur. Y el cuarto río es el Éufrates.

Los mapas modernos todavía muestran cómo el río Tigris sigue el flanco oriental de la tierra conocida como Asiria por los griegos y Ashur por sus habitantes. Se presume que el Éufrates era tan conocido que no necesitaba denominación. Esto nos deja cuatro ríos que están unidos por canales formando una gran red fluvial en forma de X.

¿Nos llevan los ríos al Edén?

Entonces, ¿dónde coloca esto el jardín? Si buscamos un río que fluye desde la estepa y entra cerca del curso conjunto de los ríos Tigris y Éufrates, el ojo no puede evitar ser atraído hacia el río Diyala en el este de Irak. Incluso hoy en día, la provincia iraquí de Diyala es conocida por sus naranjas y cuenta con uno de los olivares más grandes de la región.

Los cuatro ríos del Edén -Arianna Ravenswood (Fuente: theancientneareast.com)

15 Y tomó Jehová Dios al hombre y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo cuidara. .

La descripción del jardín lo enmarca como el centro de una red comercial. Ubicar el Jardín del Edén basado en la cosmovisión del comercio mercantil coincide con el término real para jardín en el texto antiguo que es gan. La palabra gan se refiere específicamente a un área cercada que probablemente se usó para acorralar animales, así como para asegurar la propiedad, en este caso presumiblemente como tributo o para el comercio.

La conexión Akkad

Un texto antiguo, "La maldición de Akkad", relata los tiempos posteriores a la caída de Akkad, ca 2000 aC, cuando en medio de las invasiones de Gutian la tierra fue tan abrumada por el caos y la violencia que los jardines tuvieron que ser colocados detrás de los muros de ciudades.

La introducción del hombre en el jardín para "vestir y cuidar" revela aún más el lenguaje del comercio. El término "vestido" es un malo en hebreo. Un malo significa servir como obrero o, en este caso, quizás como labrador. Este significado se ve reforzado por la palabra "guardar", que en el texto antiguo es shamar, una palabra que significa vigilar.

Los registros del antiguo Iraq están repletos de acuerdos contractuales entre los terratenientes que poseían grandes rebaños y arboledas y los pastores y guardias que cuidaban sus rebaños y alimentos como trabajadores especializados. El advenimiento de la ganadería a gran escala y la agricultura de regadío, junto con la conexión con el mundo a través de vastas redes comerciales, es parte del legado de Mesopotamia. Cercado en arboledas y corrales de animales seguros habría sido un lugar común y bien conocido en Babilonia en el momento del cautiverio hebreo cuando es posible que se escribieron los relatos del Génesis. Durante este tiempo, Akkad y el Imperio acadio habrían sido recordados en leyendas de una edad de oro que terminó debido a los pecados de sus gobernantes.

El jardín del Edén por Erastus Salisbury Field 1860

Akkad, un conocido centro comercial, probablemente estaba en o cerca de la provincia de Diyala en Irak. Colocándolo al este de Babilonia. Esto coincide con la afirmación de que el Edén es un jardín hacia el este. Durante más de dos mil años, el centro comercial del mundo fue Babilonia, donde, durante un tiempo, los judíos languidecieron en el exilio. Aquí los reyes reclamaron el dominio sobre las cuatro partes de la Tierra. Se podía llegar a los mercados de la Tierra siguiendo una de sus cuatro grandes vías fluviales hacia el norte, sur, este y oeste, y en el lado este de esos ríos había una tierra esteparia fértil que está repleta de jardines hasta el día de hoy.


Orígenes y arquitectura del Taj Mahal

El Taj Mahal representa el ejemplo más fino y sofisticado de arquitectura indoislámica. Sus orígenes se encuentran en las circunstancias conmovedoras de su comisión y la cultura y la historia del dominio de un imperio islámico mogol en gran parte de la India. El angustiado emperador mogol Shah Jahan encargó el proyecto tras la muerte de una de sus esposas favoritas, Mumtaz Mahal.

Hoy en día es uno de los edificios más famosos y reconocibles del mundo y, si bien el gran mausoleo de mármol abovedado es la parte más familiar del monumento, el Taj Mahal es un extenso complejo de edificios y jardines que se extiende sobre 22,44 hectáreas (55,5 acres ) [nota 1] [1] e incluye tumbas subsidiarias, infraestructura de obras hidráulicas, la pequeña ciudad de Taj Ganji al sur y un 'jardín a la luz de la luna' al norte del río. La construcción del Taj Mahal comenzó en 1632 d. C. (1041 d. C.), en la orilla sur del río Yamuna en Agra, y se completó sustancialmente en 1648 d. C. (1058 d. C.). El diseño fue concebido como una réplica terrenal de la casa de Mumtaz Mahal en el paraíso.


¿Cuál es la ubicación del jardín del Edén?

Lo único que la Biblia nos dice sobre la ubicación del Huerto del Edén se encuentra en Génesis 2: 10-14, “Un río que riega el huerto fluía desde Edén y desde allí se separó en cuatro cabeceras. El nombre del primero es Pisón que serpentea por toda la tierra de Havilah, donde hay oro… El nombre del segundo río es el Gihón que serpentea por toda la tierra de Cus. El nombre del tercer río es el Tigris que corre a lo largo del lado este de Asshur. Y el cuarto río es el Éufrates ". Se desconocen las identidades exactas de los ríos Pisón y Gihón, pero los ríos Tigris y Éufrates son bien conocidos.

Si el Tigris y el Éufrates mencionados son los mismos ríos con esos nombres hoy, eso pondría el Jardín del Edén en algún lugar del Medio Oriente, probablemente en Irak. Sin embargo, incluso una pequeña inundación local puede cambiar el curso de un río, y la inundación de los días de Noé fue más que una inundación localizada. El Diluvio cambió por completo la topografía de la tierra. Debido a esto, la ubicación original del Tigris y el Éufrates es incierta. Podría ser que los ríos modernos llamados Tigris y Éufrates simplemente reciban el nombre de los asociados con el Edén, de la misma manera que Belén, Pensilvania, recibe el nombre de la ciudad de Judea.

Si la región del Medio Oriente es donde estaba el Jardín del Edén, y si el petróleo crudo es, como creen la mayoría de los científicos, principalmente vegetación y materia animal en descomposición, entonces es lógico pensar que el Medio Oriente es donde encontraríamos los mayores depósitos de petróleo. Mucha gente especula que las vastas reservas de petróleo en el Medio Oriente son el resultado de la descomposición de los materiales orgánicos más exuberantes de la Tierra en el Jardín del Edén. Mientras que el petróleo en el Medio Oriente podría ser la escoria del Edén, pero aquellos que promueven tales ideas simplemente están teorizando.

La gente ha buscado el Jardín del Edén durante siglos sin éxito. Hay varios lugares que se reclaman como la ubicación original del Edén, pero nadie puede estar seguro. ¿Qué pasó con el jardín del Edén? La Biblia no lo dice específicamente. Es probable que el Jardín fuera completamente destruido por el Diluvio.


Jardín del Edén

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Jardín del Edén, en el Libro del Génesis del Antiguo Testamento, el paraíso terrenal bíblico habitado por el primer hombre y la mujer creados, Adán y Eva, antes de su expulsión por desobedecer los mandamientos de Dios. También se le llama en Génesis el Jardín de Yahvé, el Dios de Israel, y, en Ezequiel, el Jardín de Dios. El término Edén probablemente se deriva de la palabra acadia edinu, prestado del sumerio Edén, que significa "llano".

Según la historia del Génesis de la creación y caída del hombre, del Edén, al este de Israel fluían ríos hacia los cuatro rincones del mundo. Historias similares en registros sumerios indican que un tema de paraíso terrenal pertenecía a la mitología del antiguo Medio Oriente.

La historia del Jardín del Edén es un uso teológico de temas mitológicos para explicar la progresión humana desde un estado de inocencia y bienaventuranza hasta la actual condición humana de conocimiento del pecado, la miseria y la muerte.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado por última vez por Adam Augustyn, editor en jefe, contenido de referencia.


David escribió sobre el primer hombre: “Lo hiciste un poco más bajo que los seres celestiales y lo coronaste de gloria y honra” (Sal. 8: 5). Claramente, Adán y Eva, habiendo sido hechos a la imagen de Dios, tenían una medida de su gloria. Si hubieran obedecido, se habrían transformado de un grado de gloria a otro. "Transformados de un grado de gloria a otro" siempre ha sido y sigue siendo el plan de Dios para aquellos hechos a su imagen. Incluso ahora, mientras el Espíritu Santo obra en nosotros, estamos siendo cambiados de un grado de gloria a otro. Pero es la gloria de la resurrección más completa que más anticipamos. “Esperamos un Salvador, el Señor Jesucristo, que transformará nuestro cuerpo humilde para que sea como su cuerpo glorioso” (Filipenses 3: 20-21).

Cuando leemos en Génesis 2 que Adán y Eva estaban desnudos en el Edén, inicialmente puede parecernos algo bueno o neutral. Pero los lectores originales de Moisés habrían reconocido que faltaba algo. Estos eran representantes reales del gran rey. Y los representantes reales en las Escrituras siempre están vestidos con túnicas reales (piense en la túnica de muchos colores de José, la túnica de Jonatán que se le dio a David, la túnica y el anillo que se le dieron al hijo pródigo). El informe de su desnudez indicó la necesidad de ropa real que se les habría dado si hubieran ejercido fielmente el dominio. Pero en lugar de vestirse más, Adán y Eva perdieron la gloria original que los cubría. Esto es lo que hizo que su desnudez ante Dios fuera tan insoportable que buscaron cubrirse con hojas de higuera.


¿Nos llevan los cuatro ríos al jardín del Edén? - Historia

Mediante el uso de un enfoque interdisciplinario, el arqueólogo Juris Zarins cree que lo ha encontrado y puede identificarlo por nosotros. El autor, un colaborador frecuente, conoció al Dr. Zarins y su teoría del Edén cuando escribía sobre la arqueología saudí (septiembre de 1983) y ha seguido su trabajo desde entonces.

"Y el Señor Dios plantó un jardín al oriente en Edén y allí puso al hombre que había formado" (Génesis 2: 8). Entonces las majestuosas palabras se vuelven bastante específicas: "Y un río salió del Edén para regar el jardín y de allí se dividió y se convirtió en cuatro cabezas. El primero se llama Pisón; éste es el que rodea toda la tierra de Havila, donde hay oro, y el oro de esa tierra es bueno: hay bedelio y ónice. Y el nombre del segundo río es Gihón: el mismo es el que rodea toda la tierra de Etiopía. Y el nombre del tercer río es Hiddekel [Tigris]: éste es el que va hacia el oriente de Asiria. Y el cuarto río es el Éufrates '' (Génesis 2: 10-14).

Pero, ¿dónde están ahora el Pison y el Gihon? ¿Y dónde, si es que existía como un lugar geográficamente específico, estaba el Jardín del Edén? Teólogos, historiadores, gente curiosa y corriente y hombres de ciencia han intentado durante siglos averiguarlo. Eden ha sido "ubicado" en tantas áreas diversas como ha perdido Atlantis. Algunos padres cristianos primitivos y autores clásicos tardíos sugirieron que podría estar en Mongolia, India o Etiopía. Basaron sus teorías con bastante sensatez en la antigüedad conocida de esas regiones y en la idea de que los misteriosos Pison y Gihon iban a estar asociados con esos otros dos grandes ríos del mundo antiguo, el Nilo y el Ganges.


El área que se cree que es el Jardín del Edén, que se inundó cuando surgieron las aguas del Golfo, se muestra en verde.
Las áreas amarillas de Bahrein y la costa árabe representan Dilmun, la tierra paradisíaca de los ubidianos y sumerios.

Otro lugar favorito para el Jardín había sido Turquía, porque tanto el Tigris como el Éufrates se elevan en las montañas allí, y porque el Monte Ararat, donde se posó el Arca de Noé, está allí. En los últimos cien años. Desde el descubrimiento de civilizaciones antiguas en el Iraq moderno, los estudiosos se han inclinado hacia el valle del Tigris-Éufrates en general, y hacia los sitios del sur de Sumer, a unas 150 millas al norte de la actual cabecera del Golfo Pérsico, en particular (mapa, arriba). .

A esta teoría sumeria del sur, el Dr. Juris Zarins, de la Universidad Estatal Southwest Missouri en Springfield, murmuraría: "Te estás calentando. Porque el Dr. Zarins, que ha pasado siete años elaborando su propia hipótesis, cree que el Jardín del Edén se encuentra actualmente bajo las aguas del Golfo Pérsico, y además cree que la historia de Adán y Eva dentro y especialmente fuera de The Garden es un relato sumamente condensado y evocador de quizás la revolución más grande que jamás haya sacudido a la humanidad: el cambio de la caza-recolección a la agricultura.

Ninguna disciplina académica será suficiente para cubrir el largo e intrincado camino que ha seguido Zarins para llegar a su teoría. Comenzó, como lo han hecho muchos otros investigadores, con el relato bíblico simple, que `` leo hacia adelante y hacia atrás, una y otra vez ''. A esto agregó la arqueología en desarrollo de Arabia Saudita (SMITHSONIAN, septiembre de 1983), donde pasó su campo tiempo durante más de una década. A continuación, consultó las ciencias de la geología, la hidrología y la lingüística de un puñado de brillantes estudiosos del siglo XX y, finalmente, la tecnología de la era espacial en forma de imágenes espaciales LANDSAT.

Es una historia de rica complejidad, que comienza 30 milenios antes del nacimiento de Cristo. De cambios climáticos de húmedo a árido a húmedo, con las consiguientes migraciones que van y vienen a través y hacia arriba y hacia abajo del Medio Oriente. Y de miríadas de pueblos. Hubo cazadores-recolectores a quienes los agricultores desplazaron. Hubo ubaidianos prehistóricos que construyeron ciudades, sumerios que inventaron la escritura y los asirios que absorbieron la escritura de Sumer, así como su leyenda de una tierra exuberantemente hermosa, un Edén llamado Dilmun. Finalmente, estaban los kashshitas en Mesopotamia, contemporáneos de los israelitas que entonces formaban el estado de Israel.

Una búsqueda interminable de comida

Hay dos fechas cruciales, aunque aproximadas, en la reconstrucción. El primero es alrededor del 30.000 a.C., con la transición del Neandertal al Hombre moderno. Esto, creen algunos antropólogos, tuvo lugar a lo largo de la costa oriental de los mares Mediterráneo y Egeo y en Irak. En ese momento, la Gran Edad de Hielo todavía tenía a la mayor parte de Eurasia bajo su control, y provocó que el nivel del mar cayera 400 pies, de modo que lo que ahora es el Golfo Pérsico era tierra seca, hasta el Estrecho de Ormuz. Fue regado no solo por el Tigris y el Éufrates aún existentes, sino también por el Gihon, el Pison y sus afluentes de la península arábiga y de Irán. Parece razonable que Mm, tecnológicamente primitivo pero moderno, en su interminable búsqueda de alimentos, hubiera localizado el considerable paraíso natural que se presentaba en el área donde ahora se encuentra el Golfo.

Pero Eden no nació entonces. Eso ocurrió, cree Zarins, alrededor del 6000 a. C. Entre el 30.000 y el 6000 a.C., el clima varió. Desde el 15.000 a.C., las lluvias disminuyeron drásticamente.Ante el aumento de la aridez, la población del Paleolítico se retiró, algunos hasta el área que conocemos como el & quot; Creciente Fértil & quot (al norte a lo largo del Tigris y el Éufrates, hacia el oeste hacia la costa mediterránea húmeda, al sur hasta el Nilo), y también hacia el este hasta el Indo. Valle del río. Otros, quizás cansados ​​por el largo viaje, se conformaron con las condiciones más austeras de Arabia central y continuaron buscando comida lo mejor que pudieron.

Luego, aproximadamente entre el 6000 y el 5000 a.C., luego de un largo tramo árido, llegó un período llamado Fase Neolítica Húmeda cuando las lluvias regresaron a la región del Golfo. Los confines del este y noreste de Arabia Saudita y el suroeste de Irán se volvieron verdes y fértiles nuevamente. Las poblaciones de forrajeo regresaron a donde los cuatro ríos ahora se llenaron y hubo lluvia en las llanuras intermedias. Los huesos de animales indican que en este período Arabia tenía caza abundante. Miles de herramientas de piedra sugieren una ocupación humana intensiva, aunque estacional, alrededor de lagos y ríos ahora secos. Estas herramientas se encuentran incluso en Rub al-Khali o el Barrio Vacío de Arabia Saudita. Y así, entre el 6000 y el 5000 a.C. la tierra volvió a ser un paraíso en la Tierra, proporcionada por un Dios de la naturaleza abundante, y admirablemente adaptada a la vida que buscaba alimento.

Esta vez, sin embargo, hubo una diferencia: se había inventado la agricultura. No de la noche a la mañana: "Fue un proceso muy gradual, no un evento", enfatiza Zarins. Creció a lo largo de la costa mediterránea y en el Irán e Irak de hoy a medida que los grupos de cazadores-recolectores evolucionaron hacia los agricultores. Los recolectores de Arabia central, que regresaban a la llanura mesopotámica del sur, la encontraron ya repoblada por estos agricultores. Debido a que el proceso ocurrió antes de que se inventara la escritura, no hay registro de qué trastornos causó la evolución, qué torturó preguntas sobre valores tradicionales y estilos de vida, qué dislocaciones de clanes o tribus. Zarins postula que debe haber sido mucho más dramático que la Revolución Industrial infinitamente posterior, y un terremoto en comparación con la actual confusión de personas, profesiones y sistemas en la era de las computadoras.

"¿Qué le pasaría a un recolector cuando sus vecinos cambiaran sus costumbres o cuando descubriera que los agricultores se habían mudado a su territorio?", pregunta Zarins. Estos agricultores eran gente innovadora que se había establecido, plantado semillas, domesticado y manipulado animales. De hecho, hicieron que la comida llegara a ellos en lugar de perseguirla por colinas y valles. ¿Qué haría el recolector si no pudiera arreglárselas? Podría morir, podría seguir adelante, podría unirse a los agricultores. Pero pase lo que pase, lo resentiría ''.

Edén, Adán y el nacimiento de la escritura

La crisis llegó, cree Zarins, aquí en los valles del Tigris y el Éufrates y en el norte de Arabia, donde los cazadores-recolectores, procedentes de regiones menos hospitalarias, se enfrentaron a seres humanos técnicamente más hábiles que sabían cómo criar y criar animales, que hicieron cerámica distintiva, que parecía inclinada a agruparse en grupos establecidos. ¿Quiénes eran estas personas? Zarins cree que eran un grupo y una cultura del sur de Mesopotamia que ahora se llama Ubaid. Ellos fundaron la más antigua de las ciudades del sur de Mesopotamia, Eridu, alrededor del 5000 a.C. Aunque Eridu, y otras ciudades como Ur y Uruk, fueron descubiertas hace un siglo, la presencia ubaidiana a lo largo de la costa de Kuwait y Arabia Saudita se conoce desde hace poco más de una década, cuando los vestigios de sus asentamientos, tumbas y cerámica distintiva se volvieron hasta.

Fue en Arabia Saudita donde Zarins se encontró con los ubaidianos, y allí comenzó a desarrollar su hipótesis sobre el verdadero significado del Edén bíblico. Una pista está en la lingüística: el término Edén, o Edin, aparece primero en Sumer, la región mesopotámica que produjo la primera lengua escrita del mundo. Esto fue en el tercer milenio a.C., más de tres mil años después del surgimiento de la cultura Ubaid. En sumerio, la palabra "Edén" significaba simplemente "llanura fértil". La palabra "Adán" también existía en cuneiforme, que significa algo así como "asentamiento en la llanura". De origen sumerio. Son mayores. Un brillante asiriólogo llamado Benno Landsberger avanzó la teoría en 1943 de que estos nombres eran todos los restos lingüísticos de un pueblo pre-sumerio que ya había nombrado ríos, ciudades e incluso algunos oficios específicos como alfarero anti calderero antes de que aparecieran los sumerios.

Landsberger llamó a la lengua pre-sumeria simplemente proto-eufratiana. Otros eruditos sugieren que sus hablantes eran los ubaidianos. Sea como fuere, los nombres existentes se incorporaron en sumerio y se anotaron por primera vez. Y la mitología del exuberante y hermoso lugar llamado Edén fue codificada por escrito.

"Sin embargo, cuando finalmente se escribió, se pudo ver que toda la historia del Jardín del Edén representaba el punto de vista de los cazadores-recolectores", razona Zarin. “Fue el resultado de la tensión entre los dos grupos, la colisión de dos formas de vida. Adán y Eva eran herederos de la generosidad natural. Tenían todo lo que necesitaban. Pero pecaron y fueron expulsados. ¿Cómo pecaron? Desafiando la mismísima omnipotencia de Dios. Al hacerlo, representaron a los agricultores, los advenedizos que insistían en tomar el asunto en sus propias manos, confiando en su conocimiento y sus propias habilidades en lugar de en Su generosidad.

No había periodistas alrededor para registrar la tensión, ni historiadores. Pero el hecho no pasó desapercibido. Se convirtió en parte de la memoria colectiva y por fin quedó escrito, sumamente condensado, en el Génesis. Fue muy breve, pero la brevedad no significa falta de significado ''.

¿Cómo sucedió que un pueblo avanzado perpetuaría un mito convirtiendo a sus propios antepasados ​​en pecadores? Puede ser que los Ubaidianos, que se sabe que navegaron por la costa este de Arabia y colonizaron allí, se encontraron con descendientes de recolectores desplazados de un Edén que se ahogaba, de ellos escucharon la terrible historia de la pérdida del paraíso y la repitieron hasta que se convirtió en su propia leyenda. O puede ser que, respondiendo a las crecientes presiones y tensiones de una sociedad cada vez más compleja, encontraron consuelo en una fantasía de los buenos viejos tiempos, cuando la vida había sido más dulce, más simple, más idílica. Sin embargo, fue una historia firmemente establecida en la mitología de Ubaidian, luego adoptada y registrada por los sumerios.

LANDSAT detecta un & quot río fósil & quot

En esta etapa de su tesis, Zarins vuelve a la geografía y la geología para señalar el área del Edén donde cree que la colisión llegó a un punto crítico. La evidencia es cautivadora: primero, Génesis fue escrito desde un punto de vista hebreo. Dice que el jardín estaba & citado hacia el este, es decir, al este de Israel. Es bastante específico sobre los ríos. El Tigris y el Éufrates son fáciles porque todavía fluyen. En el momento en que se escribió Génesis, el Éufrates debe haber sido el principal porque se identifica solo por su nombre y sin una explicación sobre lo que `` abarca ''. El Pison se puede identificar a partir de la referencia bíblica a la tierra de Havilah, que es fácilmente ubicado en la Tabla Bíblica de Naciones (Génesis 10: 7, 25:18) en relación con localidades y personas dentro de un marco mesopotámico-árabe. La evidencia bíblica de Havilah respalda la evidencia geológica en el suelo y las imágenes de LANDSAT desde el espacio. Estas imágenes muestran claramente un "río fósil" que una vez fluyó a través del norte de Arabia y a través de los lechos ahora secos, que los saudíes y kuwaitíes modernos conocen como Wadi Riniah y Wadi Batin. Es más. como dice la Biblia, esta región era rica en bedelio, una resina de goma aromática que todavía se puede encontrar en el norte de Arabia, y oro, que todavía se extraía en el área general en la década de 1950.

El Gihón, que "abarca toda la tierra de Etiopía", ha sido el problema. En hebreo, la referencia geográfica era "Gush" o "Kush". Los traductores de la Biblia King James en el siglo XVII tradujeron a Gush o Kush como "Etiopía", que está más al sur y en África, lo que trastornó la situación geográfica y desconcertó. investigadores durante siglos. Zarins ahora cree que Gihon es el río Karun, que nace en Irán y fluye hacia el suroeste hacia el actual Golfo. El Karun también se muestra en imágenes de LANDSAT y era un río perenne que, hasta que fue represado, aportó la mayor parte del sedimento formando el delta en la cabecera del Golfo Pérsico.

Por lo tanto, el Jardín del Edén, según la evidencia geográfica, debe haber estado en algún lugar en la cabecera del Golfo en un momento en que los cuatro ríos se unían y fluían a través de un área que estaba entonces por encima del nivel del Golfo. La redacción en Génesis de que el río Edén entraba en cuatro cabezas "fue tratada por el erudito bíblico Ephraim Speiser hace algunos años: el pasaje, dijo, se refiere a los cuatro ríos río arriba de su confluencia en el único río que riega el jardín. Ésta es una perspectiva extraña, pero comprensible si uno reflexiona que la descripción es de una memoria popular, escrita milenios después de los hechos encapsulados, por hombres que nunca habían estado a leguas del territorio.

Fue Speiser nuevamente quien sugirió que el misterioso Gush o Kush debería escribirse correctamente como Kashshu y además que se refiere a los Kashshitas, un pueblo que, alrededor del 1500 a.C., conquistó Mesopotamia y prevaleció hasta aproximadamente el 900 a.C. Esto Zarins considera una pista vital. “En el momento en que los cashitas estaban en control en Mesopotamia, se estaba formando la nación de Israel. Los hebreos ciertamente deben haberlos encontrado y aprendido las tradiciones heredadas de la Mesopotamia temprana, los mitos y cuentos. Deben haber escuchado las palabras Edén y Adán.

El nombre Eva no aparece en sumerio, pero hay un vínculo muy intrigante: el relato de que Eva se formó a partir de la costilla de Adán en la historia del jardín. ¿Por qué una costilla? Bueno, en un famoso poema sumerio traducido y analizado por el erudito Samuel Noah Kramer, hay un relato de cómo Enki, el dios del agua, enfureció a la Diosa Madre Ninhursag al comer ocho plantas mágicas que ella había creado. La Diosa Madre puso la maldición de la muerte sobre Enki y desapareció, presumiblemente para que no pudiera cambiar de opinión y ceder. Más tarde, sin embargo, cuando Enki se enfermó gravemente y ocho de sus "órganos" fallaron, Ninhursag fue atraído de regreso. Invocó a ocho deidades curativas, una para cada órgano enfermo. Ahora, la palabra sumeria para & quotrib es & quotti., & Quot; pero la misma palabra también significa & quot; hacer vivir & quot. la costilla & quot y la & quot; dama que hace vivir & quot. Pero la costilla en sí entró en el relato bíblico y como "Eva" llegó a simbolizar la "madre de todos los vivos".

Este y otros vínculos con el mito sumerio son muy claros, y para Zarins es revelador que, aunque los hebreos tenían asociaciones cercanas con Egipto, sus primeras raíces espirituales estaban en Mesopotamia. "Abraham viajó a Egipto, José viajó a Egipto, toda la historia del Éxodo tiene que ver con Egipto, pero no hay nada egipcio en los primeros capítulos del Génesis", señala. "Todos estos primeros relatos están vinculados a Mesopotamia. De hecho, se dice que Abraham vino de Ur, en el momento cercano al Golfo, y los escritores del Génesis querían vincularse con esa historia. Así que se basaron en las fuentes literarias de la civilización más grande que había existido, y eso fue en Mesopotamia. Al hacerlo, convirtieron el Edén en el Huerto, Adán en un hombre, y una compacta historia de cosas que ocurrieron milenios antes se comprimió en unos pocos capítulos ''.

Mucho antes de que se escribiera Génesis, cree Zarins, el Edén físico se había desvanecido bajo las aguas del Golfo. El hombre había vivido felizmente allí. Pero luego, alrededor de 5000 a 4000 a.C. Surgió un fenómeno mundial llamado Transgresión Flandria, que provocó un aumento repentino del nivel del mar. El Golfo comenzó a llenarse de agua y de hecho alcanzó su nivel actual alrededor del 4000 a.C., habiéndose tragado el Edén y todos los asentamientos a lo largo de la costa del Golfo. Pero no se detuvo ahí. Continuó subiendo, avanzando hacia las legiones del sur del actual Irak e Irán.

"Los sumerios siempre afirmaron que sus antepasados ​​salieron 'del mar', y creo que literalmente lo hicieron", dice Zarins. `` Se retiraron hacia el norte hacia Mesopotamia desde las invasoras aguas del Golfo, donde habían vivido durante miles de años ''.

Su & ​​quotEden & quot original había desaparecido, pero uno nuevo llamado Dilmun, en un terreno más alto a lo largo de la costa oriental de Arabia, entra en las epopeyas y los poemas en el tercer milenio, es decir, la antigua mitología para entonces de una tierra de abundancia, de vida eterna y paz. se había alojado firmemente en la mente colectiva y en un área geográfica específica.

El mundo académico escuchó por primera vez sobre Dilmun hace poco más de un siglo, cuando los académicos pudieron descifrar tablillas cuneiformes desenterradas por el arqueólogo Austen Henry Layard en Nínive, un bastión asirio en el Irak de hoy. Su primera mención fue en textos económicos referidos al tráfico de personas y mercancías. En tablillas posteriores, para su asombro. Los eruditos comenzaron a leer en la literatura no solo sobre Edén y Adán y la "dama de la costilla", sino también sobre un Gran Diluvio, un héroe sumerio llamado Gilgamesh y su búsqueda del Árbol de la Vida. Incluso había una serpiente. Gilgamesh había "bajado" de Sumer al área del Golfo, donde le habían dicho que encontraría una planta que le daría vida eterna. "Lo que encontró pudo haber sido coral, que en la antigüedad era un símbolo de la vida eterna", explica Zarins. Y después de su trabajo se fue a dormir y apareció una serpiente y le robó la vida eterna, tal vez su coral. Ahora bien, puede que no haya sido una serpiente como pensamos en una, sino una de esas hermosas criaturas plumosas que los asirios representaron en relieves. Pero las descripciones de Dilmun son de un área que se ajusta a lo que he estado diciendo, donde las sociedades podrían existir por voluntad y generosidad de Dios, en un entorno hermoso.

Una tierra de comercio y consagración

Existe una curiosa dicotomía en Dilmun como centro económico y también como lugar sagrado de leyenda. Su ubicación exacta ha sido un tema debatido. Es la convicción de Zarins —y la mayoría de los eruditos— de que se trataba de las islas de Bahrein y Failaka y la costa este de Arabia Saudita. "La isla de Bahréin fue el Hong Kong de su época", dice, "un centro rico en cuotas de comercio internacional, con barcos yendo y viniendo entre Mesopotamia y la civilización del valle del Indo". Tanto allí como en la costa este de Arabia Saudita hay decenas de miles de túmulos, mucho más de lo que la escasa población indígena habría contado, algunas tumbas muy ricas, la mayoría data del período 2500 a 1900 a.C.

Algunos sugieren estrechos vínculos con los sumerios. El Edén se había ido, por lo que querrían ir a la tierra paradisíaca de Dilmun, ya sea para peregrinaciones o como el lugar de su lugar de descanso final. Después de todo, si se tuvieran riquezas o vida eterna en esta área, bien podrían participar. & Quot;

Debe hacerse una pregunta final. ¿Por qué, cuando los israelitas aceptaron las antiguas historias de Mesopotamia-Arabia, con toda su carga de luchas olvidadas, cambios climáticos, tradiciones medio olvidadas, eligieron la palabra Edén en lugar de Dilmun?

"Quizás nunca hayan oído hablar de la palabra Dilmun", dice Zarins. "Realmente no lo sabemos. El arqueólogo Daniel Potts está trabajando en ese problema en este momento.

¿Existió la palabra Dilmun en la época helenística? Hubo una ruptura lingüística en la época de Alejandro Magno. La escritura cuneiforme en forma de cuña fue reemplazada por la escritura alfabética de los griegos, un sistema mucho más eficiente. El poder pasó de Oriente a Occidente, a Grecia y Roma. Las viejas historias, las viejas palabras, se desvanecieron en la oscuridad porque el poder va para quienes lo tienen. Hasta el descubrimiento de las tablas de Nínive, el cuneiforme asirio estaba muerto. Los primeros traductores nunca oyeron hablar de él. El nombre y el concepto de Edén no se transmitieron a través del idioma sumerio de Dilmun, sino a través del hebreo-helenístico del Edén ''.

Es un accidente de la historia, de la arqueología, de la traducción, tal vez, que Dilmun se perdió y el Edén quedó. No debe hacer tambalear la fe de ningún ser humano inteligente. Si Zarins está en lo cierto, hay incrustado en la Biblia una memoria popular muy antigua, no solo la historia de la Creación, sino también la historia del surgimiento del Hombre de la dependencia total a la peligrosa autosuficiencia, con todos los peligros creados por el hombre incipientes en ella.

Apareció por primera vez en la Revista Smithsonian, Volumen 18. No. 2, Mayo de 1987. Usado con permiso de la hermana y albacea de la Srta. Hamblin, Mary H. Ovrom. 1 de diciembre de 1997. Nota agregada 14/8/07: El Diluvio de Noé fue probablemente una catástrofe mundial tan grande que el sitio del Jardín del Edén puede estar enterrado actualmente bajo millas de sedimentos. Si la tierra originalmente tenía un continente, y los continentes se dividieron durante o después del Diluvio, entonces la ubicación del Huerto en la tierra del Edén es aún más incierta. En los últimos años se han realizado varios documentales que exploran la región mesopotámica en busca de la posible ubicación del Edén. Los nombres de lugares antiguos, las leyendas locales y la tradición popular hacen que la búsqueda en curso sea interesante. (LIMITADO)


¿Nos llevan los cuatro ríos al jardín del Edén? - Historia

Una representación de la presa Grand Renaissance en construcción en Etiopía en el Nilo Azul. Se espera que su finalización cambie profundamente la asignación de recursos hídricos en África.

Nota del editor:

Egipto y Sudán dependen por completo de las aguas del río Nilo. Durante el siglo pasado, estos dos países desérticos han construido varias presas y embalses, con la esperanza de limitar los estragos de las sequías y las inundaciones que han definido su historia. Ahora Etiopía, uno de los ocho estados río arriba y la fuente de la mayor parte de las aguas del Nilo, está construyendo la presa más grande de África. Ubicada en el Nilo Azul a veinticinco millas de la frontera etíope con Sudán, la Gran Presa del Renacimiento inicia un nuevo capítulo en la larga y belicosa historia del debate sobre la propiedad de las aguas del Nilo, y sus efectos para toda la región podrían ser profundos.

Sobre temas relacionados con el agua y el medio ambiente, es posible que los lectores también deseen ver estos artículos de Origins: Crisis mundial del agua El cambio climático ártico cambiante y la población humana Crisis alimentaria mundial y sobrepesca.

En el otoño de 2012, periódicos de todo el mundo informaron sobre un documento de Wikileaks, adquirido subrepticiamente de Stratfor, la compañía de seguridad de Texas, que revelaba los planes egipcios y sudaneses de construir una pista de aterrizaje para bombardear una presa en la garganta del río Nilo Azul en Etiopía. Los gobiernos de Egipto y Sudán negaron los informes.

Independientemente de si existieron o no tales planes en 2012, existe una larga historia de amenazas y conflictos en la cuenca del río Nilo. Río abajo, Egipto y Sudán argumentan que tienen derechos históricos sobre el agua del que dependen absolutamente, y en 1979 el presidente egipcio Anwar Sadat amenazó con la guerra a los violadores de lo que consideraba los derechos de su país a las aguas del Nilo. Río arriba, Etiopía, Kenia, Uganda, Ruanda, Burundi y Tanzania argumentan que ellos también necesitan el agua que se origina en sus tierras.

Desde el siglo XII d.C., los reyes cristianos etíopes han advertido a los sultanes egipcios musulmanes de su poder para desviar las aguas del Nilo, a menudo en respuesta a conflictos religiosos. Pero estas eran amenazas hipotéticas.

Hoy, sin embargo, Etiopía está construyendo la presa Grand Renaissance y, con ella, Etiopía controlará físicamente el desfiladero del Nilo Azul, la fuente principal de la mayoría de las aguas del Nilo.

Lo que está en juego no puede ser mayor para los nuevos líderes de Egipto y Etiopía, el presidente Mohamed Morsi y el primer ministro Hailemariam Desalegn, así como para el antiguo presidente de Sudán, Omar El Bashir. Quizás lo que está en juego sea aún mayor para los millones de personas que deben su sustento y su propia existencia a las aguas del Nilo.

Egipto y el Nilo

El Nilo ha sido esencial para la civilización en Egipto y Sudán. Sin esa agua, no habría habido comida, ni gente, ni estado, ni monumentos. Como escribió Heroduto en el siglo V a. De la E.C., "Egipto es el regalo del Nilo".

Durante milenios, los pueblos han viajado a lo largo de las orillas del Nilo y sus afluentes. Decenas de grupos étnicos en Egipto, Etiopía y Sudán comparten arquitectura e ingeniería, ideas y tradiciones de religión y organización política, idiomas y alfabetos, prácticas alimentarias y agrícolas.

En 3000 a. De la E.C., cuando la primera dinastía egipcia unificó las partes baja y alta del río Nilo, no había estados en África oriental o central que desafiaran el acceso de Egipto a las aguas del Nilo.

El Nilo era un dios misterioso: a veces benéfico, a veces vengativo. Las inundaciones entre junio y septiembre, los meses de máxima afluencia, podrían arrasar pueblos enteros y ahogar a miles de personas. Las inundaciones también trajeron el limo marrón que alimentaba el delta, una de las regiones agrícolas más productivas del mundo, que alimentaba no solo a Egipto sino a muchos de sus vecinos.

La importancia central del río para la vida egipcia se refleja en Un himno al Nilo, registrado en Papyrus Sallier II:

¡Salve, oh Nilo, que brota de la tierra y viene para mantener vivo a Egipto! ...
El que riega los prados que Él creó ...
El que hace beber el desierto ...
El que hace cebada y hace nacer emmer ...
El que produce pasto para el ganado ...
El que hace crecer todo árbol amado ...
¡Oh, Nilo, verde eres tú, que haces vivir al hombre y al ganado!

Las inundaciones estacionales del Nilo son un tema central en la historia de Egipto. El caudal del río sigue patrones regulares, aumentando entre el 17 de mayo y el 6 de julio, alcanzando su punto máximo en septiembre y luego retrocediendo hasta el próximo año. Pero el volumen del río es muy impredecible, como lo documentan los nilómetros (estructuras de varios pisos construidas en el río para medir la altura del agua). Los sucesivos imperios de faraones, griegos, romanos, cristianos coptos y musulmanes celebraron las crecientes aguas del Nilo y temieron inundaciones o sequías.

Cinco milenios de historia del Nilo muestran cómo los años con crecidas de agua han producido abundantes alimentos, crecimiento de la población y magníficos monumentos, como durante las primeras cinco dinastías desde el 3050 a.E.C. al 2480 a.E.C. Los períodos de escasez de agua han traído hambrunas y desorden. El Libro de Génesis describe siete años de hambruna que los historiadores asocian con la sequía de 1740 a.E.C.

Desde la época de los faraones hasta 1800 E.C., la población de Egipto aumentó y disminuyó entre 2 y 5 millones, debido a la disponibilidad de alimentos y las epidemias. Los proyectos de riego del gobernante otomano del siglo XIX, Mohammad Ali, permitieron el cultivo durante todo el año, lo que provocó un crecimiento de la población de 4 a 10 millones. Desde la inauguración de la presa alta de Asuán en 1971, la población de Egipto ha aumentado de unos 30 a 83 millones.

Las fuentes del Nilo

A pesar de la extraordinaria importancia del Nilo para la gente río abajo, el origen del gran río fue un misterio hasta mediados del siglo XX. Herodoto especuló que el Nilo surgió entre los picos de Crophi y Mophi, al sur de la primera catarata. En 140 E.C., Ptolomeo sugirió que la fuente eran las Montañas de la Luna, en lo que ahora se llaman las Montañas Ruwenzori en Uganda.

El geógrafo árabe del siglo XI al-Bakri postuló los orígenes de África occidental, confundiendo el río Níger, que desemboca en el océano Atlántico, con el río Nilo. En 1770, el explorador escocés James Bruce afirmó haber descubierto la fuente en Etiopía, mientras que en 1862 John Hanning Speke pensó que la había encontrado en el lago Victoria y los lagos ecuatoriales.

La navegabilidad limitada del río solo aumentó su misterio. El río Nilo Azul desciende 4501 pies en 560 millas desde el lago Tana en las tierras altas de Etiopía a través de un profundo desfiladero con cocodrilos, hipopótamos y bandidos hasta la frontera con Sudán y la sabana. A pesar de los esfuerzos de decenas de intrépidos aventureros, el Nilo Azul en Etiopía no fue navegado con éxito hasta 1968 por un equipo de soldados y civiles británicos y etíopes equipados por el Royal Military College of Science.

Más al sur por el Nilo Blanco en los lagos y ríos de Burundi, Ruanda, Kenia, Tanzania y Uganda, la influencia cultural egipcia es menos pronunciada, debido al Sudd, un pantano gigantesco e intransitable que absorbe las aguas de los afluentes de los lagos ecuatoriales. El historiador del río Nilo, Robert O. Collins, informa que "nadie pasó por este pantano primordial" hasta 1841.

Hasta el siglo XX no quedó claro que el Nilo es parte de un vasto sistema fluvial con docenas de afluentes, arroyos y lagos, que se extienden desde el mar Mediterráneo hasta las remotas montañas de Burundi, en el África central tropical y las tierras altas. de Etiopía, en el Cuerno de África.

Con una extensión de más de 4.200 millas, es el río más largo del mundo. También ha quedado claro que el volumen de agua que fluye a través del Nilo es relativamente pequeño, apenas un dos por ciento en volumen del Amazonas y un quince por ciento del Misisipi, y principalmente (86%) de Etiopía.

Etiopía, Egipto y la lucha histórica por las aguas del Nilo

Etiopía y Egipto han tenido una larga relación de armonía y discordia, este último resultado de problemas religiosos y el acceso al agua del Nilo, entre otros factores.

El primer gobierno bien documentado de Etiopía fue en Aksum, una ciudad-estado que controlaba un gran imperio desde las tierras altas de Etiopía a través del Mar Rojo hasta Yemen. Desde el año 100 hasta el 800 d.C., los aksumitas participaron en el comercio del Mediterráneo y el océano Índico.

La relación cultural entre Egipto y Etiopía se institucionalizó cuando el rey Aksumita Ezana se convirtió al cristianismo en el año 330 d.C. Durante 16 siglos (hasta 1959) el obispo egipcio de la Iglesia Ortodoxa Etíope fue nombrado por el patriarca egipcio en Alejandría, a menudo bajo la influencia del Gobierno egipcio.

Los etíopes fueron profundamente influenciados por el Medio Oriente, e incluso escribieron su estado y geografía en historias bíblicas. La fuente del Nilo Azul se convirtió en Gihon, uno de los cuatro ríos que fluían desde el Jardín del Edén. El mito de los orígenes nacionales del siglo XIV d.C. conectaba a los gobernantes de Etiopía con el Antiguo Testamento. En esta leyenda, la Reina de Saba (Mekedda), viajó al norte de Etiopía a Jerusalén para encontrarse con el rey Salomón en 900 a. de la E.C. Una relación romántica produjo un hijo, Menelik I, el primero de la dinastía salomónica de Etiopía.

Cuando Menelik se convirtió en adulto, a pesar del deseo de su padre de convertirse en el próximo rey de Israel, escapó a Etiopía con el Arca de la Alianza, el gabinete que contenía las tablas de los diez mandamientos dados por Dios a Moisés en el monte Sinaí. Menelik almacenó el Arca en una isla en el lago Tana, en la que desemboca el Gihón, antes de que la trasladaran a Aksum, donde muchos etíopes creen que el Arca permanece hasta el día de hoy. Otra leyenda etíope es que María y Jesús pasaron una noche en esa misma isla (Tana Cherquos) durante su vuelo de Tierra Santa a Egipto.

La conquista musulmana de Egipto en 640 E.C. colocó a la Etiopía cristiana en una posición defensiva. Debido a que la Iglesia Ortodoxa Etíope permaneció subordinada a la Iglesia Ortodoxa en Alejandría, y Egipto se había convertido en un país musulmán, los etíopes empezaron a sospechar y resentir el control que Egipto tenía sobre el nombramiento de su obispo cristiano (un bollo). Los egipcios musulmanes también controlaban Jerusalén y tenían el poder de expulsar a los peregrinos etíopes a sus ciudades más sagradas.

Entonces, los etíopes comenzaron a reclamar el poder sobre Egipto a través del control del Nilo. Durante las Cruzadas, el emperador etíope Lalibela (1190-1225), que construyó una nueva Jerusalén en Etiopía, a salvo de la ocupación musulmana en magníficas iglesias subterráneas excavadas en la roca, amenazó con represalias desviando el río Tekeze de su camino hacia el norte hacia Sudán (donde se convierte en Atbara y luego se une al Nilo).

El primer egipcio que escribió sobre el potencial de una desviación etíope del Nilo fue el erudito copto del siglo XIII Jurjis al-Makin (muerto en 1273).

Las historias sobre el poder de Etiopía sobre el Nilo inspiraron la leyenda europea del siglo XIV del Prester John, un rico sacerdote cristiano etíope rey. En 1510 la leyenda regresó a Etiopía con el explorador portugués Alfonso d'Albuquerque, quien consideró la posibilidad de destruir Egipto desviando el Nilo hacia el Mar Rojo. En 1513, d'Albuquerque incluso solicitó al rey portugués trabajadores expertos en la excavación de túneles. Nada salió del plan.

Pero el conflicto entre Egipto y Etiopía continuó, a menudo como guerras indirectas entre cristianos y musulmanes en las fronteras norte o sureste de Etiopía. La invasión de Etiopía en el siglo XVI por Ahmad Gragn, el imán musulmán del Adal Sultante, fue vista como un conflicto egipcio.

En el siglo XIX, Egipto y Etiopía lucharon por el control del Mar Rojo y la cuenca superior del Nilo. El clímax llegó en 1876 en la batalla de Gura en la actual Eritrea, donde los etíopes propinaron una humillante derrota al ejército egipcio.

Conflictos de la era colonial por el Nilo

La partición europea de África en la década de 1880 añadió una enorme complejidad a este conflicto.

Egipto fue colonizado por Inglaterra en 1882. Etiopía derrotó a los italianos en la batalla de Adwa en 1896 y se convirtió en el único país africano que mantuvo su independencia durante la "lucha por África". Pero la colonización creó muchos estados nuevos en la cuenca del Nilo (Eritrea, Uganda, Ruanda, Burundi, Kenia y Tanganika) y desató una nueva competencia por los recursos y el territorio.

Egipto fue apreciado por el delta del Nilo, una región de insuperable productividad agrícola. Después de la finalización del Canal de Suez en 1869, Egipto también ofreció acceso al Mar Rojo y al Océano Índico. Para el control británico de Egipto significó un comercio más rentable con India, su colonia más rica. Para los franceses, el canal ofrecía un acceso más rápido a Indochina, su colonia más lucrativa.

A finales del siglo XIX, dado que el control de Egipto era la clave de la riqueza asiática y dado que Egipto dependía del Nilo, el control de la fuente del Nilo se convirtió en un importante objetivo colonial.

La competencia franco-inglesa por el control de la cuenca del Nilo culminó en 1898 en Fashoda.

Los franceses concibieron la idea de construir una presa en el Nilo Blanco, a fin de socavar la influencia británica río abajo y establecer el control este-oeste del continente. Organizaron un estupendo movimiento de pinzas con un grupo de soldados viajando desde África Oriental a través de Etiopía y el otro desde África Occidental a través del Congo.

Los británicos se enteraron de la expedición francesa y, después de capturar Jartum, ordenaron una flota de cañoneros y vapores con soldados bajo el liderazgo del general Horatio Herbert Kitchener río arriba hasta Fashoda, el sitio de la presa propuesta. Con menos de 200 hombres, los franceses estaban avergonzados. En 1899, las dos potencias coloniales llegaron a un acuerdo que designaba a Francia las fronteras del río Congo ya Inglaterra las fronteras del Nilo Blanco.

El incidente de Fashoda reveló lo poco que los europeos entendían sobre el río Nilo. Pensando que la mayoría de las aguas del Nilo provenían de los lagos ecuatoriales (Victoria, Albert, Kyoga y Edward), los ingleses gastaron una enorme energía en planes para aumentar los flujos de agua del Nilo Blanco.

Primero llamado Garstin Cut y más tarde Jonglei Canal, los británicos intentaron crear un canal que maximizara la transferencia de agua a través del gran pantano (donde la mitad se evaporó).

Uno de los proyectos de ingeniería más costosos de África, fue cancelado en 1984 por el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán debido a la grave alteración que trajo a las vidas de los pueblos indígenas del Alto Nilo. Si se hubiera completado el Canal Jonglei de 300 millas de largo, habría aumentado los flujos de agua en casi 4 mil millones de metros cúbicos hacia el Nilo Blanco.

Negociando el Nilo: tratados y acuerdos sobre las aguas del Nilo

Las negociaciones del tratado sobre las aguas del Nilo comenzaron durante la era colonial cuando Inglaterra trató de maximizar la productividad agrícola en el delta.

En 1902, los británicos obtuvieron del emperador etíope Menelik II un acuerdo para consultar con ellos sobre cualquier proyecto de agua del Nilo Azul, especialmente en el lago Tana. Como potencia imperial controladora en África Oriental, se establecieron acuerdos con Kenia, Tanganika, Sudán y Uganda. pro forma, asuntos coloniales internos.

Después de lograr su independencia en 1922, Egipto negoció el Acuerdo de las Aguas del Nilo de 1929 con las colonias británicas de África Oriental. Este acuerdo estableció el derecho de Egipto a 48.000 millones de metros cúbicos de flujo de agua, todas las aguas de la estación seca, y el poder de veto sobre cualquier proyecto de gestión del agua río arriba, recientemente independizado Sudán (1956), recibió derechos sobre 4.000 millones de metros cúbicos de agua. No se consultó al monarca etíope, al menos en parte porque nadie entendía cuánta agua del Nilo provenía realmente de Etiopía.

El Acuerdo sobre las Aguas del Nilo de 1959 entre Egipto y Sudán se completó antes de que todos los estados río arriba lograran la independencia: Tanganika (1961), Uganda (1962), Ruanda (1962), Burundi (1962) y Kenia (1963).

Los signatarios del Acuerdo de 1959 asignaron a Egipto 55.5 mil millones de metros cúbicos de agua al año, mientras que a Sudán se le permitió 18.5 mil millones de metros cúbicos. Estos 79 mil millones de metros cúbicos representaron el 99% del caudal medio anual calculado del río.

El tratado también permitió la construcción de la presa alta de Asuán (terminada en 1971), la presa Roseires (terminada en 1966 en el Nilo Azul en Sudán) y la presa Khashm al-Girba (terminada en 1964 en el río Atbara en Sudán) .

El tratado afectó tan negativamente a los estados río arriba que sirvió de inspiración para la Doctrina Nyerere, que lleva el nombre del primer presidente independiente de Tanzania, que afirmó que las antiguas colonias no tenían la obligación de acatar los tratados firmados en su nombre por Gran Bretaña.

El emperador Haile Selassie se sintió ofendido por la exclusión de Etiopía por parte del presidente Nasser en el Acuerdo sobre las aguas del Nilo y por la planificación de la construcción de la presa de Asuán. Negoció el divorcio en 1959 de la Iglesia Ortodoxa Etíope de la Iglesia Ortodoxa en Alejandría, poniendo fin a 1600 años de matrimonio institucional.

También comenzó a planificar varias presas en el Nilo Azul y sus afluentes, contribuyendo con $ 10 millones de dólares del tesoro etíope para un estudio del Departamento de Recuperación de los Estados Unidos que resultó en un informe de diecisiete volúmenes completado en 1964 y titulado Recursos terrestres y hídricos de la cuenca del Nilo Azul: Etiopía.

Nasser respondió alentando a los musulmanes en Eritrea (reunificado con Etiopía después de la Segunda Guerra Mundial) a separarse de Etiopía. También alentó a los musulmanes somalíes a luchar por la liberación de la región de Ogaden en Etiopía.

Etiopía ganó la guerra con Somalia en 1977-78 y retuvo el Ogaden. Su guerra de 30 años con Eritrea, un aliado de Egipto, tuvo un costo tremendo. Haile Selassie fue derrocado en 1974 y, después de 1993, Eritrea ganó la independencia y Etiopía se convirtió en un país sin salida al mar, aunque todavía poseía las cabeceras del Nilo Azul.

A mediados de la década de 1980, las lluvias fallaron en las tierras altas de Etiopía, lo que provocó una grave crisis de agua río arriba y río abajo. Un millón de etíopes murió como resultado de la sequía y el hambre, agravados por la Guerra Civil con Eritrea. Egipto evitó el desastre, pero las turbinas de Asuán casi se apagaron, lo que generó una pesadilla de energía eléctrica y las cosechas fallaron en el delta, lo que trajo la perspectiva real de una hambruna.

Como resultado, los egipcios llegaron a comprender que su gran presa de Asuán no había resuelto su dependencia histórica del agua río arriba del Nilo. En 1987, después de años de retórica hostil, el presidente egipcio Hosni Mubarak y el presidente etíope Haile Mariam Mengistu reemplazaron el lenguaje de amenaza y confrontación por palabras de conciliación y cooperación.

Luego, en la década de 1990, volvieron las lluvias etíopes y, sorprendentemente, Hosni Mubarak redobló los esfuerzos iniciados durante la administración de Sadat para construir el Canal Toshka, uno de los proyectos de riego más costosos y ambiciosos del mundo. Este plan tomaría el 10% de las aguas del lago Nasser para regar el arenoso desierto occidental de Egipto, lo que aumentaría la necesidad de Egipto de agua del Nilo, incluso si mantuvieran la parte del tratado de 1959 de 55 mil millones de metros cúbicos.

Con ira e incredulidad, el primer ministro etíope, Meles Zenawi, protestó: “Mientras Egipto está tomando el agua del Nilo para transformar el desierto del Sahara en algo verde, a nosotros en Etiopía, que somos la fuente del 85% de esa agua, se nos niega la posibilidad de usándolo para alimentarnos ".

Luego comenzó los planes para la presa Grand Renaissance.

El derecho internacional del agua no ha resuelto las diferencias sobre la propiedad de Nile Waters. El Acuerdo de Helsinki de 1966 propuso la idea de “acciones equitativas”, y la idea fue retomada en la Convención de las Naciones Unidas de 1997 sobre el derecho de los usos de los cursos de agua internacionales para fines distintos de la navegación.

En la Iniciativa de la Cuenca del Nilo de 1999 se volvió a presentar una propuesta de “participación equitativa”, que incluía a todos los países afectados. Lamentablemente, la iniciativa no resolvió el conflicto entre los reclamos de derechos históricos de Egipto y Sudán y los reclamos de partes equitativas de los estados de la parte superior del río.

En 2010, seis países aguas arriba (Etiopía, Kenia, Uganda, Ruanda, Burundi y Tanzania) firmaron un Acuerdo Marco Cooperativo que busca más cuotas de agua. Egipto y Sudán rechazaron el acuerdo porque desafiaba sus derechos históricos sobre el agua.

Etiopía y las lecciones de la construcción de represas

Una lección del último siglo de construcción de mega-represas es que los países río arriba tienen más poder a la hora de negociar los derechos de agua. La primera de las mega represas, la represa Hoover en el río Colorado en los Estados Unidos, le costó agua a México.La presa de Ataturk en Turquía ha tenido un impacto devastador en Siria e Irak río abajo. China y el Tíbet controlan las aguas de varios ríos que fluyen río abajo hacia India, Pakistán, Myanmar, Bangladesh y Vietnam.

Otra lección es que las mega represas tienen impactos ambientales enormes e imprevistos. La presa alta de Asuán ha alterado los ecosistemas del río, el delta y el Mediterráneo con los resultados de una reducción de la productividad agrícola y las poblaciones de peces. También provocó una serie de eventos sísmicos debido al peso extremo del agua en el lago Nasser, uno de los embalses más grandes del mundo.

Aunque tardó en la construcción de mega-represas, Etiopía ahora está recuperando el tiempo perdido. Una de las presas más altas del mundo se completó en 2009 en el río Tekeze en el norte de Etiopía. Tres grandes represas en los ríos Omo y Gibe en el sur de Etiopía están terminadas o casi están terminadas.

El mayor de los proyectos hídricos de Etiopía, la presa Grand Renaissance, tendrá un depósito con 67.000 millones de metros cúbicos de agua, el doble del agua del lago Tana, el lago más grande de Etiopía, y se espera que genere 6000 megavatios de electricidad.

Los etíopes esperan que estos proyectos de agua, que se extienden hasta 2035 con otros afluentes del Nilo y sistemas fluviales, sacarán a su país de la pobreza. Grandes represas similares han producido milagros económicos en los Estados Unidos, Canadá, China, Turquía, India, Brasil y, por supuesto, Egipto.

Las opciones de Etiopía para el desarrollo económico son limitadas. Con casi 90 millones de habitantes, es el país sin litoral más poblado del mundo. También es uno de los países más pobres del mundo: 174 en la lista de 187 países del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas para 2012. (Sudán es 169 y Egipto 113). Este índice clasifica a los países en función de la esperanza de vida, la educación y los ingresos. entre otros criterios.

Parte del desafío de Etiopía es que el 85 por ciento de la fuerza laboral trabaja en productos agrícolas que generan bajos beneficios. Etiopía ya está arrendando tierras en sus regiones del sur a Arabia Saudita, India y China para grandes proyectos de agua de riego, a pesar de la grave escasez de tierras en sus regiones del norte, porque no tiene los fondos para desarrollar esta tierra por su cuenta.

Si Etiopía no puede utilizar sus lluvias estacionales y elevadas para energía hidroeléctrica y riego, ¿qué debe hacer?

La gran presa del Renacimiento

La Corporación de Energía Eléctrica de Etiopía, de propiedad estatal, informa con optimismo que la presa Grand Renaissance se completará en 2015 a un costo de casi 5 mil millones de dólares. A partir de 2013, el proyecto está completo en un 13%, lo que sugiere que pueden pasar muchos años y miles de millones de dólares antes de que se termine la presa. La presa de Tekeze estaba muy por encima de su presupuesto previsto y con años de retraso.

El principal obstáculo para la finalización es la financiación.

El Banco Mundial, el Banco Europeo de Inversiones, el Banco de Importación y Exportación de China y el Banco Africano de Desarrollo proporcionaron financiamiento para algunas de las otras represas, pero las preocupaciones sobre el impacto ambiental y político de esta última represa han desanimado a los prestamistas.

El Fondo Monetario Internacional sugirió que Etiopía puso la presa en un camino lento, argumentando que el proyecto absorberá el 10% del Producto Interno Bruto de Etiopía, desplazando así otro desarrollo de infraestructura necesario.

Sin embargo, el gobierno etíope insiste en que se apegará a su cronograma y financiará el proyecto a nivel nacional. Probablemente obtendrá más ayuda de China, un aliado leal y el mayor desarrollador mundial de energía hidroeléctrica.

Los etíopes sostienen que la presa Grand Renaissance podría ser buena para todos. Afirman que almacenar agua en las profundidades de la garganta del Nilo Azul reduciría la evaporación, aumentando los flujos de agua río abajo.

Los etíopes también argumentan que la nueva presa será una fuente de energía hidroeléctrica para toda la región y gestionará el control de inundaciones en una coyuntura crítica donde el desfiladero del Nilo desciende desde las tierras altas de Etiopía hasta el Sahel, reduciendo así el riesgo de inundaciones y sedimentación, extendiéndose la vida de las presas debajo del arroyo.

Es comprensible que Egipto y Sudán estén preocupados por el poder de Etiopía sobre las aguas del Nilo. ¿Qué sucede mientras se llena el depósito detrás de la presa Grand Renaissance, cuando el flujo de agua puede reducirse un 25% durante tres años o más? Después de que se llene el depósito, ¿qué pasará cuando las lluvias cesen en las tierras altas de Etiopía? ¿Quién recibirá el agua primero?

Si la cuestión de las aguas del Nilo fue delicada en los siglos anteriores a 1900, cuando Etiopía y Egipto tenían cada uno una población de 10 millones o menos, ¿qué sucederá en los próximos veinte años, ya que sus poblaciones superan los 100 millones y la población colectiva del Nilo? ¿Los países de la cuenca fluvial alcanza los 600 millones?

La presa Grand Renaissance plantea una pregunta tan básica como el agua misma: ¿Quién es el dueño del Nilo? Cuando la presa Grand Renaissance cierre sus puertas en el río Nilo Azul, ya sea en 2015 o 2025, habrá llegado el momento de un ajuste de cuentas final.

Etiopía tendrá entonces el poder de reclamar sus cuotas de agua, con el respaldo de todos los estados río arriba. Los reclamos de Egipto y Sudán sobre derechos históricos de agua se habrán convertido en meramente hipotéticos. En el contexto de una historia difícil, la violencia es una posibilidad, pero se pueden lograr buenas soluciones para todos a través de la diplomacia y el liderazgo.

Lectura sugerida

Collins, Robert O. El nilo. New Haven y Londres: Yale University Press, 2002.

Erlich, Hageo. La Cruz y el Río: Etiopía, Egipto y el Nilo. Boulder y Londres: Lynn Rienner Publishers, 2002.

Henze, Paul B. Capas del tiempo: una historia de Etiopía. Nueva York: Palgrave Macmillan, 2000.

Salomón, Steven. Agua: la lucha épica por la riqueza, el poder y la civilización. Nueva York: HarperCollins, 2010.

Tignor, Robert L. Egipto: una breve historia. Princeton y Oxford: Princeton University Press, 2010.


¿Nos llevan los cuatro ríos al jardín del Edén? - Historia

Unite 2: Los comienzos de las civilizaciones humanas • Las cuatro civilizaciones del valle del río • Israel primitiva

Introducción: "¡Bon Jour!" "¡Kojaa!" "¡Selamat!" "¡Buenos días!" "¡Chiao!"

Después de la Torre de Babel, la raza humana se extendió sobre la faz de la tierra. Inicialmente, se vieron impulsados ​​a distanciarse unos de otros por importantes diferencias lingüísticas. No hay nada tan incómodo como estar rodeado de personas que no hablan tu idioma, ¡y nada más cómodo que encontrar a otros que lo hagan! Gradualmente, el color de la piel, las diferencias culturales y las diferencias religiosas los separaron. Los más débiles tendían a moverse más lejos, y los más fuertes tendían a asentarse más rápidamente y reclamar su espacio.

Los grupos más fuertes tendieron a asentarse en las áreas más deseables donde había abundancia de agua, recursos naturales (madera, arcilla, mineral de hierro, carbón) y protección natural (colinas, costa del mar, ríos, lagos). Debido a que se establecieron en estas áreas y debido a que se establecieron primero, tuvieron más tiempo y recursos para desarrollar civilizaciones. Aquellos que estaban en constante movimiento y eran perseguidos de un lugar a otro por los más fuertes tenían menos oportunidades de desarrollar una civilización o de beneficiarse de los recursos naturales.

Y cuando los más débiles finalmente llegaron a un lugar para establecerse, con frecuencia estaban tan lejos de otros grupos que había poco contacto, comercio o interacción. Una cosa que generalmente se requiere para que una cultura se desarrolle es la interacción con otros grupos culturales.

Por estas razones, mientras las civilizaciones se estaban formando en Mesopotamia, India, China y África del Norte, los grupos que habían vagado hasta América del Norte y del Sur y las islas del Pacífico se desarrollaron poco más en organización cultural que la unidad tribal y poseían una tecnología que era mucho menos desarrollado que en las civilizaciones más grandes. Por lo tanto, los ejércitos imperialistas de Europa con cañones, barcos y armas de fuego se encontraron con miembros de tribus en partes de África armados con lanzas, arcos y flechas. Los conquistadores españoles, aunque pocos en número, pudieron subyugar a todo un continente latinoamericano debido a su tecnología superior. Y misioneros cristianos de Europa y Estados Unidos armados con computadoras, linternas y medicinas modernas, se encontraron con miembros de tribus de la edad de piedra en las islas del Pacífico a fines del siglo XX.

Acerca de las primeras civilizaciones, el apóstol Pablo, en Romanos 1-3, declara que fueron creadas con un conocimiento claro de Dios, pero habiendo rechazado y torcido la verdad que poseían, adoraron a la criatura en lugar del Creador. Por lo tanto, "todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios".

2.1 Los cuatro valles fluviales principales

Cuatro civilizaciones tempranas se formaron en cuatro valles fluviales principales: el valle del río Tigris / Éufrates (Mesopotamia), el valle del río Nilo (Egipto), el valle del río Indo (India) y el valle del río Amarillo (China).

2.2 Sumer (Valle del río Tigris / Éufrates)

Sumer fue una de las primeras civilizaciones que se formó en el área del valle del río Tigris / Eufrates. Los sumerios eran un pueblo que quizás emigró del área del Mar Caspio al Creciente Fértil, el área fértil que se encuentra entre los ríos Tigris y Éufrates. Una de las principales ciudades fue Ur en Caldea. Ur es mejor conocido porque fue la ciudad natal de Abram, quien más tarde se convirtió en Abraham. Ur era una comunidad de adoradores de la luna y de entre ellos Dios llamó a Abraham y su familia para que fueran el padre de todos los que tienen fe (Romanos 4). Fue con Abraham que Dios hizo su pacto redentor que resultó en la venida de Jesús al mundo como Salvador. Sumer estaba ubicada cerca de donde los ríos Tigris y Éufrates se unen y desembocan en el Golfo Pérsico.

Es probable que la Torre de Babel fuera un precursor de los zigurats sumerios.

Sumer era una colección de más de treinta ciudades-estado, cada una de las cuales poseía su propia deidad patrona, pero compartía una religión común que presentaba la adoración de Elil con un centro religioso central en Nippur. Poco se sabe sobre este período o pueblo, pero hay registros escritos que indican que hubo reyes que gobernaron Sumer durante el período antedeluviano (período de tiempo entre la Creación y el Diluvio). Se cree que desarrollaron su civilización a partir del 4000 a.C. y que no fueron los primeros habitantes de la zona.

Otras innovaciones de los sumerios fueron la rueda de madera, el arado de madera y el remo de madera para sus barcos. También avanzaron en la construcción y uso de irrigación agrícola, canales y caminos. Cultivaron campos de trigo, arboledas de palmeras datileras, desarrollaron rebaños de ganado, fabricaron cerámica y cestas tejidas, y desarrollaron un amplio sistema de comercio utilizando sus botes dignos de navegar. Desarrollaron un sistema que dividía un círculo en unidades de sesenta, del cual hoy obtenemos nuestro minuto compuesto por sesenta segundos y un sistema de conteo basado en la unidad de diez. Practicaron los impuestos, la conquista de los pueblos vecinos, la esclavitud y desarrollaron una forma de gobierno monárquica temprana.

Los sumerios desarrollaron (o recuperaron de su memoria espiritual derivada de Noé) un elaborado sistema de creencias que incluía muchos dioses que poseían características humanas, un concepto de pecado personal, que habían sido creados para servir a los dioses, una especie de sistema de clases entre los principales y dioses menores, y una elaborada historia de inundaciones. Nammu era el dios del océano que creó todas las cosas y que no tuvo un comienzo personal. El era eterno. Nammu había creado otros dioses, de los cuales surgió Elil, quien se convirtió en su dios central. Elil se convirtió en el

En sus tablas de arcilla registraron la Epopeya de Gilgamesh, la historia de un mundo perfecto e idílico en el que se colocaron los primeros humanos creados, un mundo libre de guerras, odio y en el que todos hablaban el mismo idioma. Pero los humanos pecaron. Esto hizo que el dios Elil se enojara mucho. Dos de las consecuencias fueron (1) una confusión de idiomas y (2) una gran inundación que duró siete días y siete noches. Un rey sumerio, Ziusudra, sobrevivió a la inundación en un gran barco, en el que conservó las semillas de las plantas y la vida. Después de siete días, el dios del sol Utu arrojó luz sobre la tierra. Ziusudra se postró ante Utu en adoración y sacrificó un cordero a Utu.

2.3 Sargón y los acadios

Los sumerios se debilitaron debido a la salinización de sus campos de trigo y fueron vencidos por un grupo invasor de personas liderado por Sargón, el Grande. Sargón estableció el poderoso y vasto imperio de Akkad que gobernó la mayor parte del Creciente Fértil. Gobernaba por medio de una poderosa nobleza militar que vivía de una vasta red tributaria extraída por aquellos a quienes subyugaban.

Una leyenda acadia dice que Sargón fue abandonado por su madre en una canasta de juncos que colocó en un río. Sargón fue rescatado por sumerio, una historia muy similar a la del hebreo Moisés.

Sargón desarrolló una industria de fabricación de armas de bronce, y para asegurarse un suministro abundante de estaño y cobre con los que hacer el bronce, extendió su reino al norte hasta la actual Siria. También desarrolló una biblioteca de varios miles de tablillas de arcilla, construyó una vasta red de carreteras y estableció el primer sistema postal conocido.

El imperio de Sargón duró solo cien años. Gradualmente, un poder sumerio revivido alrededor del 2050 a. C. recuperó el control de la zona.

2.4 Amorreos, Hammurabi y Babilonia

El reino sumerio revivido duró hasta 1950 a. C. cuando fue invadida por un pueblo semítico, los amorreos, que llegaron de Siria. Los amorreos construyeron una ciudad más al noroeste sobre el río Éufrates, Babilonia. Pero fueron descritos como un pueblo principalmente nómada que nunca fue conquistado, se negó a vivir en casas y se mudó con frecuencia de un lugar a otro.

Alrededor del 1800 a. C., un rey amorreo, Hammurabi, que gobernaba desde Babilonia, envió sus ejércitos para conquistar a los vecinos, incluido su vecino del norte, Asiria. Hammurabi convirtió a Babilonia en un eje central de caminos y canales y un centro importante para la fabricación de bronce. También desarrolló vastos campos de trigo y cebada, arboledas de palmeras datileras y, bajo su liderazgo, Babilonia se convirtió en una potencia central en Mesopotamia.

El crecimiento de tal imperio económico urbano (que también se conoce como el Imperio Babilónico) requirió códigos y leyes para gobernar la vida en general y la economía en particular. Por lo tanto, Hammurabi desarrolló un extenso conjunto de leyes para gobernar la cultura y la economía. Estas leyes, conocidas como Código de Hammurabi, fueron las primeras leyes escritas conocidas. Dividió a la población en tres clases: nobles, comerciantes y agricultores y esclavos. También defendió el principio de "ojo por ojo y diente por diente".

Aunque los babilonios absorbieron gran parte de la cosmovisión sumeria, también desarrollaron una religión compleja basada en la astrología. Observaron el movimiento de las estrellas a través de la astronomía en un intento por comprender el comportamiento y la voluntad de los dioses.

2.5 Asiria y Gran Mesopotamia

Los asirios, ubicados al norte de Babilonia, revivieron y pudieron luchar contra varios otros grupos invasores que llegaron al Creciente Fértil desde Indoeuropeo y Siria. Hacia 1300 a. C., los asirios controlaban toda Mesopotamia.

El flujo constante de pueblos invasores hacia el Creciente Fértil resultó en una mezcla de culturas, religiones y acervos genéticos. La gente de la zona se hizo conocida como "mesopotámicos" en lugar de amorreos, sumerios, asirios o babilonios.

La zona sufría de numerosas enfermedades. El crecimiento de la población creó problemas con las aguas residuales, la basura, el hacinamiento en los centros urbanos, la disminución del suministro de agua potable, las enfermedades y la amenaza constante de que un nuevo grupo de personas llegara para aprovechar la tierra fértil, a pesar de que la salinización continuó siendo una constante. problema.

Alrededor del 1200 a. C. un grupo de personas llamadas hebreos tomó prominencia en la tierra de Canaán al sur del Creciente Fértil, y durante su apogeo de poder controló el territorio que se extendía desde el río Éufrates en el norte hasta el Nilo en el sur.

Estos fueron los descendientes de Abraham que se originaron en Ur de Caldea o Sumer. En una revelación de Elohim, a Abraham se le prometió una tierra heredada que seguiría siendo posesión de sus descendientes. Según la Biblia, una parte de los hebreos se mudó a Egipto para escapar de una hambruna local. Uno de ellos que había ganado prominencia en Egipto, José, pudo a través de su posición asegurar su traslado seguro a Egipto. Allí finalmente fueron esclavizados por los egipcios, y permanecieron esclavos durante más de 400 años.

Dios le prometió a Abraham que: (1) él y su esposa Sara tendrían un hijo en su vejez, Isaac (2) Dios sería el Dios de Abraham y el Dios de sus descendientes (3) Los descendientes de Abraham serían tan numerosos como el estrellas en los cielos (4) Dios daría la tierra de Canaán a los descendientes de Abraham como herencia eterna y, (5) de los descendientes de Abraham vendría un Mesías.

Después de más de 400 años como esclavo en Egipto, los descendientes de Abraham, bajo el liderazgo de Moisés, salieron de Egipto milagrosamente bajo la guía de Dios alrededor del año 1250 a.C. Durante un período de 40 años en el desierto entre Egipto y Canaán, Moisés recibió de Dios los Diez Mandamientos mientras comulgaba con Dios en la cima del monte Sinaí.

Durante este período de tiempo, Dios entregó a los hebreos el sistema religioso conocido como judaísmo.

Después de los 40 años de vida en el desierto, que resultaron de su desobediencia evidenciada al adorar el becerro de oro formado por Aarón, el hermano de Moisés, los hebreos entraron en Canaán. Bajo el liderazgo de Josué, los hebreos derrotaron sistemáticamente a todos los grupos de personas que vivían en la tierra de Canaán y poseyeron la tierra que Dios les había prometido.

De Moisés se recibió el Pentateuco o los Cinco Libros de Moisés. También estableció el primer gobierno representativo, un sistema de gobierno, la Ley Popular, que los anglosajones llevaron a través de Europa a Inglaterra y se convirtió en la base de los Estados Unidos de América.

Desde su huida de Egipto hasta la destrucción de su templo en Jerusalén en el 70 d.C. por los romanos, los hebreos poseyeron Canaán. No siempre experimentaron la independencia. Los egipcios, asirios, babilonios, griegos y romanos entraban y salían de Canaán. Pero la mayoría de los hebreos vivían bajo una serie de jueces hebreos y hebreos, y luego una serie de reyes. Los hebreos se dividieron en diez tribus específicas nombradas en honor a los diez hijos de Jacob. Los más famosos de sus reyes fueron David y Salomón. Salomón construyó el primer templo en Jerusalén en 957 a. C.

La sección norte, Israel, fue invadida, capturada y enviada al exilio por Asiria en el 732 a. C. El pueblo nunca regresó. Después de que Babilonia conquistó Asiria en 609 a.C., el pueblo exiliado de Israel se estableció alrededor del área del Mar Negro. La sección sur, Judá, con su capital, Jerusalén, fue invadida, capturada y exiliada por Babilonia bajo el mando de Nabucodonosor en el 586 a. C. Una parte de los judíos exiliados de Judá regresó en el 530 a. C.Con el permiso de Ciro, rey de Persia, reconstruyeron su templo en Jerusalén, y de entre ellos en la pequeña ciudad de Belén nació el Mesías prometido, Jesús alrededor del año 1 a. C.

Durante sus siglos de desarrollo, Dios levantó entre los hebreos a los antiguos profetas, quienes fueron levantados por Dios para dar advertencias tanto a Israel como a sus vecinos paganos. Estos constituyen los libros proféticos del Antiguo Testamento.

Fueron elegidos por Dios para ser su pueblo del pacto, de entre los cuales nació el Mesías de la virgen María.

¿En qué se diferenciaban los hebreos de las naciones que los rodeaban?

Los hebreos eran un reino que era:

• Edificado sobre la fe y la obediencia al Dios verdadero, Jehová.

• establecido en un lugar geográfico específico elegido por Jehová.

• dirigido por reyes que vivieron en fe y obediencia al Dios verdadero Jehová.

• el destinatario de las revelaciones recibidas de Jehová a través de los diez mandamientos y los escritos de Moisés y los profetas.

• la ubicación del templo en el que Jehová moraba entre ellos y practicaba sacrificios en vista de la venida del Mesías y su sacrificio final de sí mismo por los pecados de su pueblo.

Los filisteos eran descendientes de un pueblo marino que se originó alrededor del área del mar Egeo al este de Grecia. Fueron un problema continuo para los egipcios. Al igual que con los vikingos mucho más tarde en la historia, la gente del mar fue despiadada, implacable en sus ataques y llegó en momentos inesperados. Finalmente, fueron controlados por los egipcios, que en ocasiones extendieron su control hacia el norte hasta Siria. Sin embargo, con el tiempo, los habitantes del mar pudieron establecerse a lo largo de la costa mediterránea de la tierra de Canaán y fueron conocidos como los filisteos. De su nombre se deriva el nombre de la zona "Palestina".

Los filisteos eran un pueblo alfabetizado que originalmente hablaba el idioma de las personas que vivían en Creta, Chipre y el área del Egeo. Poco a poco adoptaron el idioma de los cananeos y combinaron su religión con la de los cananeos y presentaron la adoración del dios Baal. La historia de los hebreos después del Éxodo de Egipto es una historia de constante conflicto con los filisteos, incluida la historia de Sansón y Dalila, y las numerosas batallas entre los hebreos y los filisteos bajo el rey hebreo, David.

2.8 La civilización del valle del Nilo (Egipto)

Otra de las principales civilizaciones fluviales tempranas fue Egipto. Egipto construyó a partir de enormes piedras talladas tumbas altas llamadas pirámides para sus gobernantes muertos.

Esta civilización finalmente llegó a la conclusión de que su gobernante, el faraón, era en realidad la divinidad encarnada. Por lo tanto, no podían corromper el linaje divino mediante el matrimonio con la gente común. Solo los hermanos y hermanas de la misma familia gobernante podían casarse entre ellos.

Egipto desarrolló un sistema único de escritura pictórica, los jeroglíficos.

El principal sistema religioso de Egipto giraba en torno al culto al dios sol. Sin embargo, durante un breve período, uno de los faraones, Akhenaton, promovió una forma de monoteísmo. A su muerte, el poderoso sacerdocio tradicional restauró el politeísmo en Egipto.

Egipto alcanzó su cenit como potencia cultural y militar durante la Edad de Oro bajo el liderazgo de Ramsés II (1290-1224 a.C.)

Quizás el más famoso de sus gobernantes fue Cleopatra, quien fue la amante tanto de Julio César como de Marco Antonio del Imperio Romano. Cleopatra era descendiente del general Ptolomeo, a quien Alejandro Magno de Grecia le dio el gobierno de Egipto.

Revise las notas que ha tomado al ver el video en clase, Egypt’s Golden Empire, PBS. El énfasis en la clase estará en tres de los faraones.

(1) Ashkenaten (1351-1384 a.C.), el hijo menospreciado de la familia real que fue excluido de las fiestas, celebraciones y sacrificios y ceremonias reales debido a las características y discapacidades físicas extraordinarias reportadas. Cuando Ashkenaten se convirtió en faraón, desterró a los dioses de Egipto, desterró a sus sacerdotes, vació sus templos y prohibió su adoración o los sacrificios que se les hicieran. Declaró que solo se adoraría al dios del sol, Ra. Este no fue un monoteísmo que resultó de una revelación especial otorgada por el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, sino que se desarrolló a partir de su respuesta airada a todos aquellos que lo menospreciaron cuando era niño.

Durante su corto reinado, Tutakamen revirtió varias prácticas de su padre. Él (1) terminó la adoración de Atón, en contra de la política de su padre, y (2) restauró la adoración de Amón. Abandonó la nueva ciudad real construida por su padre en Akhanaten y trasladó la capital a la capital tradicional en Tebas. Se restauraron las celebraciones reales y los sacrificios a Amón, lo que le ganó un gran favor entre muchas personas.

Egipto experimentó problemas en las relaciones exteriores durante su reinado. Se produjo la guerra con los nubios y los ejércitos invasores de Asia.

A su muerte, la línea real de la familia de Tutakamen llegó a su fin. Su esposa hizo una petición al rey de los hititas, pidiendo que se la diera como esposa a uno de sus hijos. Sin embargo, se convirtió en la esposa del nuevo faraón y poco después desapareció de la historia.

(3) Ramsés II (1303-1213 a. C.) fue faraón en el apogeo de la influencia y el poder de Egipto, un período al que se hace referencia como la Edad de Oro de Egipto. Era conocido como un faraón de la guerra, liderando campañas contra los hititas, sirios, libios, nubios y otras naciones vecinas. También fue el constructor más prolífico de monumentos en honor a su gobierno, así como pirámides para el entierro de sus muchos hijos. Fue padre de al menos 80 hijos y 60 hijas, todos con el propósito de dejar una línea real y un sucesor al trono.

Restauró el culto y las tradiciones religiosas egipcias a su estado anterior a las revisiones radicales introducidas por el padre de Tutakamen, el faraón Akhanaten.

Ramsés gobernó durante más de 60 años y murió a la edad de 93, una edad que excedía con creces el promedio de vida de 35 años de los egipcios que fueron sus contemporáneos. Fue tan venerado por la nación (durante tres generaciones de egipcios no conocieron a ningún otro faraón) que durante las generaciones posteriores a su muerte se lo llamó el Gran Ancestro de la nación.

Contribuciones de los antiguos egipcios

• Los primeros colonos minoicos de Creta y el sur de Grecia eran descendientes de egipcios que emigraron por primera vez a la isla de Creta. Ellos fundaron la civilización minoica y su ciudad capital de Knossos en la isla de Creta.

• Los egipcios crearon el sistema de escritura que presentaba pictografías o jeroglíficos.

• Fueron los primeros en desarrollar las habilidades necesarias para construir grandes columnas de piedra para sus numerosos palacios, monumentos y templos masivos.

• Fueron los primeros en desarrollar papel a partir de papiro triturado.

• Eran importantes importadores y exportadores de oro, plata, marfil, bronce, cerámica y animales del continente africano al sur y desarrollaron un comercio extenso con Asia central, norte de África e incluso con el este de Asia.

• Los egipcios desarrollaron una arquitectura única con pirámides y obeliscos.

• Desarrollaron un calendario de 365 días.

• Fueron maestros constructores de canales y especialistas en agricultura y sistemas de riego altamente desarrollados.

• Dominaron el embalsamamiento de muertos.

• Crearon un sistema numérico que incluía fracciones.

• Se especula que eran viajeros extensos, y que las habilidades necesarias para construir las pirámides construidas por los mayas en América del Sur pueden haber sido traídas por egipcios que viajaban en sus botes de caña.

• Recibieron a los descendientes de Abraham durante más de 450 años, primero como huéspedes y miembros de la familia de la casa de Moisés, y luego como esclavos. Fueron víctimas de las plagas traídas por Dios contra la terquedad del Faraón (probablemente Ramsés II) de negarse a permitir que más de un millón de esclavos hebreos salieran de Egipto pacíficamente.

• Junto con los hititas después de la Batalla de Kadesh, los egipcios fueron pioneros en un formato para desarrollar un tratado duradero entre dos naciones poderosas que siguieron muchas otras civilizaciones posteriores.

• El evangelio de Cristo fue llevado a los egipcios por el apóstol Marcos, quien fue martirizado durante su ministerio en Egipto. Los cristianos egipcios de hoy sostienen que son descendientes de los faraones y que los antepasados ​​de los musulmanes actuales en Egipto descienden de invasores extranjeros de Arabia.

2.9 La civilización del valle del río Indo / Harappa (India)

En la cúspide de su desarrollo, la población de Harappa era aproximadamente el 10% de la población mundial conocida, lo que la hacía comparable a la civilización del río Nilo en Egipto y probablemente más grande que la de Mesopotamia. Harappa desarrolló las ciudades más grandes del mundo conocido. Las grandes ciudades excavadas muestran que los edificios estaban hechos de ladrillos endurecidos al horno. Las avenidas centrales tenían 30 pies de ancho con calles estrechas que atravesaban las áreas residenciales. Se construyeron grandes graneros para almacenar excedentes de trigo y cebada. La arquitectura muestra la clara presencia de una clase noble con residencias amuralladas.

La gran civilización Harappa era agraria. Llevó a cabo un cultivo extensivo de trigo, cebada, algodón y quizás arroz. También eran pastores de ganado. La vasta área de suelo fértil y bosques extensos fue alimentada por enormes cantidades de suelo que anualmente bajan desde el Himalaya hasta el Océano Índico. Las estimaciones ahora disponibles a partir de imágenes de satélite muestran una cadena de suelo fértil de hasta 20 pies de profundidad, 10 millas de ancho y 100 millas de largo que se extiende a ambos lados del río Indo. Además del rico suelo aluvial, abundaba el agua de los tifones que anualmente arrojaban inmensas cantidades de lluvia en el área.

Un gran y extenso sistema de alcantarillado al que estaban conectados todos los edificios de las ciudades. fue el desarrollo más significativo en la civilización Harappa. Este fue el sistema de alcantarillado más desarrollado construido en el mundo antiguo.

El declive de la civilización del valle del Indo alrededor del año 1250 a. C. se cree que fue provocado principalmente por el cambio climático. Lo que alguna vez fueron vastas áreas forestales y agrícolas, hoy son áreas secas y áridas. Estudios recientes ahora proponen que fue un cambio en el camino y la frecuencia de los tifones lo que trajo el declive de la civilización Harappa. El patrón de los tifones anuales se movió gradualmente cada vez más hacia el este y la gente siguió la lluvia en grupos más pequeños y dispersos. Además, el hecho de que las herramientas y armas de bronce de Harappa fueran inferiores en diseño y calidad a las fabricadas en Egipto y Mesopotamia también puede haber provocado invasiones a medida que la población de las ciudades disminuyó.

2.10 La civilización del río Amarillo (China)

La agricultura fue posible gracias a las inundaciones anuales en la primavera cuando el hielo se derritió y en julio y agosto durante la temporada de lluvias. Aún se depositan miles de millones de toneladas de suelo sedimentario anualmente.

Desde la dinastía Xia (2000 a.C.) hasta la dinastía Tang (900 d.C.), la cuenca del río Amarillo también sirvió como centro político, cultural y tecnológico de China.

Al principio, la gente cultivaba mijo, un grano similar al maíz. También domesticaron perros y cerdos.

La cultura Longshan construyó grandes ciudades fortificadas a lo largo del río Amarillo, fortificadas por grandes murallas y murallas de tierra.

Hay indicios de que los primeros chinos que se establecieron a lo largo del río Amarillo creían en el mismo Dios que los hebreos, el Dios que les fue revelado en la creación y en las historias recibidas de Noé y sus hijos. Es probable que se mudaran al área del río Amarillo después del evento de la Torre de Babel y mantuvieran el conocimiento de Dios recibido de Noé y su descendencia. No llamaron a su Dios "Elohim" como lo hacían los hebreos. Lo llamaron Shang Di. Sus cualidades son en todos los aspectos similares a las de Elohim de los hebreos. Existe evidencia que sugiere que los chinos antes del 2000 a.C. eran monoteístas que solo más tarde se convirtieron en politeístas. Los ejemplos del vocabulario pictográfico chino actual muestran una clara evidencia de un conocimiento previo de Dios y de eventos, como el Gran Diluvio, la tentación en el Huerto del Edén y los corderos sacrificados para lograr la justicia (ver la presentación de Keynote que acompaña a este artículo). unidad.)

Cerámica negra pulida (izquierda) Recipiente de agua de fundición de bronce (abajo) Talla de jade (arriba) Talla de hueso de Oracle con pictografías (arriba a la izquierda).


El Instituto de Investigación de la Creación

A lo largo de los años, muchos han afirmado que se ha encontrado el Jardín del Edén. Por supuesto, la ubicación de cada & quotdescubrimiento & quot es en una ubicación diferente. La Biblia describe el área alrededor del Jardín en Génesis 2, incluso usando nombres de lugares reconocibles como Etiopía. Menciona un manantial en el jardín que se divide en cuatro ríos principales, incluido el Éufrates. Esto ha llevado a muchos, incluidos los eruditos de la Biblia, a concluir que el Jardín del Edén estaba en algún lugar del área del Medio Oriente conocido hoy como el Valle del Río Tigris-Éufrates, y sus restos desaparecieron hace mucho tiempo.

También es cierto que esta zona (la "media luna fértil") fue la ubicación de la antigua Torre de Babel y la casa del patriarca Abraham en la ciudad de Ur. Sin lugar a dudas, el valle del río Tigris-Éufrates juega un papel único en la historia bíblica, pero ¿fue la ubicación del Jardín del Edén? Yo creo que no.

Primero, examinemos la información bíblica. Si bien el Tigres y el Éufrates tienen sus cabeceras en el área que rodea el monte Ararat, no fluyen de una fuente como los radios de una rueda, llenando la tierra como se mencionó. Tampoco están presentes los otros dos ríos y ninguno va a Etiopía. Además, los depósitos minerales mencionados no se parecen a los de esta zona. En resumen, la geografía y las descripciones no coinciden.

La clave está en reconocer que a través del Diluvio del día de Noé, "el mundo de entonces, desbordado de agua, pereció" (II Pedro 3: 6). Como se describe en Génesis 6-9, el Diluvio habría reestructurado totalmente la superficie del globo. Habría hecho lo que hacen las grandes inundaciones: dañar la superficie de la tierra en un área y volver a depositar esos sedimentos en otra parte. Bíblicamente, el Diluvio cubrió el planeta con procesos que operan a ritmos, escalas e intensidades mucho más allá de las posibles en la actualidad. Ningún lugar de la Tierra podría haber sobrevivido intacto.

Estos sedimentos habrían estado llenos de desechos orgánicos, que con el tiempo se fosilizarían o se metamorfosearían en petróleo y gas. Los sedimentos se endurecerían y se convertirían en rocas sedimentarias, que en algunos lugares se doblarían formando montañas o se romperían a lo largo de sistemas de fallas.

Hoy en día, el valle del río Tigris-Éufrates contiene sedimentos de más de dos millas de espesor, de los que se bombean enormes cantidades de petróleo y gas. Los sedimentos, ahora rocas, se doblan dramáticamente hacia las montañas modernas, así como las montañas subterráneas, y se rompen brutalmente por los principales sistemas de fallas. Cubren profundamente y oscurecen cualquier posible ubicación anterior a la inundación. Además, la roca del sótano, si de hecho estuvo presente antes del Diluvio, probablemente también habría sufrido erosión. Ninguna topografía o superficie subterránea actual podría tener ningún parecido con el mundo anterior a la inundación. ¡Ese mundo se ha ido!

Noé y su familia se habrían encontrado con los ríos Tigris y Éufrates actuales poco después de dejar el Arca. A medida que sus descendientes emigraron, darían nombres familiares a los nuevos ríos y lugares.

Dios colocó un ángel a la entrada del Huerto para evitar que regresaran los hombres anteriores al diluvio. El Diluvio hizo incluso esa precaución innecesaria.

* El Dr. John Morris es presidente del Institute for Creation Research.

Citar este artículo: Morris, J. 1999. ¿Dónde estaba ubicado el jardín del Edén? Hechos y hechos de amp. 28 (12).


Colón y el cristianismo: ¿lo sabías?

Contrariamente a la leyenda, Colón no navegó para demostrar que la tierra era redonda. La mayoría de los europeos y marineros educados ya lo sabían.

Colón calculó el tamaño del Océano Atlántico parcialmente leyendo su Biblia. Había leído en el Segundo Libro de Esdras (en los Apócrifos) que Dios creó el mundo en siete partes, seis de ellas tierra seca y la séptima agua. Por tanto, calculó que el océano que separaba Portugal de Cipangu (Japón) era una séptima parte de la circunferencia terrestre, es decir, unas 2.400 millas. Calculó que navegando 100 millas por día, podría llegar a las Indias en 30 días.

A diferencia de muchos marineros entonces y ahora, Cristóbal Colón nunca usó blasfemias.

Durante los viajes de Colón y rsquos, las tripulaciones de los barcos y rsquo observaron ritos religiosos. Cada vez que giraban el vaso de media hora (su principal medio de medir el tiempo), gritaban: "Bendita sea la hora del nacimiento de nuestro Salvador / rsquos / bendita sea la Virgen María que lo dio a luz / y bendito sea Juan que lo bautizó". Terminaron. todos los días cantando vísperas juntos (aunque, según los informes, cantaron desafinados).

No fue hasta su tercer viaje que Colón aterrizó en el continente americano. Al ver cuatro ríos que fluían de la masa terrestre, creyó que se había encontrado con el Jardín del Edén. Murió en 1506 sin saber que había aterrizado a miles de millas de Oriente.

Los católicos irlandeses y franceses han argumentado que Colón, que "llevó la fe cristiana a la mitad del mundo", debería ser nombrado santo. Aunque la medida contó con la aprobación del Papa Pío IX (reinado de 1846 y ndash1878), Colón nunca fue canonizado porque tuvo un hijo ilegítimo y no había pruebas de que hubiera realizado un milagro.

Entre 1493 y 1820, España envió unos 15.585 misioneros a América. .

Para seguir leyendo, suscríbete ahora. Los suscriptores tienen acceso digital completo.


Ver el vídeo: Ποτάμια - Τα κύρια μέρη ενός ποταμού