¿Cuál fue el primer animal en el espacio?

¿Cuál fue el primer animal en el espacio?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Aunque mucho menos famosos que los astronautas no humanos posteriores, los primeros animales en el espacio fueron un grupo de moscas de la fruta, lanzado a una altitud de 42 millas en la punta de un cohete V-2 diseñado por los nazis por científicos militares estadounidenses el 20 de febrero. 1947. Las moscas, miembros de la especie Drosophila melanogaster, a menudo estudiada, hicieron su viaje junto con paquetes de semillas de centeno y algodón como parte de un experimento para estudiar los efectos de los rayos cósmicos en los organismos vivos. El contenedor de las moscas cayó en paracaídas al suelo y los insectos fueron recuperados en perfecto estado de salud.

Los primeros vertebrados enviados al espacio fueron una serie de monos y ratones desafortunados lanzados entre 1948 y 1951 por investigadores estadounidenses. El 14 de junio de 1949, un mono Rhesus llamado Alberto II voló a una altitud de 83 millas en un V-2, sobreviviendo al vuelo pero muriendo en el impacto. Un año después, Estados Unidos lanzó un ratón y fotografió su comportamiento en estado ingrávido, aunque tampoco fue recuperado vivo.

La Unión Soviética tuvo mejor suerte, lanzando (a 62 millas) y recuperando un par de perros, Tsygan y Dezik, el 22 de julio de 1951. Dos meses después, Estados Unidos lanzó y recuperó un mono anestesiado llamado Yorick junto con 11 ratones. Por desgracia, el pobre Yorick murió después de que su cápsula se sobrecalentara bajo el sol de Nuevo México mientras esperaba la recuperación, aunque nueve de los ratones sobrevivieron. Seis años más tarde, la sonda soviética Sputnik II llevó al primer animal a la órbita, un antiguo perro callejero llamado Kudryavka ("rizado") pero más tarde conocido en el mundo como Laika ("ladrador"). Murió en su cápsula en órbita (no se habían tomado medidas para devolverla viva a la Tierra), lo que provocó un debate en Occidente sobre la ética de sacrificar animales para hacer avanzar la ciencia. En 1960, el 'Sputnik 5 soviético, que transportaba dos perros como parte de su cargamento cargado de animales, se recuperó con éxito después de la órbita. Al año siguiente, a pesar de las tensiones de la Guerra Fría, el primer ministro soviético Nikita Khrushchev le dio el cachorro de uno de los perros del Sputnik 5 a la joven Caroline Kennedy. Pushinka, como la conocían, finalmente dio a luz a cuatro cachorros, a los que el presidente John F. Kennedy se refirió como los "pupniks".


Chimpancés espaciales y sus historias de vuelo

Puede resultar sorprendente saber que los primeros seres vivos que volaron al espacio no fueron los humanos, sino primates, perros, ratones e insectos. ¿Por qué gastar tiempo y dinero para llevar estos seres al espacio? Volar en el espacio es un negocio peligroso. Mucho antes de que los primeros humanos abandonaran el planeta para explorar la órbita terrestre baja e ir a la Luna, los planificadores de misiones necesitaban probar el hardware de vuelo. Tuvieron que resolver los desafíos de llevar a los humanos de manera segura al espacio y de regreso, pero no sabían si los humanos podrían sobrevivir largos períodos de ingravidez o los efectos de la fuerte aceleración para salir del planeta. Entonces, los científicos estadounidenses y rusos utilizaron monos, chimpancés y perros, así como ratones e insectos para aprender más sobre cómo los seres vivos podían sobrevivir al vuelo. Si bien los chimpancés ya no vuelan, los animales más pequeños como los ratones y los insectos continúan volando en el espacio (a bordo de la EEI).


¿Cuál fue el primer animal en el espacio?

En los primeros años de la exploración espacial, los científicos no sabían qué tipo de efecto tendría en los seres humanos viajar por el espacio. Así que tanto las misiones soviéticas como las estadounidenses comenzaron enviando animales para asegurarse de que vivieran. Se han enviado muchos tipos de animales en misiones espaciales, desde monos hasta gatos, perros e incluso algunos de los animales más extraños que puedas imaginar en el espacio.

En 1947, Estados Unidos envió el cohete V2 al espacio suborbital y a bordo había una colección de moscas de la fruta. Este sería considerado el primer animal enviado al espacio. En 1948, Estados Unidos decidió enviar el próximo cohete V2 e incluyó un mono Rhesus, llamado Albert I.En 1957, los soviéticos enviaron al perro Laika al espacio, seguido de diez perros más, hasta que finalmente tomaron la decisión. para enviar un humano.

Descubrir si los viajes espaciales eran seguros y si las criaturas vivientes podían sobrevivir en gravedad cero fue muy importante. Igual de importante era asegurarse de que, una vez allí, el regreso a la atmósfera terrestre y el aterrizaje pudieran realizarse de forma segura. Tanto Estados Unidos como la Unión Soviética eran, en ese momento, los únicos dos países involucrados en este tipo de experimentos espaciales. Ambos países enviaron chimpancés, monos, ratones, ranas, gatos, arañas y una tortuga al espacio.

Había mucha competencia entre los dos países y como Estados Unidos enviaría un animal, los soviéticos harían un seguimiento y tomarían sus propias decisiones basándose en el éxito de los Estados Unidos.Cada país estudió la composición biológica de los diversos animales que enviado, las tasas de supervivencia y los efectos del impacto en las reentradas. A medida que pasaba el tiempo, se hicieron cambios para dar cabida a una mayor seguridad.

Se incluyeron cámaras en algunas de estas misiones y se podía ver a los animales moviéndose en gravedad cero. Se enviaron un par de ratones en su propia pequeña "burbuja" y se diseñaron "trajes espaciales" especialmente hechos para los distintos chimpancés y monos. Si bien no se puede enfatizar la importancia del papel que jugaron estos animales, muchos de ellos no sobrevivieron por varias razones.

Después del aterrizaje del Apolo 11 en la luna, se tomó la decisión de cambiar la "carga útil biológica" para que incluyera diferentes especies. Comenzaron a limitar los animales a: insectos, peces, conejos, medusas, tortugas, algas y amebas. Todos estos se estudiaron para ver qué efectos tenían en el desarrollo de los tejidos y la salud en general.

A medida que avanzaba la carrera espacial, hubo muy pocas noticias sobre animales en el espacio, con la excepción de uno de los últimos vuelos de la misión Apolo. En Skylab 3, dos arañas, llamadas Arabella y Anita, tejieron con éxito telas de araña en el espacio. Después de ese tiempo, se demostró que las personas podían hacer el viaje y existir en gravedad cero. Debido a los resultados encontrados en estas misiones, los viajes espaciales futuros incluyeron ejercicio para los astronautas, para mantener sus músculos en forma y formas especialmente diseñadas para el acceso a alimentos y agua.


9. Alberto II (mono rhesus) - 14 de junio de 1949

El primer mono en el espacio fue un mono rhesus conocido como Alberto II. Alberto II fue enviado al espacio el 14 de junio de 1949, después de que el cohete que transportaba al Alberto original no pudiera ascender. El primer mono Albert solo logró ascender unas 39 millas antes de que fallara el cohete que lo transportaba. Alberto II alcanzó las 83 millas y murió en el impacto después de una falla de paracaídas. Estados Unidos envió diferentes especies de monos implantadas con sensores durante las décadas de 1950 y 1960. Estos monos estaban todos bajo anestesia cuando el cohete se lanzó desde Estados Unidos.


Una breve historia de Félicette, el primer gato en el espacio

Es un cuento clásico de cero a héroe: un gato callejero es sacado de las calles de París y entrenado para ser astronauta. Esto puede parecer la trama de un libro para niños, pero la historia de Félicette, la primera y única gata que se sabe que sobrevivió a un viaje al espacio, es cierta.

El improbable ascenso del gato blanco y negro al estrellato comenzó a principios de los años 60, cuando el Centre d'Enseignement et de Recherches de Médecine Aéronautique (CERMA) de Francia eligió a más de una docena de gatos para completar un riguroso programa de entrenamiento espacial. Los franceses habían lanzado previamente tres ratas al espacio y aparentemente decidieron actualizarse a mamíferos más grandes para estudiar su respuesta corporal a la ingravidez.

Los astrogatos en entrenamiento fueron sometidos a cámaras de compresión, pequeños contenedores y una centrífuga, todo en un esfuerzo por encontrar el felino que mejor se adaptaba al espacio. Félicette finalmente demostró su valía y, en octubre de 1963, la ataron a un contenedor dentro de un cohete Véronique y la lanzaron desde una base en el desierto del Sahara. Voló a unas 100 millas sobre la Tierra y pasó varios minutos en gravedad cero, todo mientras los científicos monitoreaban su progreso a través de los electrodos implantados en su cerebro.

Luego, casi tan pronto como llegó, la cápsula se desprendió del cohete y se lanzó en paracaídas al suelo, donde fue recuperada por los científicos. El viaje duró 15 minutos en total.

El viaje de Félicette al espacio exterior fue precedido por Laika, el perro callejero ruso que se convirtió en el primer animal en orbitar la Tierra a bordo. Sputnik 2 en 1957. Sin embargo, a diferencia de Laika, que murió en el espacio, Félicette regresó a la Tierra para vivir el resto de sus días. Esos días, lamentablemente, estaban contados. Los científicos la sacrificaron unos meses después para estudiar el impacto de los viajes espaciales en su cerebro.

Aunque las aventuras de Félicette fueron breves, muchas personas quieren preservar su legado. En la década de 1990, se emitieron sellos postales conmemorativos en su memoria en algunas antiguas colonias francesas. (Sin embargo, esos sellos la identificaron incorrectamente como un gato macho llamado Félix).

Mucha gente piensa que Félix (mostrar en el sello postal) fue el primer gato en el espacio, pero nunca existió. Un gato llamado Félicette (siguiente imagen) fue pic.twitter.com/RuRGfeozjN

- Brandon Winfrey (@bwinfrey) 14 de noviembre de 2016

Más recientemente, el año pasado se lanzó una campaña de Kickstarter para recaudar fondos para la construcción de una estatua de bronce de Félicette en París. Se recaudaron casi $ 55,000 y, según una actualización publicada en octubre de 2018, los organizadores todavía están buscando un lugar adecuado para esa estatua.

"Son las contribuciones de Félicette a la investigación de vuelos espaciales las que algún día nos permitirán llevar a nuestros gatos a las colonias marcianas y más allá", afirma un video en la página de Kickstarter. "Por eso, se merece el reconocimiento que le corresponde".


¿Cuál fue el primer animal en el espacio? - HISTORIA


Imagen de dominio público de Wikimedia

El científico de cohetes estadounidense Robert H. Goddard recibe dos patentes históricas para cohetes. El primero describe un cohete de múltiples etapas y el segundo describe un cohete alimentado con gasolina y óxido nitroso líquido. Estas dos patentes se convertirían en hitos importantes en la historia de los cohetes.


Imagen de dominio público

La famosa publicación de Goddard

Robert Goddard publica Un método para alcanzar alturas extremas. El libro describe las teorías matemáticas de Goddard sobre el vuelo de cohetes y su investigación sobre cohetes de combustible sólido y líquido. Muchos lo consideran como una de las obras más importantes de la ciencia de los cohetes y se cree que influyó en el trabajo de los pioneros de los cohetes alemanes Hermann Oberth y Wernher von Braun.

Se establece la sociedad soviética de cohetes

La Unión Soviética establece la Sociedad de Estudios de Viajes Interplanetarios. Este grupo pronto pasaría a llamarse Sociedad para el Estudio de las Comunicaciones Interplanetarias y se convertiría en la primera sociedad de cohetes soviética.


Imagen de dominio público de Wikimedia

Lanzamiento del primer cohete de propulsión líquida

El científico de cohetes estadounidense Robert H. Goddard lanza el primer cohete de combustible líquido de la granja de su tía Effie en Auburn, Massachusetts. El cohete de 4 pies de alto llamado "Nell" alcanza una altitud de 41 pies y una velocidad de aproximadamente 60 millas por hora. El vuelo dura solo 2 1/2 segundos, pero allana el camino para el programa de cohetes de EE. UU.


Imagen de dominio público

La Verein für Raumschiffahrt (Sociedad para los viajes espaciales) se forma como una asociación de aficionados a los cohetes en Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial que incluye miembros fuera de Alemania. Este grupo reúne a muchos de los científicos e ingenieros que eventualmente realizarían importantes contribuciones a los vuelos espaciales. La primera prueba de disparo exitosa del grupo con combustible líquido fue realizada por Max Valier en Heylandt Works el 25 de enero de 1930. Se llevaron a cabo experimentos adicionales con cohetes en una granja cerca de Bernstadt, Sajonia.

Comienzan los trabajos en Alemania en la serie de cohetes Aggregate. Bajo la dirección del científico de cohetes alemán Wernher von Braun, este programa eventualmente conduce al desarrollo del cohete V-2, una de las armas de destrucción más poderosas de la Alemania nazi.


Spike78 / CC BY-SA 4.0


Bundesarchiv, Bild 141-1880
CC-BY-SA 3.0

Después de dos fracasos anteriores, Alemania lanza con éxito su cohete V-2. Es el primer objeto hecho por el hombre en lograr un vuelo espacial suborbital, alcanzando una altitud de 62 millas (100 kilómetros). El V-2 es el progenitor de todos los cohetes modernos, incluido el cohete lunar Saturno V del programa Apollo de EE. UU. Está propulsado por un motor cohete propulsor líquido y se utiliza para atacar ciudades aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.


Imagen de dominio público de Wikimedia

Primer vuelo a gran altura de EE. UU.

El ejército de los EE. UU. Logra su primer vuelo espacial a gran altitud utilizando un cohete alemán V-2 capturado y reconstruido. Lanzado desde White Sands Proving Ground en Nuevo México, el vuelo de prueba alcanza una altitud de 70,9 millas (114,1 kilómetros) y viaja 31 millas (49,9 kilómetros) hacia abajo desde el sitio de lanzamiento.


Imagen de dominio público de Wikimedia

El primer cohete de diseño estadounidense llega al espacio

Estados Unidos lanza su primer cohete de diseño estadounidense. Conocido como el Wac Corporal, el cohete llega al borde del espacio a una altitud de 50 millas (80,5 kilómetros) después de ser lanzado desde White Sands Proving Ground en Nuevo México.


Francisco Romero Ferrero / CC BY-SA

Las moscas de la fruta se convierten en los primeros animales en el espacio cuando se lanza un cohete V-2 desde White Sands Proving Ground. En el interior hay varios frascos que contienen moscas de la fruta, semillas de centeno y semillas de algodón. El vuelo alcanza una altitud de 96,6 kilómetros, y la carga útil se recupera más tarde intacta.


Sergei Arssenev / CC BY-SA

Primer misil balístico intercontinental

La Unión Soviética lanza el primer misil balístico intercontinental (ICBM). Conocido como el R-7 Semyorka, mide 112 pies (34 metros) de largo y pesa 280 toneladas métricas. Recorre una distancia total de 3.728 millas (6.000 km) en su primer vuelo. Una versión modificada de este misil se usaría más tarde para lanzar el primer satélite artificial del mundo, Sputnik 1.


Imagen de dominio público de Wikimedia

Primer satélite artificial

La Unión Soviética vence a Estados Unidos al espacio con el lanzamiento del Sputnik 1. Con solo 184 libras, es el primer satélite artificial del mundo. Este objeto del tamaño de una pelota de baloncesto rodea el planeta una vez cada hora y 36 minutos mientras transmite señales de radio a la Tierra. Aunque su misión termina después de solo 22 días, se considera un gran logro.


Imagen de dominio público de Wikimedia

Primer animal vivo en el espacio

Tras el éxito del Sputnik 1, los soviéticos lanzaron el Sputnik 2 el 3 de noviembre de 1957. Esta nave espacial contiene un contenedor presurizado que alberga a un perro llamado Laika. La cápsula tiene atmósfera controlada, suministro de alimentos, sistema de recolección de residuos y sensores biológicos. Laika vive durante 8 días hasta que se agota el suministro de alimentos y demuestra que los animales pueden sobrevivir en el espacio.


Imagen de dominio público de Wikimedia

América lanza su primer satélite artificial. Con un peso de sólo 30 libras, el Ejército lanza el Explorer 1 a órbita en un cohete Júpiter-C. El satélite tiene el doble del tamaño de una pelota de baloncesto y contiene varios instrumentos científicos. Esta misión descubre los cinturones de radiación que rodean la Tierra.

Se funda la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), asumiendo las responsabilidades del Comité Asesor Nacional de Aeronáutica existente.


Imagen de dominio público de NASA / JPL

Primera nave espacial en alcanzar la órbita solar

El satélite ruso Luna 1 se lanza en un intento de chocar contra la Luna. Pero debido a una combustión en la etapa superior programada incorrectamente durante su lanzamiento, no llega a la Luna y es arrojada al espacio por la gravedad de la Luna. Por pura casualidad, se convierte en el primer objeto creado por el hombre en alcanzar una órbita alrededor del Sol. Más tarde se le denominó "Planeta Artificial 1" y se le cambió el nombre a Mechta (Sueño). Luna 1 también ha sido referida como la "Primera Nave Cósmica", en referencia a su logro de la velocidad de escape de la Tierra.


CC BY-SA NASA, Patrick Pelletier

Primera nave espacial en impactar en la Luna

Se lanza el satélite ruso Luna 2. El 13 de septiembre, se convierte en el primer objeto hecho por el hombre que golpea la Luna. La nave espacial fue esterilizada para evitar la posibilidad de contaminar la Luna con bacterias terrestres. El 13 de septiembre de 1959, impactó la superficie de la Luna al este de Mare Imbrium cerca de los cráteres Arístides, Arquímedes y Autolycus. Fue la primera nave espacial en llegar a la superficie de la Luna.


Imagen de dominio público de la NASA

Primera vista del lado lejano de la luna

Se lanza el satélite ruso Luna 3, orbitando la Luna y fotografiando el 70 por ciento del lado lejano de la Luna. Esta es la primera vista de la humanidad del lado lejano de la Luna, que siempre mira hacia afuera de la Tierra debido al hecho de que la Luna está bloqueada por mareas en nuestro planeta.


¿Cuál fue el primer animal en el espacio? - HISTORIA

Antes de que los humanos realmente fueran al espacio, una de las teorías predominantes sobre los peligros de los vuelos espaciales era que los humanos podrían no ser capaces de sobrevivir a largos períodos de ingravidez. Durante varios años, ha habido un serio debate entre los científicos sobre los efectos de la ingravidez prolongada. Los científicos estadounidenses y rusos utilizaron animales, principalmente monos, chimpancés y perros, para probar la capacidad de cada país para lanzar un organismo vivo al espacio y traerlo de vuelta vivo e ileso.

El 11 de junio de 1948, un V-2 Blossom se lanzó al espacio desde White Sands, Nuevo México, llevando a Albert I, un mono rhesus. La falta de fanfarria y documentación convirtió a Albert en un héroe anónimo de los astronautas animales. El 14 de junio de 1949, un segundo vuelo V-2 que transportaba un mono del Laboratorio Aeromédico de la Fuerza Aérea, Alberto II, alcanzó una altitud de 83 millas. El mono murió en el impacto. El 31 de agosto de 1950, se lanzó otro V-2 que transportaba un ratón no anestesiado que fue fotografiado en vuelo y no sobrevivió al impacto. El 12 de diciembre de 1949, se lanzó el último vuelo mono V-2 en White Sands. Albert IV, un mono rhesus conectado a instrumentos de monitoreo, fue la carga útil. Fue un vuelo exitoso, sin efectos nocivos para el mono hasta el impacto, cuando murió.

El 20 de septiembre de 1951, un mono llamado Yorick y 11 ratones fueron recuperados después de un vuelo de misiles Aerobee de 236,000 pies en la Base de la Fuerza Aérea Holloman, Nuevo México. Yorick obtuvo una buena cantidad de prensa como el primer mono en sobrevivir a un vuelo espacial.

El 22 de mayo de 1952, dos monos filipinos, Patricia y Mike, fueron encerrados en una sección de la nariz de Aerobee en la Base de la Fuerza Aérea Holloman. Patricia se colocó en una posición sentada y Mike en una posición prona para determinar las diferencias en los efectos de la aceleración rápida. Disparados a 36 millas a una velocidad de 2000 mph, estos dos monos fueron los primeros primates en alcanzar una altitud tan alta. También en este vuelo había dos ratones blancos, Mildred y Albert. Estaban dentro de un tambor que giraba lentamente donde podían "flotar" durante el período de ingravidez. La sección que contenía los animales se recuperó de forma segura de la atmósfera superior en paracaídas. Patricia murió de causas naturales unos dos años después y Mike murió en 1967, ambos en el Parque Zoológico Nacional de Washington, DC.

Los soviéticos siguieron de cerca lo que Estados Unidos estaba haciendo con sus proyectos de misiles V-2 y Aerobee a principios de la década de 1950. Basando sus experimentos en la investigación biomédica estadounidense, el pionero de los cohetes soviéticos Sergei Korolev, su experto biomédico Vladimir Yazdovsky y un pequeño equipo utilizaron ratones, ratas y conejos como pasajeros de ida para sus pruebas iniciales. Necesitaban recopilar datos para diseñar una cabina para llevar a un ser humano al espacio. Finalmente, eligieron perros pequeños para esta fase de prueba. Se eligió a los perros sobre los monos porque se consideró que serían menos inquietos durante el vuelo. Una prueba con dos perros permitiría obtener resultados más precisos. Eligieron a las hembras debido a la relativa facilidad para controlar los desechos.

Entre 1951 y 1952, los cohetes de la serie R-1 soviéticos transportaron nueve perros en total, con tres perros volando dos veces. Cada vuelo llevaba un par de perros en contenedores herméticamente cerrados que fueron recuperados en paracaídas. De estos primeros perros con destino al espacio, algunos han sido recordados por su nombre.

El 15 de agosto de 1951, se lanzaron Dezik y Tsygan (& quotGypsy & quot). Estos dos fueron los primeros astronautas suborbitales caninos. Fueron recuperados con éxito. A principios de septiembre de 1951, se lanzaron Dezik y Lisa. Este segundo vuelo de un perro ruso temprano no tuvo éxito. Los perros murieron pero sobrevivió un registrador de datos. Korolev quedó devastado por la pérdida de estos perros. Poco después, se lanzaron Smelaya (& quotBold & quot) y Malyshka (& quotLittle One & quot). Smelaya se escapó el día antes del lanzamiento. A la tripulación le preocupaba que los lobos que vivían cerca se la comieran. Regresó un día después y el vuelo de prueba se reanudó con éxito. El cuarto lanzamiento de prueba fue un fracaso, con dos perros muertos. Sin embargo, en el mismo mes, el quinto lanzamiento de prueba de dos perros fue exitoso. El 15 de septiembre de 1951 se produjo el sexto de los lanzamientos de dos perros. Uno de los dos perros, Bobik, escapó y se encontró un reemplazo cerca de la cantina local. Ella era un perro callejero, se le dio el nombre de ZIB, el acrónimo ruso de "Sustituto del perro perdido Bobik". Los dos perros alcanzaron los 100 kilómetros y regresaron con éxito. Otros perros asociados con esta serie de vuelos incluyeron a Albina (& quotWhitey & quot), Dymka (& quotSmoky & quot), Modnista (& quotFashionable & quot) y Kozyavka (& quotGnat & quot).

El 3 de noviembre de 1957, el Sputnik 2 entró en órbita terrestre con un perro llamado Laika a bordo. Laika, que en ruso significa & quotHusky & quot o & quotBarker & quot; tenía el nombre real de Kudryavka (& quotLittle Curly & quot). En los Estados Unidos finalmente fue apodada & quotMuttnik & quot. La entrenaron apresuradamente y la subieron a bordo en un transportador de metal bajo la segunda esfera Sputnik. No hubo tiempo para elaborar ninguna estrategia de reentrada y Laika expiró a las pocas horas. El Sputnik 2 finalmente se quemó en la atmósfera exterior en abril de 1958.

De vuelta en los EE. UU., El 23 de abril de 1958 se lanzó un mouse en una prueba Thor-Able & quotReentry 1 & quot; como el primer lanzamiento en el proyecto Mouse in Able (MIA). Se perdió cuando el cohete fue destruido después del lanzamiento desde Cabo Cañaveral. El segundo lanzamiento de la serie fue MIA-2, o Laska, en una prueba Thor-Able & quotReentry 2 & quot; el 9 de julio de 1958. Laska soportó una aceleración de 60G y 45 minutos de ingravidez antes de morir. Wilkie, el tercer ratón de la serie MIA, se perdió en el mar después del vuelo desde Cabo Cañaveral el 23 de julio de 1958. Se perdieron catorce ratones cuando el cohete Júpiter en el que estaban a bordo fue destruido después del lanzamiento desde Cabo Cañaveral el 16 de septiembre de 1959.

Gordo, un mono ardilla, fue catapultado a 600 millas de altura en un cohete de Júpiter, también el 13 de diciembre de 1958, un año después de que los soviéticos lanzaran Laika. La cápsula de Gordo nunca se encontró en el Océano Atlántico. Murió en el amerizaje cuando falló un mecanismo de flotación, pero los médicos de la Marina dijeron que las señales en su respiración y latidos del corazón demostraron que los humanos podían soportar un viaje similar.

Able, un mono rhesus nacido en Estados Unidos, y Baker, un mono ardilla sudamericano, lo siguieron el 28 de mayo de 1959 a bordo de un misil Júpiter del ejército. Lanzados en el cono de la nariz, los dos animales fueron llevados a una altitud de 300 millas y ambos fueron recuperados ilesos. Sin embargo, Able murió el 1 de junio en la mesa de operaciones por los efectos de la anestesia, cuando los médicos estaban a punto de quitarle un electrodo debajo de la piel. Baker murió de insuficiencia renal en 1984 a los 27 años.

El 3 de junio de 1959 se lanzaron cuatro ratones negros en el Discoverer 3, parte del programa Corona de satélites espías estadounidenses, que se lanzó desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en un cohete Thor Agena A. Este fue el único vuelo de Discoverer con una carga animal. Los ratones murieron cuando la etapa superior de Agena disparó hacia abajo, conduciendo el vehículo hacia el Océano Pacífico. El primer intento de lanzamiento se borró después de que la telemetría indicara que no había señales de actividad en la cápsula y la primera tripulación de cuatro ratones negros fue encontrada muerta. Las jaulas de los ratones habían sido rociadas con krylon para cubrir los bordes ásperos, y los ratones encontraron el krylon más sabroso que su fórmula y tomaron una sobredosis. El segundo intento de lanzamiento con un equipo de ratón de respaldo se detuvo cuando el sensor de humedad en la cápsula indicó un 100 por ciento de humedad. Se abrió la cápsula y se descubrió que el sensor estaba ubicado debajo de una de las jaulas de los ratones, por lo que no podía distinguir la diferencia entre el agua y la orina del ratón. Una vez que se secó el sensor, se procedió al lanzamiento.

Sam, un mono rhesus, fue uno de los monos más conocidos del programa espacial. Su nombre era un acrónimo de U.S. Air Force S chool of A viation M edicine en Brooks Air Force Base, Texas. Fue lanzado el 4 de diciembre de 1959, alojado en una cápsula cilíndrica dentro de la nave espacial Mercury sobre un cohete Little Joe para probar el sistema de escape de lanzamiento (LES). Aproximadamente un minuto en el vuelo, viajando a una velocidad de 3685 mph, la cápsula Mercury abortó del vehículo de lanzamiento Little Joe. Después de alcanzar una altitud de 51 millas, la nave aterrizó de manera segura en el Océano Atlántico. Sam se recuperó, varias horas después, sin efectos nocivos de su viaje. Posteriormente fue devuelto a la colonia en la que se formó, donde murió en noviembre de 1982 y sus restos fueron cremados.

Miss Sam, otro mono rhesus y compañero de Sam, fue lanzado el 21 de enero de 1960 para otra prueba del LES. La cápsula Mercury alcanzó una velocidad de 1800 mph y una altitud de 9 millas. Después de aterrizar en el Océano Atlántico a 10.8 millas de distancia del sitio de lanzamiento, Miss Sam también fue recuperada en buenas condiciones generales. También fue devuelta a su colonia de entrenamiento hasta su muerte en una fecha desconocida.

En la Unión Soviética, mientras tanto, también se estaban realizando pruebas en más perros. El 28 de julio de 1960, Bars ("Panther" o "Lynx") y Lisichka ("Little Fox") fueron lanzados en un Korabl Sputnik, un prototipo de la nave espacial tripulada Vostok. El propulsor explotó en el lanzamiento, matando a los dos perros. El 19 de agosto de 1960, Belka (& quotSquirrel & quot) y Strelka (& quotLittle Arrow & quot) se lanzaron en Sputnik 5 o Korabl Sputnik 2, junto con un conejo gris, 40 ratones, 2 ratas y 15 frascos de moscas de la fruta y plantas. Strelka más tarde dio a luz a una camada de seis cachorros, uno de los cuales fue entregado a JFK como regalo para sus hijos. Pchelka (& quotLittle Bee & quot) y Muska (& quotLittle Fly & quot) fueron lanzados a bordo del Sputnik 6 o Korabl Sputnik 3 el 1 de diciembre de 1960 junto con ratones, insectos y plantas. La cápsula y los animales se quemaron al reingresar. El 22 de diciembre de 1960, los científicos soviéticos intentaron lanzar Damka (& quotLittle Lady & quot) y Krasavka (& quotBeauty & quot) en un Korabl Sputnik. Sin embargo, la etapa superior del cohete falló y el lanzamiento fue abortado. Los perros fueron recuperados de manera segura después de su vuelo suborbital no planeado. El 9 de marzo de 1961, otro perro ruso, Chernushka (& quotBlackie & quot) fue lanzado en Sputnik 9 o Korabl Sputnik 4. Chernushka fue acompañado al espacio con un cosmonauta ficticio, algunos ratones y un conejillo de indias. Zvezdochka (& quotLittle Star & quot) fue lanzado a bordo del Sputnik 10 o Korabl Sputnik 5 el 25 de marzo de 1961. El perro subió con el cosmonauta simulado & quot; Ivan Ivanovich & quot y probó con éxito la estructura y los sistemas de la nave espacial.

El 31 de enero de 1961, Ham, cuyo nombre era un acrónimo de H olloman A ero M ed, se convirtió en el primer chimpancé en el espacio, a bordo del cohete Mercury Redstone en un vuelo suborbital muy similar al de Alan Shepard. Ham fue traído de los Camaroons franceses, África Occidental, donde nació en julio de 1957, a la Base de la Fuerza Aérea Holloman en Nuevo México en 1959. El plan de vuelo original requería una altitud de 115 millas y velocidades de hasta 4400 mph. Sin embargo, debido a problemas técnicos, la nave espacial que transportaba a Ham alcanzó una altitud de 157 millas y una velocidad de 5857 mph y aterrizó 422 millas hacia abajo en lugar de las 290 millas anticipadas. Ham se desempeñó bien durante su vuelo y se zambulló en el Océano Atlántico a 60 millas del barco de recuperación. Experimentó un total de 6.6 minutos de ingravidez durante un vuelo de 16.5 minutos. Un examen médico posterior al vuelo encontró que Ham estaba ligeramente fatigado y deshidratado, pero en buena forma por lo demás. La misión de Ham allanó el camino para el lanzamiento exitoso del primer astronauta humano de Estados Unidos, Alan B. Shepard, Jr., el 5 de mayo de 1961. Tras la finalización de un examen médico exhaustivo, Ham se exhibió en el zoológico de Washington en 1963, donde vivió solo hasta el 25 de septiembre de 1980. Luego lo trasladaron al Parque Zoológico de Carolina del Norte en Asheboro. Tras su muerte el 17 de enero de 1983, el esqueleto de Ham sería retenido para un examen continuo por el Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas. Sus otros restos fueron depositados respetuosamente frente al Salón de la Fama del Espacio Internacional en Alamogordo, Nuevo México.

Goliath, un mono ardilla de una libra y media, fue lanzado en un cohete Atlas E de la Fuerza Aérea el 10 de noviembre de 1961. El mono SPURT (Prueba sin restricciones de primates pequeños) murió cuando el cohete fue destruido 35 segundos después del lanzamiento. de Cabo Cañaveral.

Enos se convirtió en el primer chimpancé en orbitar la Tierra el 29 de noviembre de 1961, a bordo de un cohete Mercury Atlas. Aunque el plan de la misión originalmente requería tres órbitas, debido a un propulsor que funcionaba mal y otras dificultades técnicas, los controladores de vuelo se vieron obligados a terminar el vuelo de Enos después de dos órbitas. Enos aterrizó en el área de recuperación y fue recogido 75 minutos después del aterrizaje. Se encontró que estaba en buenas condiciones generales y tanto él como la nave espacial Mercury se desempeñaron bien. Su misión concluyó las pruebas para un vuelo orbital humano, logradas por John Glenn el 20 de febrero de 1962. Enos murió en la Base de la Fuerza Aérea Holloman de un caso de disentería no relacionado con el espacio 11 meses después de su vuelo.

El 18 de octubre de 1963, científicos franceses lanzaron el primer gato al espacio en un cohete de sonda Veronique AGI No. 47. El gato, llamado F licette, fue recuperado con éxito después de un descenso en paracaídas, pero un segundo vuelo felino el 24 de octubre se topó con dificultades que impidieron la recuperación.

De vuelta en la Unión Soviética, los perros Veterok (& quotBreeze & quot) y Ugoyok (& quotLittle Piece Of Coal & quot) fueron lanzados a bordo del Kosmos 110 por la Unión Soviética el 22 de febrero de 1966. El vuelo fue una evaluación de los efectos prolongados durante los viajes espaciales de la radiación del Cinturones Van Allen en animales. Veintiún días en el espacio todavía se mantienen como un récord canino y solo fue superado por los humanos en junio de 1974 con el vuelo del Skylab 2.

El año 1968 vio a la URSS dirigirse una vez más al reino animal para los primeros pasajeros de su nueva nave lunar tripulada. El primer lanzamiento exitoso de Zond ("sonda") fue el 15 de septiembre de 1968, cuando se lanzó Zond 5. En el vuelo se incluyó una carga biológica de tortugas, moscas del vino, gusanos de la harina, plantas, semillas, bacterias y otra materia viva. El 18 de septiembre de 1968, la nave espacial voló alrededor de la Luna. El 21 de septiembre de 1968, la cápsula de reentrada entró en la atmósfera terrestre, frenó aerodinámicamente y desplegó paracaídas a 7 km. La cápsula cayó en el Océano Índico y se recuperó con éxito, pero una falla del sistema de guía de reentrada sometió a las muestras biológicas a una reentrada balística de 20G. Zond 6 was launched on a lunar flyby mission on November 10, 1968. The spacecraft carried a biological payload similar to Zond 5. Zond 6 flew around the Moon on November 14, 1968. Unfortunately, the spacecraft lost a gasket on the return flight resulting in the loss of cabin atmosphere and destruction of the biological specimens.

From 1966 to 1969, the U.S. launched three missions in the Biosatellite series. A total of six flights were planned. The first mission in the Biosatellite series, Biosatellite I, was launched on December 14, 1966, from Cape Kennedy by a Delta rocket. The scientific payload, consisting of 13 select biology and radiation experiments, was exposed to microgravity during 45 hours of Earth-orbital flight. Experimental biology packages on the spacecraft contained a variety of specimens, including insects, frog eggs, microorganisms, and plants. Reentry into the Earth's atmosphere was not achieved because the retrorocket failed to ignite and the biosatellite was never recovered. Although not all the mission objectives were accomplished, the Biosatellite I experience provided technical confidence in the program because of excellent performance in most other areas.

Improvements were made in hardware, prelaunch tests, and procedures before Biosatellite II was launched on September 7, 1967 from Cape Kennedy. The planned three-day mission was recalled early because of the threat of a tropical storm in the recovery area, and because of a communication problem between the spacecraft and the tracking systems. It carried a biological payload similar to Biosatellite I. The primary objective of the Biosatellite II mission was to determine if organisms were more, or less, sensitive to ionizing radiation in microgravity than on Earth. To study this question, an artificial source of radiation (Strontium 85) was supplied to a group of experiments mounted in the forward part of the spacecraft.

The last spacecraft in the series, Biosatellite III, was launched on June 28, 1969. On board was a single, male, pig-tailed monkey (Macaca nemestrina) named Bonnie, weighing 6 kg, for a planned 30-day mission. The mission objective was to investigate the effect of space flight on brain states, behavioral performance, cardiovascular status, fluid and electrolyte balance, and metabolic state. However, after just under nine days in orbit, the mission was terminated because of the subject's deteriorating health. Bonnie died eight hours after he was recovered due to a heart attack brought about by dehydration.

After the manned lunar landing of Apollo 11, the role of animals was limited to the status of "biological payload." The range of species broadened to include rabbits, turtles, insects, spiders, fish, jellyfish, amoebae, and algae. Although they were still used in tests dealing with long-range health effects in space, tissue development, and mating in a zero-g environment, etc., animals no longer made the front pages. One exception to this was one of the last Apollo flights, Skylab 3, which launched on July 28, 1973. On board were Anita and Arabella, two common Cross spiders. Tests were set up to record the spiders' successful attempts to spin webs in space.

From 1973 to 1996, Russia, or its predecessor, the Soviet Union, launched a series of life sciences satellites called Bion. Research partners have included Austria, Bulgaria, Canada, China, the Commonwealth of Independent States, Czechoslovakia, East Germany, the European Space Agency, France, Germany, Hungary, Lithuania, Poland, Romania, Ukraine, and the United States. The Bion spacecraft is a modified Vostok type and is launched on a Soyuz rocket from the Plesetsk Kosmodrome in northern Russia.

Bion missions are typically put under the Kosmos umbrella name, used for a variety of different satellites including spy satellites. The first Bion launch was Kosmos 605 launched on October 31, 1973. The satellite carried tortoises, rats, insects, and fungi on a 22-day mission. Other missions have also carried plants, mold, quail eggs, fish, newts, frogs, cells, and seeds.

Starting with Bion 6 (Kosmos 1514), these missions have carried pairs of monkeys. Bion 6/Kosmos 1514 was launched December 14, 1983, and carried the monkeys Abrek and Bion on a five-day flight. Bion 7/Kosmos 1667 was launched July 10, 1985 and carried the monkeys Verny ("Faithful") and Gordy ("Proud") on a seven-day flight. Bion 8/Kosmos 1887 was launched September 29, 1987, and carried the monkeys Yerosha ("Drowsy") and Dryoma ("Shaggy") on a 13-day flight. Yerosha partially freed himself from his restraints and explored his orbital cage during the mission. On reentry, Bion 8 missed its touchdown point by 1850 miles, resulting in the death of several fish on board due to the frigid weather. Bion 9/Kosmos 2044 was launched September 15, 1989, and carried the monkeys Zhakonya and Zabiyaka ("Troublemaker") on a 14-day flight. Temperature problems onboard resulted in the loss of ant and earthworm experiments.

Bion 10/Kosmos 2229 was launched December 29, 1992, and carried the monkeys Krosh ("Tiny") and Ivasha on a 12-day flight. Bion 10 was recovered two days early due to thermal control problems that resulted in unacceptably high onboard temperatures. Seven of fifteen tadpoles onboard died as a result of the high temperatures. Both monkeys were treated for dehydration and recovered. One monkey also suffered weight loss when he went without food for three days. Bion 11 was launched December 24, 1996, and carried the monkeys Lapik and Multik ("Cartoon") on a 14-day flight. Tragically, Multik died the day after the capsule recovery during his post-landing medical operation and checkup. Multik's death raised new questions regarding the ethics of using animals for research. NASA has dropped out of participation in a planned Bion 12 mission.

From 1983 to the present day, the Space Shuttle has flown over two dozen Spacelab experimental packages in its payload bay. Life-science Spacelab missions have included experiments involving the human astronauts as well as the animals and insects carried on these missions. STS-51-B (Spacelab-3) launched April 29, 1985. STS-61-A (Spacelab-D1) launched October 30, 1985. STS-40 (Spacelab Life Sciences 1 SLS-1) launched June 5, 1991. STS-42 (International Microgravity Laboratory-1 IML-1) launched January 22, 1992. STS-47 (Spacelab-J), a joint venture between NASA and the National Space Development Agency of Japan (NASDA) launched September 12, 1992. STS-65 (IML-2) launched July 8, 1994. A biological payload record was set on April 17, 1998, when over two thousand creatures joined the seven-member crew of the shuttle Columbia (STS-90) for a sixteen-day mission of intensive neurological testing (NEUROLAB).

Over the past 50 years, American and Soviet scientists have utilized the animal world for testing. Despite losses, these animals have taught the scientists a tremendous amount more than could have been learned without them. Without animal testing in the early days of the human space program, the Soviet and American programs could have suffered great losses of human life. These animals performed a service to their respective countries that no human could or would have performed. They gave their lives and/or their service in the name of technological advancement, paving the way for humanity's many forays into space.

For more information on animal visitors to outer space, you may be interested in the following sites:


Pioneering Primates

The U.S. Air Force was the first to launch primates into space. Instead of chimps, smaller monkeys were their preferred choice. But those early missions didn’t go well — for either human or animal.

In 1948, a decade before the creation of NASA, the Air Force strapped a male rhesus monkey named Albert into a capsule on top of a souped-up, Nazi-designed V-2 rocket and launched it from White Sands, New Mexico. Poor Albert suffocated before he reached space.

The next year, a monkey named Albert II was sent on a similar mission. Unlike his predecessor, Albert II succeeded in becoming the first monkey to survive a launch and reach space. Unfortunately, on his journey home, Albert II died when the capsule’s parachute failed. His spacecraft left a 10-foot-wide crater in the New Mexico desert.

In 1951, the Air Force finally managed to keep a monkey — this one named Albert VI — alive through both launch and landing. But his capsule failed to reach the boundary of space, leaving him out of the record books.

The honor of first primates to survive a return trip to space goes to a squirrel monkey named Miss Baker, and a rhesus macaque named Able. The pair were launched in 1959 on a Jupiter rocket, an intermediate-range ballistic missile designed to carry nuclear warheads, not monkeys. Sadly, Able died just days after returning to Earth due to complications from a medical procedure.

While America was struggling to send monkeys into space, their adversaries were racking up animal success stories. Rather than monkeys, the Soviet Union preferred to crew their early spacecraft with stray dogs. And by the time of Miss Baker’s and Able’s trip, the country had already safely launched and landed dozens of canines. (Though they also experienced a number of gruesome dog deaths.)


Why are space chimps so important? Before humans went into space the chimps were used to test the effects of space flight. They were trained to carry out various tasks on space ships by getting bananas for performing correctly and receiving mild electric shocks for making mistakes.

During Cold War, USA and USSR carried many missions with animals in space. But why are space animals so important? What were the first living animals to survive orbital flight? Learn more about animals in space and how they helped with space exploration.


The First Animal On Earth Was Significantly More Complex Than Previously Believed

A new study mapping the evolutionary history of animals indicates that Earth's first animal -- a mysterious creature whose characteristics can only be inferred from fossils and studies of living animals--was probably significantly more complex than previously believed.

Using new high-powered technologies for analyzing massive volumes of genetic data, the study defined the earliest splits at the base of the animal tree of life. The tree of life is a hierarchical representation of the evolutionary relationships between species that was introduced by Charles Darwin.

The study is published in the April 10, 2008 issue of Nature.

Shaking Up the Tree of Life

Among the study's surprising findings is that the comb jelly split off from other animals and diverged onto its own evolutionary path before the sponge. This finding challenges the traditional view of the base of the tree of life, which honored the lowly sponge as the earliest diverging animal. "This was a complete shocker," says Dunn. "So shocking that we initially thought something had gone very wrong."

But even after Dunn's team checked and rechecked their results and added more data to their study, their results still suggested that the comb jelly, which has tissues and a nervous system, split off from other animals before the tissue-less, nerve-less sponge.

The presence of the relatively complex comb jelly at the base of the tree of life suggests that the first animal was probably more complex than previously believed, says Dunn.

While cautioning that additional studies should be conducted to corroborate his team's findings, Dunn says that the comb jelly could only have achieved its apparent seniority over the simpler sponge via one of two new evolutionary scenarios:

  1. the comb jelly evolved its complexity independently of other animals, after it branched off onto its own evolutionary path or
  2. the sponge evolved its simple form from more complex creatures -- a possibility that underscores the fact that "evolution is not necessarily just a march towards increased complexity," says Dunn. "This scenario would provide a particularly dramatic example of that principle."

How long ago did the earliest comb jelly diverge? "Unfortunately, we don't have fossils of the oldest comb jelly," laments Dunn. "Therefore, there is no way to date the earliest jelly and determine when it diverged."

After diverging from other species, the comb jelly probably continued to evolve, says Herendeen. Therefore, today's comb jelly--a common creature--probably looks very different that did the earliest comb jelly.

Moreover, the tentacled, squishy but bell-less comb jelly developed along a different evolutionary path than did the classically bell-shaped jellyfish, says Patrick Herendeen, an NSF program director. Such divergences mean that "the jellyfish type of body form has independently evolved several times," says Herendeen.

Remaining Gaps in the Tree of Life

While reversing the evolutionary order of the sponge and comb jelly, Dunn's study also resolved some long-standing questions about other species. Among these was whether millipedes and centipedes are more closely related to spiders than to insects. The answer: spiders.

But despite these and other important evolutionary insights provided by Dunn's team, the tree of life remains a work in progress. "Scientists currently estimate that there are a total of about 10 million species of organisms on earth," says Dunn. "But so far, only about 1.8 million species--most of which are animals--have been described by science. Very few of these species have, so far, been positioned in the tree of life."

Methodological Breakthrough

But at least some of the tree of life's remaining gaps will likely be filled through the use of high-powered analytic approaches pioneered in Dunn's study--which involved using more than 100 computers to analyze more data than incorporated into any previous comparable evolutionary study. "Dunn's high-powered approach is just what we need to continue assembling the tree of life," says Herendeen. "We are going to see a lot of this approach in the future."

Dunn explains one of the advantages of his team's approach: "Even though we looked at fewer than 100 species, they were sampled in such a way that they inform the relationships of major groups of animals relative to each other. Therefore, this study, and others like it, will have implications for the placement of far more species than just those that are sampled."

But no matter how many high-tech analytic tools scientists use to analyze the genetics of organisms, they must still conquer "the exact same challenges that naturalists faced 200 years ago," says Dunn. "We still don't even know enough about many species to have a good idea where to look for them."

"And even as it is getting easier and cheaper to analyze the DNA of organisms with increasingly powerful computers, it is getting more expensive and difficult to find, collect, and identify organisms." For example, Dunn's team had to use remotely operated underwater vehicles to collect one of the comb jellies included in this study.

Dunn concludes: "It may come as a surprise to some that the many that huge advances in technology actually bring us right back to the same challenges that naturalists faced 200 years ago: the day-to-day practical challenges of just figuring out what lives on our planet, where to find it and how to collect it."

Dunn's research team included Gonzalo Giribet of Harvard University, Mark Martindale of the University of Hawaii and Ward Wheeler of the American Museum of Natural History.

Funding was provided by the National Science Foundation.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por National Science Foundation. Nota: El contenido puede editarse por estilo y longitud.


Funisia

Funisia dorothea in a fossil excavated in South Australia. Crédito: Droser lab, UC Riverside

Within the variety of life forms of the Ediacaran Period, Funisia represents the worms. The worm is not a biological taxonomy, but simply describes a heterogeneous group of animals that have in common a cylindrical shape and a soft body without limbs. Funisia may have been one of the inventors of this bodily organization. First described in 2008, it lived in colonies where it is suspected that it reproduced sexually, which would make it the oldest example yet found of this method of reproduction in an animal. Its classification has not yet been clearly determined, although it has been proposed that it could belong to the group of porifera (sponges) or cnidarians.


Ver el vídeo: Quién o qué creó el universo? Stephen Hawking responde. El universo según Stephen Hawking


Comentarios:

  1. Moss

    simplemente maravilloso - pensamientos muy interesantes

  2. Lachlann

    Creo que, para usted, ayudará a encontrar la decisión correcta. No estar afectado.

  3. Farees

    Perfectamente, y pensé.

  4. Oxnaford

    Considero, que estás equivocado. Discutámoslo. Escríbeme por MP.

  5. Iorwerth

    Es una pena que no pueda hablar ahora, me veo obligado a irme. Seré liberado, definitivamente daré mi opinión sobre este asunto.



Escribe un mensaje