Meriwether Lewis llega a Great Falls

Meriwether Lewis llega a Great Falls

Meriwether Lewis y cuatro hombres, que se apresuraron por delante del cuerpo principal de la expedición, llegan a las Grandes Cataratas del río Missouri, lo que confirma que los exploradores se dirigen en la dirección correcta.

Meriwether Lewis y William Clark habían emprendido su expedición al Pacífico el año anterior. Pasaron el invierno de 1804 con los indios mandan en la actual Dakota del Norte. Los indios Hidatsa, que vivían cerca, habían viajado lejos hacia el oeste y demostraron ser una importante fuente de información para Lewis y Clark. Los Hidatsa les dijeron a Lewis y Clark que llegarían a una gran cascada infranqueable en el Missouri cuando se acercaran a las Montañas Rocosas, pero aseguraron a los capitanes que el transporte alrededor de las cataratas era de menos de media milla.

LEER MÁS: Lewis y Clark: una cronología de la expedición extraordinaria

Armados con esta valiosa información, Lewis y Clark reanudaron su viaje por el Missouri acompañados por un grupo de 33 en abril. La expedición avanzó bien y, a principios de junio, los exploradores se estaban acercando a las Montañas Rocosas. Sin embargo, el 3 de junio llegaron a una bifurcación en la que convergían dos ríos igualmente grandes. "¿Cuál de estos ríos era el Missouri?" Lewis preguntó en su diario. Dado que el río que llegaba desde el norte se parecía más al Missouri en su turbulencia fangosa, la mayoría de los hombres creían que debía ser el Missouri. Lewis, sin embargo, razonó que el agua del Missouri habría viajado solo una corta distancia desde las montañas y, por lo tanto, sería clara y rápida como la bifurcación sur.

La decisión fue crítica. Si los exploradores eligieran el río equivocado, no podrían encontrar a los indios Shoshone de quienes planeaban obtener caballos para el transporte sobre las Montañas Rocosas. Aunque todos sus hombres no estuvieron de acuerdo, Lewis y Clark llegaron a la conclusión de que debían avanzar por la bifurcación sur. Sin embargo, para pecar de cautelosos, los capitanes decidieron que Lewis y un grupo de cuatro avanzarían a pie. Si Lewis no se encontraba pronto con la gran cascada de la que les había hablado el Hidatsa, el grupo regresaría y la expedición volvería al otro río.

En este día de 1805, cuatro días después de adelantarse al cuerpo principal de la expedición, Lewis se llenó de alegría al escuchar "el agradable sonido de una caída de agua". Poco después, “vio cómo la espuma se elevaba sobre la llanura como una columna de humo…. [Se] empezó a hacer un rugido demasiado tremendo para ser confundido con cualquier otra causa que no fuera la de las grandes cataratas del Missouri ". Al mediodía, Lewis había llegado a las cataratas, donde se quedó mirando con asombro "un espectro sublimemente grandioso [sic] ... la vista más grandiosa que jamás había tenido".

Lewis y Clark tenían razón: la bifurcación sur era el río Missouri. La misteriosa bifurcación norte era en realidad el río Marías. Si los exploradores hubieran seguido a las Marías, habrían viajado hasta las Montañas Rocosas del norte, donde un paso conveniente conducía a través de las montañas hacia el drenaje del río Columbia. Sin embargo, Lewis y Clark no habrían encontrado a los indios Shoshone ni obtenido los caballos. Sin caballos, la travesía bien podría haber fracasado.

LEER MÁS: Los viajes de Lewis y Clark incluyeron docenas de asombrosos encuentros con animales

Tres días después de encontrar las cataratas, Lewis se reunió con Clark y le contó las buenas noticias. Sin embargo, la euforia de los capitanes no duró mucho. Pronto descubrieron que el transporte alrededor de las Grandes Cataratas no era la caminata fácil de media milla reportada por los Hidatsa, sino más bien una caminata de 18 millas por un terreno accidentado cubierto de cactus puntiagudos. El Gran Portage, como se llamó más tarde, a los hombres les llevaría casi un mes completarlo. Sin embargo, a mediados de julio, la expedición avanzaba de nuevo. Un mes después, Lewis y Clark encontraron a los indios Shoshone, quienes entregaron los caballos que eran tan críticos para el éxito posterior de su misión.


Meriwether Lewis

Meriwether Lewis (18 de agosto de 1774-11 de octubre de 1809) fue un explorador, soldado, político y administrador público estadounidense, mejor conocido por su papel como líder de la Expedición Lewis y Clark, también conocida como el Cuerpo de Descubrimiento, con William Clark. . Su misión era explorar el territorio de la Compra de Luisiana, establecer comercio y soberanía sobre los nativos cerca del río Missouri y reclamar el noroeste del Pacífico y el país de Oregón para los Estados Unidos antes que las naciones europeas. También recopilaron datos científicos e información sobre naciones indígenas. [1] El presidente Thomas Jefferson lo nombró gobernador de la Alta Luisiana en 1806. [2] [3] Murió de heridas de bala en lo que fue un asesinato o suicidio, en 1809. La compra de Luisiana no se hizo oficial hasta julio de 1803, Jefferson Todavía solicitó al Congreso que financie la expedición en enero del mismo año. [4]


Una mirada atrás: Lewis llega a las Grandes Cataratas del Missouri el 13 de junio de 1805

Meriwether Lewis llegó a las grandes cataratas del río Missouri hace exactamente 214 años.

El 13 de junio de 1805, Lewis se encontró con "la vista más grandiosa" que "jamás haya contemplado" durante su expedición con William Clark y el Cuerpo de Descubrimiento a principios del siglo XIX.

La entrada del diario de Lewis (cortesía del Centro de Interpretación de Lewis y Clark) del 13 de junio de 1805 dice:

“Dejaron el campamento al amanecer y subieron por las colinas del río durante seis millas en un curso generalmente suroeste, sobre un país que, aunque más ondulado que el de ayer, todavía puede considerarse llano. En el extremo de este curso pasaron por alto una llanura más hermosa, donde había infinitamente más búfalos de los que habíamos visto antes en una sola vista ... Descubriendo que el río aquí se inclinaba considerablemente hacia el sur, y temerosos de pasar las cataratas antes de llegar al Rocky montañas, ahora cambiaron de rumbo hacia el sur, ... El capitán Lewis había recorrido unos dos kilómetros, cuando sus oídos fueron saludados con el agradable sonido de una caída de agua, y mientras avanzaba un rocío, que parecía una columna de humo, y desapareció en un instante. Hacia este punto dirigió sus pasos, el ruido aumentó a medida que se acercaba, y pronto se volvió demasiado tremendo para ser confundido con otra cosa que no fueran las Grandes Cataratas del Missouri. Habiendo viajado siete millas después de escuchar el sonido por primera vez, llegó a las cataratas alrededor de las doce en punto. Las colinas a medida que se acercaba eran de difícil acceso y tenían 200 pies de altura. Por estos se apresuró con impaciencia y, sentándose en unas rocas bajo el centro de las cataratas, disfrutó del sublime espectáculo de este estupendo objeto, que desde la creación venía prodigando su magnificencia sobre el desierto, desconocido para la civilización ”.

La expedición tardaría un mes en recorrer las cataratas.

Puede leer más sobre las Grandes Cataratas del río Missouri y las presas actuales aquí.

La fecha coincide con el trigésimo Festival Lewis y Clark anual de este fin de semana en Gibson Park en Great Falls.

La carrera Beyond the Dam también es el sábado 15 de junio con carreras sobre las represas Black Eagle y Rainbow. Puede visitar aquí para obtener más información o para registrarse.


Una mirada atrás: Lewis llega a las Grandes Cataratas del Missouri el 13 de junio de 1805

Meriwether Lewis llegó a las grandes cataratas del río Missouri hace exactamente 214 años.

El 13 de junio de 1805, Lewis se encontró con "la vista más grandiosa" que "jamás haya contemplado" durante su expedición con William Clark y el Cuerpo de Descubrimiento a principios del siglo XIX.

La entrada del diario de Lewis (cortesía del Centro de Interpretación de Lewis y Clark) del 13 de junio de 1805 dice:

“Dejaron el campamento al amanecer y ascendiendo por las colinas del río recorrieron seis millas en un curso generalmente suroeste, sobre un país que, aunque más ondulado que el de ayer, todavía puede considerarse llano. En el extremo de este curso, pasaron por alto una llanura más hermosa, donde había infinitamente más búfalos de los que habíamos visto antes en una sola vista ... Descubriendo que el río aquí se inclinaba considerablemente hacia el sur, y temerosos de pasar las cataratas antes de llegar al Rocky montañas, ahora cambiaron de rumbo hacia el sur, ... El capitán Lewis había recorrido unos dos kilómetros, cuando sus oídos fueron saludados con el agradable sonido de una caída de agua, y mientras avanzaba un rocío, que parecía una columna de humo, y desapareció en un instante. Hacia este punto dirigió sus pasos, el ruido aumentó a medida que se acercaba, y pronto se volvió demasiado tremendo para ser confundido con otra cosa que no fueran las Grandes Cataratas del Missouri. Habiendo viajado siete millas después de escuchar el sonido por primera vez, llegó a las cataratas alrededor de las doce en punto. Las colinas a medida que se acercaba eran de difícil acceso y tenían 200 pies de altura. Por estos se apresuró con impaciencia y, sentándose en unas rocas bajo el centro de las cataratas, disfrutó del sublime espectáculo de este estupendo objeto, que desde la creación venía prodigando su magnificencia sobre el desierto, desconocido para la civilización ”.

La expedición tardaría un mes en recorrer las cataratas.

Puede leer más sobre las Grandes Cataratas del río Missouri y las presas actuales aquí.

La fecha coincide con el Festival Lewis y Clark de este fin de semana en Gibson Park en Great Falls. Haga clic aquí para obtener más información sobre la trigésima celebración anual.

La carrera Beyond the Dam también es el sábado 15 de junio con carreras sobre las represas Black Eagle y Rainbow. Puede visitar aquí para obtener más información o para registrarse.

Hoy en la historia: 13 de junio de 1805 - Meriwether Lewis se encuentra con "La vista más grandiosa que jamás he visto" las Grandes Cataratas ...

Publicado por Bureau of Land Management - Montana / Dakotas el jueves 13 de junio de 2019


EPOD - un servicio de USRA

Meriwether Lewis en Great Falls

Referido por: Rod Benson, Escuela secundaria Helena
Autores de resumen y editores de amplificador: Rod Benson

Título de la pintura: La llegada del Capitán Lewis a las Grandes Cataratas del Missouri, 13 de junio de 1805
de Charles Fritz - Óleo sobre lienzo 42 & quot x 65 & quot

En la mañana del 11 de junio de 1805, el capitán Meriwether Lewis y cuatro hombres partieron de una bifurcación en el río Missouri (ahora conocido como Decision Point) cerca de Loma, Montana, en busca de las grandes cascadas que los indios les dijeron que esperaran. Clark se quedó con el grupo principal y atendió a Sacagawea, quien estaba enfermo. La importancia de encontrar las cataratas es que confirmaría que habían tomado la bifurcación correcta en el río. La pintura de Fritz muestra al Capitán Lewis mientras contemplaba por primera vez lo que ahora llamamos Las Grandes Cataratas el 13 de junio de 2005 (hoy hace 200 años). Lewis escribió lo siguiente sobre el descubrimiento en su diario (aquí se incluyen sus errores de ortografía):

& quot que tuve Continuar en este curso a unas dos millas con Goodrich a cierta distancia detrás de mí lloriquear mis oídos fueron saludados con el agradable sonido de una caída de agua y avanzando un poco más vi el rocío arrise sobre la llanura como un columna de humo que pronto empezó a rugir también tremendos ser confundido con cualquier causa que no sea las grandes cataratas del Missouri. Aquí llegué alrededor de las 12 en punto. Desde el reflejo del sol en el sprey o niebla que arrises de estas cataratas es un hermoso arco iris producido que añade no poco a la belleza de este majestuosamente grandioso senery. & quot

Las Grandes Cataratas (que se muestran en la pintura) fueron en realidad la primera de las cinco cascadas que encontraron los exploradores mientras viajaban a través de un tramo de 18 millas que incluía el área ahora ocupada por la ciudad de Great Falls. Aunque cada una de las cascadas tiene su propio nombre (Great Falls, Crooked Falls, Rainbow Falls, Colter Falls, Black Eagle Falls), el conjunto de cinco cascadas se conoce como las Grandes Cataratas del Missouri. Cada una de las cataratas resulta de la presencia de una capa especialmente dura de unidad de arenisca en la Formación Cretácica Kootenai.


EPOD - un servicio de USRA

Archivo - Meriwether Lewis en Great Falls

Cada domingo presentamos un artículo destacado de nuestros archivos. Este EPOD se publicó originalmente el 13 de junio de 2005

Referido por: Rod Benson, Escuela secundaria Helena
Autor del resumen: Rod Benson

Título de la pintura: La llegada del Capitán Lewis a las Grandes Cataratas del Missouri, 13 de junio de 1805
de Charles Fritz - Óleo sobre lienzo 42 & quot x 65 & quot

En la mañana del 11 de junio de 1805, el capitán Meriwether Lewis y cuatro hombres partieron de una bifurcación en el río Missouri (ahora conocido como Decision Point) cerca de Loma, Montana, en busca de las grandes cascadas que los indios les dijeron que esperaran. Clark se quedó con el grupo principal y atendió a Sacagawea, quien estaba enfermo. La importancia de encontrar las cataratas es que confirmaría que habían tomado la bifurcación correcta en el río. La pintura de Fritz muestra al Capitán Lewis mientras contemplaba por primera vez lo que ahora llamamos Las Grandes Cataratas el 13 de junio de 2005 (hoy hace 200 años). Lewis escribió lo siguiente sobre el descubrimiento en su diario (aquí se incluyen sus errores de ortografía):

& quot que tuve Continuar en este curso a unas dos millas con Goodrich a cierta distancia detrás de mí lloriquear mis oídos fueron saludados con el agradable sonido de una caída de agua y avanzando un poco más vi el rocío arrise sobre la llanura como un columna de humo que pronto comenzó a rugir también tremendos ser confundido con cualquier causa que no sea las grandes cataratas del Missouri. Aquí llegué alrededor de las 12 en punto. Desde el reflejo del sol en el sprey o niebla que arrises de estas cataratas es un hermoso arco iris producido que añade no poco a la belleza de este majestuosamente grandioso senery. & quot

Las Grandes Cataratas (que se muestran en la pintura) fueron en realidad la primera de las cinco cascadas que encontraron los exploradores mientras viajaban a través de un tramo de 18 millas que incluía el área ahora ocupada por la ciudad de Great Falls. Aunque cada una de las cascadas tiene su propio nombre (Great Falls, Crooked Falls, Rainbow Falls, Colter Falls, Black Eagle Falls), el conjunto de cinco cascadas se conoce como las Grandes Cataratas del Missouri. Cada una de las cataratas resulta de la presencia de una capa especialmente dura de unidad de arenisca en la Formación Kootenai del Cretácico.


HistoryLink.org

En mayo de 1803, Estados Unidos compró Luisiana a Francia. La duplicación del territorio estadounidense hizo que el presidente Thomas Jefferson (1743-1826) enviara a Meriwether Lewis (1774-1809) en una expedición hacia el oeste para explorar la nueva propiedad inmobiliaria de la nación. El Cuerpo de Descubrimiento era un grupo de 33 personas, incluidos Sacagawea, un indio Shohone, y York, un esclavo africano. El Cuerpo, bajo el liderazgo del Capitán Lewis y el Capitán William Clark (1770-1838), viajó a pie, a caballo y en embarcación a través de América del Norte y de regreso comenzando en Wood River, Illinois, en mayo de 1804, y regresando a St. Louis. , Missouri, en agosto de 1806. El período que el Cuerpo pasó a lo largo de los ríos Columbia y Snake y en la desembocadura del Columbia, desde octubre de 1805 hasta mayo de 1806, se desarrolló principalmente en lo que ahora es el estado de Washington.

El sueño de una ruta acuática transcontinental

El presidente Thomas Jefferson, quien durante mucho tiempo había creído que los estadounidenses poblarían gran parte de América del Norte, ahora tenía la oportunidad de abrazar su sueño. Después de varios intentos fallidos de explorar tierras occidentales desconocidas, le pidió a su secretaria, Meriwether Lewis, quien a su vez eligió a William Clark como co-capitán, que dirigiera una expedición por el río Missouri y encontrara las cabeceras del río Columbia. Jefferson estaba convencido de que tal empresa no solo daría como resultado una ruta fluvial comercial entre continentes, sino que produciría datos científicos, militares y etnográficos (indios) de vital importancia para la nación.

Los preparativos extensivos para el viaje se llevaron a cabo en enero-junio de 1803. En mayo de 1804, el Cuerpo de Descubrimiento, su título militar oficial, partió de Wood River, Illinois, y comenzó un arduo viaje por el río Missouri de 2.500 millas de largo. Cruzar las Montañas Rocosas y la Cordillera Bitterroot fue un desastre cercano. La reunión del Cuerpo en septiembre de 1805 con los indios Nez Perce renovó sus ánimos, aunque la salud general del partido era mala. Después de quemar troncos al estilo indio para hacer canoas, el Cuerpo "prosiguió" y llegó al cruce del río Snake, al que Clark llamó "Río Lewis", el 10 de octubre de 1805. Ese día el Cuerpo estaba en la frontera. del actual estado de Washington.

País del río Snake

La región del bajo río Snake es un escaparate de las espectaculares colinas de Palouse y los grandes ranchos de trigo. A excepción de un ferrocarril, una carretera y cuatro presas, ha cambiado poco desde la época de Lewis y Clark. El Cuerpo encontró rápidos, vistas sin árboles, escasez de vida animal y pequeñas aldeas Nez Perce. Su campamento, cerca de la actual Lewiston, Idaho, le ofreció al Cuerpo su primera vista del país de Palouse en el estado de Washington. También ofreció una oportunidad para describir a la gente Chopunnish o Nez Perce: "hombres fornidos, corpulentos y bien parecidos. Las mujeres son pequeñas con buenos rasgos y generalmente guapas. Les gusta exhibir sus ornamentos. [Usan] piel de búfalo o alce. manto [s] decorado con cuentas. Conchas de mar, principalmente nácar, unidas a un collar de piel de nutria y colgadas en el cabello. Plumas, pinturas de diferentes tipos, principalmente blanco, verde y azul claro "(Clark ).

El 11 de octubre de 1805, a unas 30 millas al oeste de Clarkston, Washington, cerca de Almota, un sitio de pesca de Nez Perce, el grupo desembarcó en su primer campamento en Washington. El grupo había experimentado un viaje húmedo, esquivando rocas e islas. Los hombres secaron su equipaje, repararon una canoa, compraron raíces y cenaron con los indios locales.

Viajando otras 30 millas, el Cuerpo acampó el 12 de octubre justo al suroeste de la actual presa Little Goose. Después de comprar tres perros y algunos pescados para comer, el grupo notó una escasez de madera flotante, que usaban para alimentar sus fogatas. El Cuerpo se embarcó a la mañana siguiente con viento y lluvia y pronto se encontró con otro siniestro conjunto de rápidos. Con la ayuda de dos guías indios y las habilidades de los marineros franceses, el grupo negoció dos millas de agua peligrosa y llegó a tierra al final del día, 13 de octubre de 1805. En camino, Se nombró Ship Rock (Roca Monumental).

El 14 de octubre de 1805, cinco millas al oeste de la Presa Monumental Inferior, los miembros del Cuerpo encontraron troncos cortados por indios y los usaron como leña. Habiendo matado algunos patos y cerceta, se acomodaron para pasar la noche. La noche siguiente, cerca del verde y arbolado Fishhook Park de hoy, el grupo se acostó en una isla que parecía ser un caladero indio abandonado. Una vez más, robaron madera y se comieron un poco de aves acuáticas.

El Columbia

Después de llegar a la confluencia escénica de los ríos Snake y Columbia el 16 de octubre de 1805, el Cuerpo notó las colinas bajas y el ancho alcance (960 yardas que estimaron) de la gran Columbia. Esta encrucijada es hoy el sitio del Parque Sacajawea. Clark tomó un grupo pequeño y remado río arriba hasta la ubicación aproximada del Pasco actual, donde describió grandes cantidades de salmón secándose en andamios. Había peces muertos por todas partes. Dieciocho canoas indias acompañaban al barco de Clark. Al aterrizar en un pueblo, Clark compartió tabaco y comió pescado con los amables inquilinos. Luego, los indios le mostraron la desembocadura del actual río Yakima.

Wallula Gap

El próximo campamento de la fiesta, el 18 de octubre de 1805, estaba justo al sur de la histórica e imponente Wallula Gap, sitio de una presa de hielo prehistórica y un lago que se desprendió, dando forma y suavizando la garganta de Columbia cuando el agua rugió hacia el mar. Esta es también la confluencia de los ríos Walla Walla y Columbia. (El grupo tomó una ruta a través del valle de Walla Walla en su viaje de regreso en abril de 1806. De hecho, el Cuerpo usaría un antiguo sendero Nez Perce paralelo al río Walla Walla).

La noche del 18 de noviembre de 1805 se convirtió en una ocasión social. El jefe Yelleppit de Walla Walla ofreció escasa leña. Él y sus compañeros, después de un largo humo y conversación con los capitanes, acamparon cerca. A la mañana siguiente, Yelleppit, "un indio apuesto y atrevido, con un semblante digno de unos 35 años (Clark)", celebró un gran consejo. La amistad de los Walla Walla sería importante para el Cuerpo en su viaje de regreso en abril y mayo de 1806. En esa ocasión, le obsequiaron a Clark un caballo blanco y guiaron al grupo a una ruta nueva y más corta a través del Valle de Walla Walla.

En la década de 1820, poco después de que Lewis & Clark identificaran el área, las empresas británicas de comercio de pieles establecieron Fort Nez Perce, más tarde llamado Fort Walla Walla, en Wallula. El sitio fue inundado en 1953 por las aguas detrás de la presa McNary. Desde este punto hasta el mar, el Cuerpo cabalgaría el límite del río entre el actual Oregón y Washington. Sin embargo, la mayoría de sus campings estarían del lado de Washington.

Picos nevados y aguas rápidas

Con el río fluyendo rápido, el Cuerpo cubrió casi 35 millas en un día, y se instaló el 19 de octubre de 1805 en el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Umatilla. Frente a ellos había una serie de islas, conocidas como memaloose, o lugares de los muertos, donde los indios difuntos eran envueltos en pieles y colocados en canoas o andamios. A lo largo de este tramo escénico, el Cuerpo vislumbró las Montañas Cascade cubiertas de nieve. En los próximos días identificaron (a partir de los mapas de George Vancouver) Mount St. Helens y Mount Hood. (El monte Adams se describirá en el viaje de regreso en 1806.) También notaron que los indios llevaban baratijas y ropa de los barcos comerciales costeros. Su entusiasmo era palpable y casi podían oler el "lago de mal sabor" o el Océano Pacífico.

Al observar pelícanos blancos y cormoranes negros mientras el Cuerpo negociaba aguas bravas, el 20 de octubre, los miembros acamparon en el sitio de una aldea indígena, un asentamiento de 17 chozas en la ubicación actual de North Roosevelt, Washington. Una vez más, su cena fue escasa: pescado seco de mal sabor, algunas bayas, carne de perro. Al día siguiente, al encontrar más rápidos (hoy inundados por las presas del río Columbia), acamparon en un lugar que los indios llamaban "Timm" (Clark, 21 de octubre), palabra que los indios pronunciaban enfáticamente para describir el sonido de las cascadas salvajes río abajo. Esa palabra también se ha utilizado para denotar el latido de un corazón, es decir, "Tum-Tum".

Los indios tenían razón. A solo 15 millas río abajo, el Cuerpo se encontró con la primera de las que llamaron las Grandes Cataratas del Columbia (en contraste con las Grandes Cataratas del Missouri, que habían transportado unos meses antes). Esta catarata de 20 pies de altura más tarde se llamó Celilo, una palabra india que significa "nube de arena flotante", en reconocimiento a las tormentas de arena ocasionales.

El Cuerpo pasó los siguientes seis días, hasta el 28 de octubre de 1805, en esta formidable área. Este no solo era el sitio de los Estrechos Largo y Corto - coulees salvajes, de paredes empinadas con pisos de losas (origen del nombre francés "The Dalles") - sino también un cruce de caminos aborígenes que se remonta a 13.000 años. Los indios de California, las Dakotas, Canadá y la costa se habían reunido aquí para pescar salmón salvaje. Los resultados se pudieron ver en todas partes: bienes comerciales de la costa oeste, túnicas de búfalo, teteras de barco y uniformes de marinero y, lo más intrigante, petroglifos (tallas) y pictografías (pinturas) en las paredes de basalto cercanas. Los capitanes llamaron al área un "Gran Trademart".

El 29 de octubre de 1805, el Cuerpo acampó cerca del río Little White Salmon en el actual condado de Klickitat. La cena consistió en pescado machacado, avellanas, bayas y pan blanco hecho con raíces. El jefe de la aldea dejó en claro que él y su gente estaban en guerra con otra nación. Para probar su punto, mostró a los capitanes una bolsa de medicina con 14 dedos, cada uno representando a un enemigo que había matado. Después de comprar 12 perros, cuatro sacos de pescado y bayas secas, el Cuerpo siguió adelante.

Justo aguas abajo de Stevenson, Washington, en el sitio aproximado de la presa Bonneville, el Cuerpo estableció un campamento empapado de lluvia, del 30 al 31 de octubre. Los capitanes describieron las pieles de lobos, ciervos, alces y gatos monteses que usaban los indios. También vieron la piel de un borrego de montaña (cimarrón) y vieron a los cisnes nadando en un pequeño estanque detrás del pueblo. Las descripciones de los capitanes de los indios Chinook, que dominaban el lado occidental de las Cascadas, incluían referencias a su baja estatura y complexión rechoncha que atribuían a la costumbre de los indios de sentarse en cuclillas y montar constantemente en canoas. (Varios eruditos atribuyen la estatura del Chinook a la epidemia de viruela de 1783). También notaron cabezas aplanadas, algo exclusivo del Chinook en aquellos tiempos.

Nutrias marinas y salmón

El 1 de noviembre encontró al Cuerpo al pie de Beacon Rock de 848 pies de altura, que Clark deletreó como "Golpeado". Las focas retozaban y perseguían salmones. Al día siguiente, se podía ver el monte Hood. La fiesta se llevó a cabo en el corazón de las Montañas Cascade, rodeada de muros de basalto, deslizamientos de tierra ancestrales y abetos de Douglas. Las rocas rocosas del Puente de los Dioses prehistórico estaban por todas partes. En el lado de Oregon, grandes cataratas caían en cascada por los acantilados. El 2 de noviembre acamparon cerca de la actual isla Reed, donde el teniente William Broughton, ayudante del capitán Vancouver, había celebrado una ceremonia en mayo de 1792 para reclamar el área para Gran Bretaña. El 3 de noviembre, el Cuerpo acampó cerca de la actual Camas, Washington.

Corriendo por el actual puerto de Portland, Vancouver, Washington y la desembocadura del río Willamette (que no vieron debido a las islas de arena y los escombros), el grupo giró hacia el norte por el Columbia. El 4 de noviembre, los miembros del Cuerpo aprendieron de los indios Chinook sobre la raíz de wapato, un sustituto de las papas y el pan que se convertiría en un alimento básico durante el resto de su aventura occidental.

También establecieron un campamento frente a Diamond Island (lado de Washington, cerca de Ridgefield actual) y dispararon ciervos y aves en la isla misma. (En el viaje de regreso, a fines de marzo de 1806, se detuvieron en una aldea india en las cercanías de Bachelor's Island, donde vieron 14 "grandes casas de madera". En este punto, los residentes de Bachelor Island recibieron calurosamente al Cuerpo. wapato y anchoas, probablemente Eulachon, un miembro de la familia de los olidos, por parte de los residentes).

Cisnes y gansos enormemente numerosos

Clark se quejó en su diario el 5 de noviembre de 1805, de tener problemas para dormir "por el ruido mantenido durante toda la noche por los cisnes, los gansos, los patos Brant blancos y grises. En una pequeña isla de arena. noumerous, y su ruido horrible. Partimos temprano ".

La lluvia y la niebla acompañaron al grupo cuando pasó por la isla Puget, una señal de que el océano estaba por delante. Un día, colinas empinadas en el lado de Washington albergarían la encantadora ciudad de Cathlamet. El 7 de noviembre de 1805, Clark escribió exultante en su diario: "Gran alegría en el campamento, estamos a la vista del Ocian, este gran Octian del Pacífico que hemos estado ansiosos por ver durante tanto tiempo, y el rugido o ruido de las olas. frenar en las costas rocosas (como supongo) se puede escuchar claramente ". Más tarde, proclamó: "¡Ociano a la vista! ¡Oh! La alegría". El debate continúa hasta el día de hoy. ¿Clark realmente vio el Pacífico, o estaba mirando a través de la amplia boca de Grays Bay en el río Columbia? Además, ¿qué escuchó?

Los siguientes seis días fueron tormentosos, con vientos huracanados y un aguacero constante. Clark se refirió a su campamento junto al río como un "nítido lúgubre" porque era estrecho, rocoso, estrecho y ofrecía poca protección contra los elementos. Después de secar sus mercancías durante una racha de sol el 15 de noviembre, se trasladaron a Point Ellice, el ancla norte del actual puente Astoria-Megler. Remaron hasta un "enorme haya de arena (Clark)" junto a un pequeño arroyo. En la desembocadura del arroyo había una aldea de Chinook deshabitada de 36 casas. El 18 de noviembre, un cóndor de California recibió un disparo y Clark lo describió como 9.5 pies de punta de ala a punta de ala.

Varios miembros exploradores del grupo habían pasado la noche anterior con los indios y se despertaron para encontrar sus armas robadas. Afortunadamente, el capitán Lewis y su grupo llegaron cuando se estaba gestando un enfrentamiento. Las armas fueron devueltas y el Cuerpo decidió acampar en lo que se conoce como Chinook Point. Sargento. Patrick Gass, encargado de un diario de viaje, nombró al área Point Open-Slope. Hoy se llama Station Camp. El sitio está bajo el agua junto a la autopista 101, cerca de la antigua iglesia McGowan y la ciudad de Chinook, Washington.

El capitán Lewis "navegó" por la bahía el 17 de noviembre, visitando a los jefes locales, cazando (3 ciervos, 4 brant y 2 patos) y probando una raíz hervida que parecía regaliz (culhomo o culwhamo).

Hacia Cape Disappointment

El Cuerpo estaba ahora a la vista del océano. En la mañana del 18 de noviembre, el capitán Clark, con 12 hombres (York, los sargentos Ordway y Pryor, los hermanos Field, Shannon, Bratton, Colter, Weiser, Labiche, Charbonneau) emprendieron un reconocimiento terrestre de la zona. El equipo de Clark caminó por la bahía de Haley (ahora Baker's) hasta Cape Disappointment, subió por encima del cabo y continuó varias millas por la península de Long Beach. Los exploradores probablemente llegaron al área norte de la ciudad de Long Beach, Washington. Clark señaló en este día que marcó su "nombre y por tierra el día del mes y el año" en un árbol. El grupo regresó por el mismo camino, pero cruzó el cuello de la península montañosa y volvió sobre sus pasos a lo largo de la bahía hasta Station Camp.

Cape Disappointment fue nombrado así por el capitán británico John Meares (1756? -1809) en 1788. Eligió el nombre porque, escribió, "Ahora podemos afirmar con seguridad que no existe un río como el de Saint Roc (la Columbia) como establecido en la carta española (mapa de Bruno Heceta) ". En la cima del cabo hoy hay un Centro de Interpretación Lewis & Clark frente al Océano Pacífico entre dos faros y rodeado por una red de senderos.

A partir del 19 de noviembre de 1805 llegaron las lluvias. La caza era difícil de encontrar, los indios se ayudaban a sí mismos a acampar, la ropa de cuero de los miembros del Cuerpo se estaba pudriendo y los indios Chinook, hábiles comerciantes, estaban negociando duramente por la comida. La moral se estaba hundiendo.

El 20 de noviembre aparecieron dos jefes, uno de los cuales apareció con una hermosa túnica hecha con dos pieles de nutria marina. No se separaría de su bata hasta que Sacagawea accediera a renunciar a su cinturón de cuentas azules. Uno de los jefes era Concomly, el tuerto, el jefe principal de la nación Chinook. Una anciana, esposa de un jefe Chinook, se presentó el día 21, con seis mujeres jóvenes. Las mujeres, escribió Clark, fueron traídas "con el propósito de gratificar las pasiones de los hombres de nuestro grupo y recibir esas indulgencias (regalos) tan pequeños como ella (la anciana) pensó que era apropiado". Clark continúa señalando que los Chinooks "parecen ver la sensualidad como un nivel necesario, y no parecen aborrecerla como un crimen en el estado de soltero".

La Consulta

El 24 de noviembre de 1805 fue un día histórico. Se realizó una votación democrática ("consulta"). Cada miembro del grupo, incluido el esclavo negro de Clark, York, y la mujer india, Sacagawea, expresaron su opinión. Se decidió cruzar el río hacia la costa sur (Oregón) donde la caza era más abundante y los árboles abundantes. También querían permanecer cerca de la desembocadura del río a poca distancia de un barco y obtener sal.

Antes de abandonar el lado norte (Washington), Clark inspeccionó profesionalmente el área con una brújula y una cadena de "postes", lo que sugiere que esta parada fue un hito importante en el viaje.

Invierno en Fort Clatsop

The Corps' winter at Fort Clatsop, on the Oregon side of the river, is a separate wonderful story. In the fort's snug rooms more than 300 pair of moccasins ("mockersons") were made, the hunters kept the larder full despite almost incessant rains, and the captains brought their journals up to date.

The return journey commenced on March 23, 1806. Many of the campsites were new but the terrain and Indian contacts were familiar.

On April 27th, 1806, the Corps found themselves again among the Walla Walla nation. Chief Yelleppit was pleased to see the Captains and provided the Corps with hospitable treatment, including food, fuel, horses and new directions on a route to the south of the Snake River. Yelleppit presented Clark with a white horse. Clark, having run out of trade goods, gave the chief his sword, balls, and powder.

During the eastward trek, which was more or less along the south bank of the Snake River in Washington state, the Corps followed part of the Walla Walla Valley to the present sites of Waitsburg and Dayton, Washington. On May 4, 1806, near Patit Creek (Dayton) the Corps ate their last meal (dog) in Washington while rain, hail and wind whipped the encampment.

It is worth noting that on the return journey the Corps had troubles. First, they had few trade goods at hand so they practiced medicine as a means of obtaining help, affecting a number of "cures." On July 27th, 1806, the Corps was involved in the first and only deaths of two Indians (Piegan or Blackfeet), and on August 11th Captain Lewis was accidentally shot in the buttocks by one of his own men (Pierre Cruzatte).

On September 23, 1806, the party descended the Mississippi River and landed at St. Louis where the little community gave the Corps "the heartiest and most hospitable welcome (Lewis)."

los Revistas were written in virtually equal parts by both Lewis and Clark. However, the Washington state portion was penned by Clark. ¿Por qué? We don't know, but it's possible that Lewis lost some of his notes, or he was too busy with details of the trek to take time for writing.

Detail, Lewis and Clark's map of the Columbia at present day Portland

Courtesy Library of Congress (79692907)

Detail, Lewis and Clark's map of the confluence of the Snake and Columbia Rivers

Courtesy Library of Congress (79692907)

Meriwether Lewis (1774-1809), ca. 1807

Portrait by Charles Willson Peale, Courtesy National Park Service

William Clark (1770-1838), ca. 1810

Portrait by Charles Willson Peale, Courtesy National Park Service

Fuentes:

James P. Ronda, Lewis and Clark Among the Indians (Lincoln and London: University of Nebraska Press, 1984) Bernard DeVoto, The Journals of Lewis and Clark (Boston: Houghton Mifflin Company, 1953) Elliott Coues, Editor, The History of the Lewis and Clark Expedition Vols. I, II, and III (New York: Dover Publications, 1893) Stephen E. Ambrose, Undaunted Courage: Meriwether Lewis, Thomas Jefferson, and the Opening of the American West (New York and London: Simon & Schuster, 1996) David Lavender, The Way to the Western Sea: Lewis and Clark Across the Continent (New York and London: Doubleday, 1988) The Essential Lewis and Clark ed. by Landon Y. Jones (New York: HarperCollins, 2000) A Guide and Map: The Washington Experience of the Lewis & Clark Expedition (Tacoma: Washington State Historical Society, 1999) Barbara Fifer and Vicky Soderberg, Along the Trail with Lewis and Clark (Great Falls, MT: Montana Magazine, 1998) The Journals of Patrick Gass, Member of the Lewis and Clark Expedition ed. by Carol Lynn MacGregor (Missoula: Mountain Press Publishing Company, 1997).


Meriwether Lewis reaches the Great Falls - Jun 13, 1805 - HISTORY.com

TSgt Joe C.

Having hurried ahead of the main body of the expedition, Meriwether Lewis and four men arrive at the Great Falls of the Missouri River, confirming that the explorers are headed in the right direction.

Meriwether Lewis and William Clark had set out on their expedition to the Pacific the previous year. They spent the winter of 1804 with the Mandan Indians in present-day North Dakota. The Hidatsa Indians, who lived nearby, had traveled far to the West, and they proved an important source of information for Lewis and Clark. The Hidatsa told Lewis and Clark they would come to a large impassable waterfall in the Missouri when they neared the Rocky Mountains, but they assured the captains that portage around the falls was less than half a mile.

Armed with this valuable information, Lewis and Clark resumed their journey up the Missouri accompanied by a party of 33 in April. The expedition made good time, and by early June, the explorers were nearing the Rocky Mountains. On June 3, however, they came to a fork at which two equally large rivers converged. “Which of these rivers was the Missouri?” Lewis asked in his journal. Since the river coming in from the north most resembled the Missouri in its muddy turbulence, most of the men believed it must be the Missouri. Lewis, however, reasoned that the water from the Missouri would have traveled only a short distance from the mountains and, therefore, would be clear and fast-running like the south fork.

The decision was critical. If the explorers chose the wrong river, they would not be able to find the Shoshone Indians from whom they planned to obtain horses for the portage over the Rockies. Although all of their men disagreed, Lewis and Clark concluded they should proceed up the south fork. To err on the side of caution, however, the captains decided that Lewis and a party of four would speed ahead on foot. If Lewis did not soon encounter the big waterfall the Hidatsa had told them of, the party would return and the expedition would backtrack to the other river.

On this day in 1805, four days after forging ahead of the main body of the expedition, Lewis was overjoyed to hear “the agreeable sound of a fall of water.” Soon after he “saw the spray arise above the plain like a column of smoke…. [It] began to make a roaring too tremendous to be mistaken for any cause short of the great falls of the Missouri.” By noon, Lewis had reached the falls, where he stared in awe at “a sublimely grand specticle [sic]… the grandest sight I had ever held.”

Lewis and Clark had been correct—the south fork was the Missouri River. The mysterious northern fork was actually the Marias River. Had the explorers folloowed the Marias, they would have traveled up into the northern Rockies where a convenient pass led across the mountains into the Columbia River drainage. However, Lewis and Clark would not have found the Shoshone Indians nor obtained the horses. Without horses, the crossing might well have failed.

Three days after finding the falls, Lewis rejoined Clark and told him the good news. However, the captains’ elation did not last long. They soon discovered that the portage around the Great Falls was not the easy half-mile jaunt reported by the Hidatsa, but rather a punishing 18-mile trek over rough terrain covered with spiky cactus. The Great Portage, as it was later called, would take the men nearly a month to complete. By mid-July, however, the expedition was again moving ahead. A month later, Lewis and Clark found the Shoshone Indians, who handed over the horses that were so critical to the subsequent success of their mission.


HistoryLink.org

On October 22, 1805, Lewis and Clark and the Corps of Discovery encounter Celilo Falls, at the beginning of a 55-mile stretch of the Columbia River that will prove to be the most difficult and dangerous part of their journey through the Pacific Northwest.

The explorers, led by Captains Meriwether Lewis (1774-1809) and William Clark (1770-1838), had faced many nautical challenges since leaving St. Louis, Missouri, in May 1804, but nothing in their experience prepared them for the falls and rapids of the Columbia Gorge. Here the river pummeled its way through the Cascade Mountains, the water cascading dizzily through a series of narrow channels littered with huge boulders.

Celilo Falls, where the river plunged 38 feet within a few miles, was the first of three major obstacles on the lower Columbia. It took two days to portage around the cataract. At times, the party used ropes made of elk hide to lower their heavy dugout canoes through the rapids. Elsewhere, they hired local Indians and their horses to help carry the canoes and baggage around the falls.

On October 24, the party reached the next obstacle, two sets of furious rapids later known collectively as The Dalles. The name came from a French word for "flagstones" or "slabs," referring to the huge slabs of basalt constricting the channel. Clark climbed to the top of a rock formation to survey the first of these rapids, a quarter-mile stretch called the Short Narrows. "I deturmined to pass through this place," he wrote, "notwithstanding the horrid appearance of this agitated gut swelling, boiling & whorling in every direction" (Clark, Oct. 24, 1805). In their haste to reach the mouth of the Columbia and their objective, the Pacific Ocean, the explorers sometimes took risks they might otherwise have avoided.

The non-swimmers and the most valuable baggage went around the rapids by land while the rest of the party shot through in the canoes, emerging safely, to the astonishment of hundreds of Indians who gathered on the cliffs to watch. The scene was repeated the next day, at the Long Narrows of The Dalles.

On October 31, the expedition reached the Cascades of the Columbia, the final barrier to the broad, swift, flat waters of the lower Columbia. What Lewis and Clark called "the great Shute" was a four-mile stretch where the river ran "with great velocity fo[a]ming & boiling in a most horriable manner" (Oct. 31, 1805). ) The party cleared the last of the Cascades on November 2, at times portaging along a well-used Indian trail.

By this point, the explorers had passed from Nez Perce into Chinookan country. Ancestors of today's Yakama, Warm Springs, Umatilla, and Nez Perce tribal nations had lived, fished, and traded in the region for more than 10,000 years. At aboriginal trade marts such as Wishram, near Celilo Falls, nomadic peoples from east of the Cascades gathered to fish, trade, and socialize with the sedentary coastal and riverine tribes, led by the Chinook. The explorers began to see evidence of Europeans traders as well some of the Indians owned British trade goods (from muskets to tea kettles), and some of the children clearly had European fathers.

The Chinooks were master traders, accustomed to dealing with whites engaged in the fur trade at the mouth of the Columbia. They applied the same bargaining principles to the hungry explorers from the young United States, much to the latter’s dismay. "They ask high prices for what they Sell and Say that the white people below give great prices for everything &c," Clark complained (Nov. 1, 1805). When the Indians didn’t receive what they considered a fair price for their services, they sometimes compensated themselves, through what Lewis and Clark considered thievery.

The explorers disparaged much of what they saw of Chinook culture, but they greatly admired the Indians’ canoes. Using stone adzes, the Chinooks hollowed out great cedar logs, then filled them with water and hot rocks, to stretch out the sides. Chinook canoes were lighter, wider, and more maneuverable than any the explorers had ever seen. Lewis managed to acquire one by trading one of the expedition’s rough-hewn dugouts, sweetening the exchange with a hatchet and a few other goods.

At The Dalles, the expedition passed a village of 20 wooden houses, the first they had seen since leaving Illinois. They were leaving the treeless plains of the middle Columbia -- where Indians lived in houses made from reed mats -- and moving into the dense forests of the coastal zone. As they approached the mouth of the Columbia, the fog was so thick at times that they couldn’t set out until mid-morning or later, and even then had to rely on the navigating skills of the Chinooks they hired as river guides. Still, they knew from the change in scenery that they were approaching the sea and the end of their westward journey.

Upper Celilo Falls on the Columbia River, 1913

Photo by Albert Henry Barnes, Courtesy UW Special Collections (1423)

Fuentes:

The Journals of the Lewis & Clark Expedition, Vol. 5-7, ed. by Gary E. Moulton (Lincoln: University of Nebraska Press, Vol. 5-7, 1991) Stephen E. Ambrose, Coraje impávido (New York: Simon & Schuster, 1996) Emory and Ruth Strong, Seeking Western Waters (Portland: Oregon Historical Society Press, 1995) Voyages of Discovery ed. by James P. Ronda (Helena: Montana Historical Society Press, 1998.


Grizzlies getting closer to old Great Falls stomping grounds

CLOSE

Young grizzlies bears are expanding the range of the population in northcentral Montana.

A track left by a grizzly bear near the Missouri River northeast of Great Falls earlier this year. (Photo: Montana Fish, Wildlife and Parks)

Grizzly bears are inching closer to Great Falls, Montana's third largest city, where two centuries ago they chased members of the Lewis and Clark expedition and vice versa.

“It’s just a matter of time before bears are on the outskirts of Great Falls,” says Mike Madel, a grizzly bear management specialist with Montana Fish, Wildlife and Parks.

On June 1, a plucky pair of young grizzlies turned up at the mouth of Box Elder Creek, where it enters the south side of the Missouri River, between Ryan and Morony dams.

That’s 12 miles northeast of Great Falls, a city of 60,000 residents – and the same vicinity where Pvt. Hugh McNeal, a member of the Lewis and Clark expedition, ran into a grizzly bear in July 1806, when the expedition passed through the area on its homeward journey.

The expedition also portaged around a series of "great falls" on the Missouri River on its way west in 1805. Today, those water falls are the location of hydroelectric dams.

“Oh wow, so that’s very close,” Norman Anderson said of the locations of the historical and modern-day bear sightings.

Anderson is a Lewis and Clark expert who plays Meriwether Lewis in reenactments of the expedition’s portage around the falls.

McNeal, who was traveling on horseback from the expedition’s upper and lower portages to check a cache, was forced to scramble up a willow tree after he was thrown from the horse and broke the butt of his gun over the bear’s head, Anderson said.

His encounter was documented in Lewis’ journal.

The return of the pair of young grizzly bears to the Great Falls vicinity a week ago was documented by a landowner who took pictures of the bears running across a grassy green hillside.

“Each year it’s more likely bears will be close to town,” Madel said.

Where the bears were seen also is in the vicinity of bike and walking trails that are part of the River’s Edge Trail system centered in Great Falls.

One of the system's stops along the north trail is “Box Elder Creek Scenic View.”

FWP says the presence of the young grizzly bears just downstream from Great Falls drives home the importance of making rural residences safe.

The animals can be attracted by unprotected food ,including grain, livestock feed, beehives, livestock, garbage and pet food.

In the olden days, bison brought bears to Great Falls, Anderson said. “The buffalo came across by the tens of thousands every year."

Back then, the great falls of the Missouri River was a major bison crossing.

One shallow section of the river is located near the current railroad crossing over the river near the Great Falls Tribune building, Anderson noted.

In the 1960s, Anderson recalled, a guy drove a Jeep across that shallow section of river and a local auto dealership had him do it again so they could film a commercial.

Bison weren’t always as successful in making it to the other side. If they crossed when the river was flowing high, some would be swept down the river and be injured or killed on the water falls, Anderson said.

As a result, there were a lot of dead buffalo around.

And dead bison attracted hungry grizzly bears.

“There’s bears all over,” Anderson said.

Bison are long gone. Anderson wonders what's bringing the bears back.

"What' they're doing out here now on the prairie I don't know," he said.

It's just the natural expansion of a healthy, growing grizzly bear population that's putting them in closer proximity to people, FWP's Madel said.

“I think these bears are searching for areas to develop new home ranges," he said.

Historically, grizzly bears occupied grasslands like Great Falls all the way to the Mississippi River but they’ve been gone for more than 100 years.

In recent years, grizzly bears have been traveling river corridors like the Sun, Marias, Dearborn and Teton rivers east of the Rocky Mountain Front to the high plains.

The expansion onto the plains has come as the Northern Continental Divide Ecosystem population of grizzly bears of northwestern and northcentral Montana continues to recover.

The population, currently listed as threatened, is more than 1,000 bears and growing at about 2 percent a year.

Sub-adult bears are the dispersing mechanism for grizzly bear population expansion, Madel said.

Most often it’s young males, which don’t take on a portion of the mother’s home range, that really travel.

“They go off far and wide, and they are exploring new places,” he said.

Right now, several groups of sibling bears are traveling together without their mother, he said.

Two young bears also were seen the last week of May along the Teton River near the vicinity of Floweree 24 miles northeast of Great Falls, and Carter, which is 5 miles northeast of Floweree, Madel said.

The bears that showed up just northeast of Great Falls are likely the same bears as those seen near Floweree and Carter, Madel said.

Monte Giese, who lives on the Teton seven miles north of Carter, was outside when he saw two bears 200 yards away from his house. He shot video of them walking across a field.

“I may not be in the majority, but I think the fact we live in a landscape that can support those kind of animals is pretty neat,” Giese said.

Eventually, they took off down the Teton River, and presumably headed south toward the Missouri River and Great Falls.

To reach Box Elder Creek northeast of town, the bears would have had to cross the Missouri River, a formidable obstacle when it’s flowing high in the spring.

Grizzlies are good swimmers, but Madel doubts they would have attempted to swim the Missouri at the rate it’s flowing now.

However, the reservoir area above the Morony Dam is calm.

“It’s really possible they got down to the river and they got to the still water of Morony Reservoir, and they swam the reservoir,” Madel said.

On the west side of the Continental Divide, Madel noted that bears have crossed sections of Flathead Lake.

“In this case, I wouldn’t say it’s unusual, but it’s certainly a first in recent history a bear has made it across the Missouri River that we know of,” Madel said.

Box Elder Creek, where the 21st Century grizzlies were seen, is too steep to farm and hasn’t changed much since the Lewis and Clark Days, Anderson said.

“If they swam the river, then they could go up Box Elder Creek,” Anderson said.

On June 14, 1805, a grizzly bear chased Lewis into the Missouri River. Today, an iron grizzly bear sculpture in West Bank Park marks the approximate location.

Adam, a 450-pound grizzly bear, is coaxed into a fierce display as actor Norman Anderson portrays Meriwether Lewis while filming a scene in the Missouri River in Great Falls in 2004. The re-enactment was part of a film highlighting the Lewis and Clark expedition's portage around the Great Falls of the Missouri, when one grizzly chased Lewis into the Missouri River. Now grizzlies are returning to the Great Falls area after a long absence. (Photo: Robin Loznak)

The encounter probably occurred closer to where the Albertson’s grocery store parking lot is today because the river was wider 200 years ago, Anderson said.

In 2004, Anderson played the role of Lewis in a reenactment of that encounter for a short film on the expedition. A 450-pound, 6-foot-8 young grizzly named Adam was brought in for the part of the wild grizzly, roaring and swatting his big paw. At some point, Anderson recalled, Adam got bored and jumped a fence set up to keep him in like it wasn't there.

"He takes off running across there, because it's pretty shallow," Anderson said. "When he hit the current on the north side of the river, it swept him a way like he was a twig."

Adam pulled himself out of the river at Steamboat Island downstream.

Another location where expedition members clashed with bears came at the upper portage camp on the banks of the river off of what is now Lower River Road.

“They had bear trouble all around there,” Anderson said. “They actually went and hunted bear a couple of times on White Bear Island to try to get rid of them because they were having bears raid their camp at night.”

Lewis and Clark hunted the bears and used the oil for cooking, Anderson said.

Historical accounts of the Crow and Blackfeet also document grizzly bears being close to their camps on the high plains, Madel said.

“Certainly Great Falls must have been a favorite area,” Madel said.

Obviously, people get concerned about grizzly bears being around, but in general the bears are wary of people, Madel said.

“They usually run,” Madel said of the sub-adults that are searching out new territory. “But they are learning and dispersing and exploring new habitat and that brings them into close proximity to people.”

FWP has received no reports of the young bears since they were seen June 1 northeast of Great Falls.

“It will be interesting to see where the next observation of those two are,” Madel said.

With areas east of the mountains dominated by cropland, there is less suitable habitat available for grizzly bear occupancy, Madel says.

There is one place in northcentral and central Montana where grizzly bears might be able to make a go of it, and that's the Missouri River Breaks, Madel said. That's because it includes vast areas of public land such as the Upper Missouri Breaks National Monument and the Charles M. Russell National Widlife Refuge.

“If a bear makes it out there, it might actually stay there and all of a sudden you have the creation of an island population,” Madel said.

Secure food, FWP advises

Montana Fish, Wildlife and Parks is advising homeowners in areas where grizzly bears are now showing up to take down bird feeders, secure garbage inside a closed garage or secure shed, feed pets inside, clean up chicken and livestock feed and remove all odorous substances such as hummingbird feeders.

FWP also advises ranchers and farmers to use some form of aversive conditioning if they see a grizzly in their yard. That could be firing cracker shells provided by FWP. Firing the shells creates a loud noise and is meant to scare the bears off. It is legal to escort a bear off private property in a vehicle, but it’s considered illegal harassment to chase them for a long time, FWP says.


Setelah bergegas menjelang badan utama ekspedisi itu, Meriwether Lewis dan empat orang tiba di Great Falls di Sungai Missouri, mengesahkan bahawa peneroka menuju ke arah yang benar.

Meriwether Lewis dan William Clark telah melancarkan ekspedisi mereka ke Pasifik pada tahun sebelumnya. Mereka menghabiskan musim sejuk tahun 1804 dengan Indian Mandan di North Dakota saat ini. The Hidatsa Indians, yang tinggal berdekatan, telah mengembara jauh ke Barat, dan mereka membuktikan sumber maklumat penting bagi Lewis dan Clark. The Hidatsa memberitahu Lewis dan Clark mereka akan datang ke air terjun yang besar di Missouri ketika mereka mendekati Pegunungan Rocky, tetapi mereka meyakinkan para kapten yang di sekitar air terjun kurang dari setengah batu.

Berbekalkan maklumat berharga ini, Lewis dan Clark meneruskan perjalanan mereka ke Missouri yang diiringi oleh 33 parti pada bulan April. Ekspedisi itu memberi masa yang baik, dan pada awal bulan Jun, peneroka mendekati Pegunungan Rocky. Pada 3 Jun, bagaimanapun, mereka datang ke garpu di mana dua sungai yang sama besar bersatu. "Mana antara sungai-sungai ini adalah Missouri?" Lewis bertanya dalam jurnalnya. Sejak sungai yang datang dari utara paling menyerupai Missouri dalam kekacauan berlumpur, kebanyakan lelaki percaya ia mestilah Missouri. Walau bagaimanapun, Lewis berpendapat bahawa air dari Missouri akan mengembara hanya jarak dekat dari pergunungan dan, oleh itu, akan jelas dan pantas berjalan seperti garpu selatan.

Keputusan itu penting. Jika penjelajah memilih sungai yang salah, mereka tidak dapat mencari Shoshone Indian dari mana mereka merancang untuk mendapatkan kuda untuk pelabuhan di atas Rockies. Walaupun semua lelaki mereka tidak bersetuju, Lewis dan Clark membuat kesimpulan bahawa mereka perlu meneruskan garisan selatan. Walau bagaimanapun, untuk mengelirukan, para kapten memutuskan bahawa Lewis dan parti empat akan mempercepatkan berjalan kaki. Jika Lewis tidak lama menemui air terjun yang besar, Hidatsa telah memberitahu mereka tentang, parti itu akan kembali dan ekspedisi itu akan kembali ke sungai yang lain.

Pada hari ini pada tahun 1805, empat hari selepas menjulang ke hadapan badan utama ekspedisi itu, Lewis sangat gembira mendengar "bunyi air jatuh yang menyenangkan." Tidak lama selepas dia "melihat semburan itu muncul di atas dataran seperti lajur merokok . mula membuat kelembapan terlalu besar untuk disalah anggap sebab apa-apa yang menyebabkan kejatuhan yang besar di Missouri. "Menjelang tengah hari, Lewis telah sampai ke air terjun, di mana dia menatap kagum pada" spektrum yang sangat besar . penglihatan paling hebat yang pernah saya diadakan. & quot

Lewis dan Clark telah betul-betul di garpu selatan adalah Sungai Missouri. Garpu utara yang misterius sebenarnya adalah Sungai Marias. Sekiranya para penjelajah menguasai Marias, mereka akan mengembara ke utara Rockies di mana pas mudah membawa seluruh pergunungan ke saliran Columbia River. Walau bagaimanapun, Lewis dan Clark tidak akan menemui orang India Shoshone dan tidak mendapat kuda. Tanpa kuda, persimpangan mungkin gagal.

Tiga hari selepas mencari jatuh, Lewis bergabung semula dengan Clark dan memberitahunya berita gembira. Walau bagaimanapun, ketenangan para kapten tidak bertahan lama. Mereka kemudiannya mendapati bahawa pelabuhan di sekitar Great Falls bukanlah jarak yang mudah dilalui oleh pihak Hidatsa, melainkan menghukum perjalanan sepanjang 18 batu di kawasan kasar yang ditutupi dengan kaktus spiky. Pelabuhan Besar, seperti yang dipanggil kemudian, akan membawa lelaki itu hampir sebulan untuk disiapkan. Menjelang pertengahan bulan Julai, ekspedisi itu sekali lagi bergerak ke hadapan. Sebulan kemudian, Lewis dan Clark menemui Shoshone India, yang menyerahkan kuda yang sangat penting untuk kejayaan misi mereka.


Ver el vídeo: 10 Cool Facts About The Lewis u0026 Clark Expedition